TRUMP PREPARA ESTRICTO PLAN PARA CASTIGAR A FAMILIAS INMIGRANTES QUE LLEGAN A LA FRONTERA
ENVIARÍA A LOS PADRES A CUSTODIA PENAL Y A LOS NIÑOS A REFUGIOS SUPERVISADOS POR LA DEPARTAMENTO DE SALUD Y SERVICIOS HUMANOS
14342A.jpg

No deja de sorprender la dura agenda migratoria del presidente Donald Trump. Un nuevo reporte del diario The Washington Post pone en evidencia que su administración quiere disuadir a como de lugar, la inmigración ilegal a través de políticas migratorias cada vez más severas en la frontera sur.

El diario capitalino conoció que Trump pretende cambiar las regulaciones de detención de niños inmigrantes retenidos en la frontera, en busca de una mayor flexibilidad para retener a las familias durante más tiempo y hacer un mayor escrutinio sobre los menores.

El borrador de 96 páginas de las regulaciones, al que tuvo acceso el periódico, indica que la Administración Trump está considerando detener a las familias por períodos más largos y someter a los menores no acompañados a un mayor escrutinio que podría facilitar la expulsión.

También permitirían a los funcionarios separar a padres e hijos si mantenerlos unidos supone una “carga excesiva” para las operaciones del gobierno.

El borrador el 20 de abril y llega en un momento en que Trump y su equipo migratorio están implementando políticas que podrían aumentar drásticamente la separación de padres e hijos detenidos en la frontera.

El lunes 7, el fiscal general, Jeff Sessions, anunció que el Departamento de Justicia presentará cargos penales contra todos los ciudadanos extranjeros sorprendidos cruzando la frontera ilegalmente, un esfuerzo que pretende frenar la inmigración ilegal.

Esto enviaría a los padres a custodia penal y a los niños a refugios financiados con fondos federales supervisados por la Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS).

Las regulaciones, elaboradas por el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) y el Departamento de Justicia, proporcionarían nuevas reglas sobre cómo deberían tratarse los niños detenidos.

Según las normas actuales, el gobierno tiene hasta cinco días para transferir a los niños detenidos en dependencias del Departamento de Seguridad Nacional a un centro residencial familiar, donde se quedarían con sus padres.

La administración de Trump reemplazará la fecha límite de transferencia de cinco días con el estándar más ambiguo de “lo más expeditamente posible”.  

 

Edición de esta semana
PLANES PARA ESTABLECER EL MUSEO DE LA HERENCIA LATINA EN LA CIUDAD DE HOPE
En la ciudad de Hope, la ciudad natal del ex presidente Bill Clinton, se están completando los planes para establecer un Museo de la Herencia Latina, una corporación sin fines de lucro.    / ver más /
La Diócesis Católica de Little Rock confirmó el jueves 27 que pagó $790.000 a cinco hombres que acusaron a un sacerdote de Arkansas que abusó sexualmente de ellos cuando eran ninos a principios de los años 70.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Trump ha convertido las amenazas y ultimátum en algo cotidiano, a menudo vía Twitter.   / ver más /