EL “DIECIOCHO” CELEBRA LA INDEPENDENCIA DE CHILE
14700A.jpg

La independencia de Chile corresponde al proceso histórico que permitió la emancipación de Chile del Imperio español, que acabó con el periodo colonial e inició la conformación de una república independiente.

Usualmente, la historia define a este periodo como aquel comprendido entre el establecimiento de la Primera Junta Nacional de Gobierno (18 de septiembre de 1810) y la abdicación de Bernardo O’Higgins, al cargo de director supremo (28 de enero de 1823). 

Este periodo es dividido de acuerdo con historiadores en tres etapas: la Patria Vieja (1810-1814), la Reconquista, llamada también Restauración Monárquica o Absolutista (1814-1817), y la Patria Nueva (1817-1823). 

Durante la mayor parte de ese periodo, se llevó a cabo una guerra entre realistas, partidarios de la monarquía española, y patriotas, partidarios de la independencia.

El conflicto bélico se inició en 1811 con el motín liderado por Tomás de Figueroa y cesó en enero de 1826 con el combate de Bellavista, liderado por Ramón Freire en la isla de Chiloé al sur del país, y la firma del Tratado de Tantauco que consiguió la anexión definitiva del archipiélago de Chiloé al territorio nacional, el cual constituía el último reducto español en el territorio.

Oficialmente, la emancipación de Chile fue declarada el 1 de enero de 1818 a través del Acta de Independencia de Chile, oficialmente jurada el 12 de febrero de 1818 y fue finalmente reconocida por España el 24 de abril de 1844. ​

Los preparativos para las celebraciones del 18 de septiembre (“El Dieciocho”) comienzan en los primeros días del mes. Por esta razón, el mes de septiembre en Chile también se llama “mes de la patria”. La gente se reúne para celebrar en las plazas públicas, los parques de las ciudades y en el campo en lugares llamados “ramadas” y “fondas” que cuentan con pistas de baile, tiendas con tragos y comida chilena se celebran rodeos, bailan cueca (el baile nacional) y toman vino tinto chileno y pisco sour junto con empanadas y “cazuelas”. 

 

Edición de esta semana
ORÍGENES DE LA INDEPENDENCIA DE MÉXICO
El proceso de la independencia de México fue uno de los más largos de América Latina. La llamada Nueva España permaneció bajo el control de la Corona española por unos tres siglos. Sin embargo, a finales del siglo XVIII, ciertos cambios en la estructura social, económica y política de la colonia llevaron a una élite ilustrada de novohispanos a reflexionar acerca de su relación con España. Sin subestimar la influencia de los tres eventos históricos principales: la Ilustración (el movimiento filosófico, político, literario y científico que se desarrolló en Europa y sus colonias a lo largo del siglo XVIII), la Revolución Francesa (un conflicto social y político, con diversos periodos de violencia, que convulsionó Francia y, por extensión de sus implicaciones, a otras naciones de Europa de 1789 a1799) ni la independencia de Estados Unidos, el hecho que llevó a la élite criolla a comenzar el movimiento emancipador, fue la ocupación francesa de España, en 1808.    / ver más /
A lo largo de su historia, México tuvo varios himnos nacionales que –por una u otra razón- terminaron en el olvido.    / ver más /
Septiembre 15 - Octubre 15  Durante el Mes de la Herencia Hispana (septiembre 15 - octubre 15), América celebra la cultura y las tradiciones de sus raíces en España, México y las naciones de habla hispana de América Central, Sudamérica y el Caribe.  / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La capacidad del periodismo estadounidense para presentar las noticias libres de intimidación política y responsabilizar a los líderes políticos por sus acciones es uno de los elementos más importantes de la democracia en los Estados Unidos. Los estadounidenses damos por sentado que los medios de comunicación exponen a los funcionarios deshonestos que infringen la ley o abusan de los poderes de su cargo.    / ver más /