LA GARRAPATA ASIÁTICA INVADE LOS CAMPOS DE ESTADOS UNIDOS Y TAMBIÉN ARKANSAS 
14634A.jpg

La garrapata asiática de cuernos largos invade los campos de Estados Unidos incluyendo Arkansas. Su nombre científico es “Haemaphysalis longicornis” y tiene el potencial de transmitir enfermedades mortales a animales y humanos.

Fue detectada entre ovejas en Nueva Jersey, pero ya hay reportes de su existencia en Arkansas, North Carolina, Nueva York, Virginia, West Virginia y Pennsylvania.

La primera garrapata de este tipo fue reportada en agosto pasado en una oveja islandesa que una mujer tenía de mascota. Se desconoce cómo pudo llegar a Estados Unidos ya que el animal llevaba 12 años en Estados Unidos, creció en solitario y nunca ha viajado fuera.

La garrapata es una especie invasora que puede reproducirse por su cuenta. Una hembra puede dejar cientos de huevos y su apetito es tan grande que puede matar a pequeñas crías de animales.

El insecto puede transmitir enfermedades como el Lyme, babesiosis y el virus Powassan. Las personas con problemas de plaquetas podrían sufrir más de la cuenta si llegan a ser infectadas por alguno de estos males.

Por ahora ninguna prueba ha detectado las bacterias en las garrapatas de cuernos largos, pero los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) sigue de cerca a los insectos. “Es importante hablar de esto así todavía no esté claro que tan grande es la amenaza”, señala  el  CDC. 

 

Edición de esta semana
NIÑO CON DISCAPACIDADES ESPECIALES ES SUPUESTAMENTE GOLPEADO POR ASISTENTE DE MAESTRO EN LA ESCUELA SECUNDARIA “CLOVERDALE” 
Por Michel Leidermann
Según lo denunció María Alba, la madre, a su hijo Juan Pablo Méndez Alba de 12 años de edad que asiste a la Cloverdale Middle School en Little Rock, fue agredido físicamente por un maestro del plantel y dice que el incidente fue grabado por dos cámaras de video.   / ver más /
Fotografías por Jimenez Imagery   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El gobierno federal asiste, con vivienda y alimentos a varios de los 46,2 millones de pobres de EE.UU., pero la educación y la salud son cada vez más esquivas   / ver más /