ABSUELTA ELBA ESTHER GORDILLO, LA LIDER DEL SINDICATO DE MAESTROS DE MÉXICO
LA PUESTA EN LIBERTAD DE GORDILLO DESGASTA AÚN MÁS AL SALIENTE GOBIERNO PRIISTA Y ABRE UNA ZONA DE FRICCIÓN PARA ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR. 
14604A.jpg

Elba Esther Gordillo, la líder del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación de México (SNTE), el mayor de América Latina vuelve a estar libre de todos los cargos tras cinco años y medio de batalla política y judicial. Un juez federal decidió el martes 8 que no estaban suficientemente acreditadas las acusaciones de delincuencia organizada y lavado de dinero, las últimas causas pendientes de La Maestra, de 73 años.

Símbolo del inmenso poder corporativo mexicano, militante del PRI hasta su expulsión en 2006 y una de figuras de mayor influencia política durante las últimas décadas, su detención supuso uno de los primeros golpes de efecto del recién inaugurado Gobierno de Enrique Peña Nieto en su campaña contra la corrupción. Su puesta en libertad, sin que el tribunal haya entrado si quiera en el fondo de la cuestión, representa también otro clavo en la tumba de aquel nuevo PRI.

Gordillo fue capturada en febrero de 2013 por policías federales en el aeropuerto de Toluca (Estado de México), cuando se disponía a volar en su jet privado. La Maestra ya había perdido entonces el favor del PRI tras aliarse con los gobiernos panistas y, sobre todo, había rechazado la reforma educativa de Peña Nieto que desactivaba en parte el ecosistema del poderoso sindicato de maestros, con más de 1,6 millones afiliados. 

El primer y principal cargo que se le imputó –desestimado definitivamente por el fallo del juez federal– fue el desvío de fondos por cerca de 2.000 millones de pesos (104 millones de dólares) provenientes de cuotas sindicales.

La Fiscalía –PGR– redobló la munición pocos meses después, con la acusación de un nuevo delito: un fraude fiscal de unos 160.000 dólares en 2008 para asegurarse de que no consiguiera la libertad a través de subterfugios legales. Durante este periodo, fue repetidamente rechazado un amparo de la defensa para lograr el arresto domiciliario por cuestiones de salud.

La carrera de Gordillo fue creciendo desde sus orígenes a la sombra del poder político mexicano. Nacida en Comitán, Chiapas, en 1945, en una familia humilde, trabajó de camarera y telefonista. Hasta que encontró la veta del ascenso social en el entorno de los maestros sindicados. En 1977 ocupó su primer cargo dentro del Comité Ejecutivo. En 1989, de la mano del presidente Carlos Salinas de Gortari (1988-1994), se convirtió en la líder máxima del poderoso sindicato, cargo que ocuparía vitaliciamente durante más de 20 años.

Jugó un papel decisivo en las elecciones de la década de los 90. Ella misma ocupó distintos cargos en la bancada priista en el Congreso. Con la alternancia en el Gobierno del año 2000, La Maestra también cambio de bando. Su alianza con Vicente Fox le valió la expulsión del PRI y la formación de su nuevo partido que, paradojas de la política mexicana, volvió al redil priista con la alianza en las recientes elecciones.

La puesta en libertad de Gordillo, sin que los tribunales hayan siquiera entrado al fondo de la cuestión, no sólo desgasta aún más al saliente gobierno priista, sino que abre una nueva zona de fricción para Andrés Manuel López Obrador. 

 

Edición de esta semana
LA CARAVANA MIGRANTE LLEGA A FRONTERA CON EE.UU.
El primer grupo de la caravana de migrantes partió el 13 de octubre de San Pedro Sula, Honduras ya ha llegado a la frontera. Esta avanzada, compuesta por alrededor de 80 personas de la comunidad de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales (LGBT), ya se encuentra en Tijuana y sus integrantes pretenden ser los primeros en pedir asilo a las autoridades estadounidenses.   / ver más /
Por Michel Leidermann En una estupenda ceremonia y banquete de gala el viernes 28 de septiembre en el Centro Presidencial William J. Clinton de Little Rock, se entregaron los certificados de becas a 55 estudiantes universitarios latinos de Arkansas Central.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Es difícil adaptarse a estos tiempos en que la falta de ética y de respeto se han legitimado. Hace tres años, analizando los primeros pasos de la campaña de Trump, pensaba que cada vez que escupía alguna barbaridad racista en las concentraciones, o se descubría algo más sobre su distintivo desprecio a las mujeres, los votantes que aún sentían algo de humanidad, le harían de lado.    / ver más /