¿ICE O NO ICE?
Por Michel Leidermann

Las llamadas para abolir la agencia de Inmigración y Aduanas (ICE)  no comenzaron con la reciente separación familiar en la frontera, pero el clamor ha aumentado en las últimas semanas entre activistas, legisladores, y políticos en general. Los demócratas en el Congreso propusieron un proyecto de ley que establecerá un grupo de trabajo para recomendar una nueva agencia “más humana” para reemplazar a ICE.

La agencia creada hace 15 años ha acumulado una historia problemática de extralimitación y abuso, y se ha convertido en un símbolo de nuestro debate sobre la inmigración. 

Un informe de junio de la Oficina del Inspector General del Departamento de Seguridad Nacional, encontró que la ICE no cumplía con los estándares de aprehensión, mientras que los datos de las quejas obtenidos por el sitio de noticias Intercept, exhiben un patrón preocupante de abuso sexual en los centros de detención. Y 27 inmigrantes han muerto bajo custodia de ICE desde 2015, según la Asociación Estadounidense de Abogados de Inmigración.

Dada esta historia, el escrutinio riguroso del ICE, si no su eliminación, puede estar justificado. Pero no está claro cómo sería el sistema de inmigración sin ICE. Tampoco está claro si quienes llaman a abolir el ICE tienen una visión coherente y unificada de lo que debería ocupar su lugar. ICE fue creado como parte de una revisión del aparato de seguridad nacional causado por el pánico, miedo y confusión luego de los ataques del 11 de septiembre.

Pero no podemos decidir qué debe hacer ICE o cualquier alternativa, hasta tener una visión coherente y de largo plazo para la inmigración de los Estados Unidos hoy en día.

La abolición de ICE es un paso de procedimiento hacia la reforma y no la reforma en sí misma. Las decisiones más difíciles: qué tan seguras queremos que estén nuestras fronteras, si debe haber un camino hacia la residencia y ciudadanía, y que hacer con la política de asilo.

 

¿QUE SOY IDEOLÓGICAMENTE? 

Como la mayoría de las personas, mi política y mis pensamientos variarán según el tema a discutir. Raramente una solución factible para un problema será completamente infinita; las mejores soluciones para la mayor cantidad de personas tienden a evolucionar a través del compromiso. El pragmatismo no es algo malo.

Me he vuelto apolítico, es decir, no reclamo afiliación a ningún partido político. No me gustan las etiquetas que marcan a una persona. Lo que busco en política son ideas que puedo aceptar y apoyar completamente. Esto no es fácil dado el clima político en el país. Quiero escuchar los enfoques de los candidatos a los problemas, asegurarme de que acepten los hechos y apoyar o descartar las ideas presentadas.

Mi impresión es que nuestro sistema de partidos políticos ha fallado al estadounidense promedio. Dado que el Congreso se ha vuelto tan divisivo que en muy poco están de acuerdo, al país en su conjunto no se le está proporcionando la representación que nos promete la Constitución. No solo ha empeorado el desempeño del ejecutivo y legislativo, sino que parece que la Corte Suprema puede seguir el mismo camino, lo que significa un gobierno estrictamente partidista, no un gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo.

Espero poder estar aquí el tiempo suficiente para que nuestro país regrese a la cortesía y el servicio a sus ciudadanos, un gobierno verdaderamente representativo que merecemos.

Edición de esta semana
LOS DEMÓCRATAS GANAN EL CONTROL DE LA CÁMARA DE REPRESENTANTES, PERO LOS REPUBLICANOS AUMENTAN SU MAYORÍA EN EL SENADO
Aunque las esperanzas de los demócratas estaban puestas en ganar el Senado y la Cámara Baja en las elecciones de noviembre, el partido solo volverá a controlar la Cámara de Representantes después de siete años, pero los republicanos reforzaron su dominio en el Senado aumentado 4 senadores a su mayoría.    / ver más /
El día de Thanksgiving o Acción de Gracias es una de las festividades más importantes en Estados Unidos, se festeja cada cuarto jueves de noviembre.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La orden de Donald Trump de desplegar miles de militares en servicio activo a la frontera sur para detener lo que caracterizó como una inminente “invasión” de las llamadas caravanas de los migrantes centroamericanos, tuvo su función como farándula política para las elecciones de noviembre 6.   / ver más /