¿CUÁNTO TIEMPO MÁS?
Por Michel Leidermann

Aquellos que hacen de la política un medio para ganarse la vida, a menudo asumen que, a otras personas, la política les importa tanto como a ellos. Pero no es así.

Apenas la mitad de los electores inscritos vota en las elecciones presidenciales (la media de las últimas 10 es 53%). Muchos menos vota en otras elecciones primarias o de medio término, y en la mayoría de los casos incluso aquellos que votan, probablemente no conocen las posiciones y antecedentes de los candidatos.

Entonces, si ese 53% está dividido casi en partes iguales entre los partidos republicano y demócrata, el país resulta siendo gobernado por solo el 27% de los votantes.

A esta altura, muchos seguidores de Trump, apretan los dientes y toleran su comportamiento escandaloso debido a los “resultados” de la política de Trump. Muchos críticos se han unido a la “resistencia” contra Trump principalmente por la forma en que ha desmantelado gran parte del legado de los 8 años de Barack Obama.

En esta era de las órdenes ejecutivas y la creciente autoridad administrativa de Trump, él puede usar su pluma y su teléfono para revocar la mayor parte de lo que Obama hizo. Pero, un futuro presidente demócrata podrá usar los mismos medios para revocar las ordenes de Trump.

No está claro cuánto tiempo más los estadounidenses pueden aguantar a un presidente que es tan impredecible e indisciplinado y que ocupa el cargo solo porque tuvo la suerte de enfrentarse con una candidata cuestionable (Hillary).

Entre las personas que conozco algunos votaron por Trump, otros por Clinton, la mayoría porque no les gustó el otro. Pero cada vez más están rechazando el caos y las bufonadas de Trump y anhelan “un retorno a la normalidad”.

El escandaloso comportamiento de Trump podría entonces llevar al control demócrata del Congreso este 6 de noviembre y a la presidencia en 2020.

 

¿SE ESTÁ ENRIQUECIENDO TRUMP?

Cabe preguntarse si Donald Trump se está enriqueciendo durante la presidencia cuando promueve sus empresas como el Trump International Hotel en Washington DC, su club de golf Mar-a-Lago en Florida, y otras.

Las empresas de Trump atraen a todo tipo de gente que busca agraciarse con su gobierno. Mar-a-Lago, donde Trump a menudo juega golf, ha duplicado su cuota de ingreso a $200,000 desde que Trump asumió el cargo.

El Trump International Hotel en Washington es tan pretendido por diplomáticos extranjeros para sus eventos, que algunos han tenido que trasladarlos a otros hoteles de Trump por falta de espacio.

Los funcionarios estatales y locales también están tratando de ganarse el favor del gobierno, alojándose en hoteles de Trump.

A diferencia de otros presidentes, Trump no ha vendido sus propiedades ni creado un fideicomiso “ciego” (blind trust) para separarse completamente de sus negocios, ni publicado sus declaraciones de impuestos, supuestamente porque está siendo auditado. Trump cedió las operaciones diarias de sus empresas a sus hijos Don Jr. y Eric, pero está en contacto continuo con ellos.

Trump ha dicho que por ley “el presidente no puede tener un conflicto de intereses”. Bajo las cláusulas de Emolumentos en la Constitución, el presidente solo puede obtener ingresos de su salario, y sin embargo Trump se está enriqueciendo con sus empresas, durante su presidencia.

Los tribunales decidirán futuramente si Trump ha violado la cláusula de emolumentos, pero el tribunal de la opinión pública debería condenarlo por violar su obligación presidencial de ser un modelo de comportamiento en todos los aspectos del gobierno público. 

 

 

Edición de esta semana
UNA PROFESIÓN DE SERVICIO AL PRÓJIMO Y SATISFACCIÓN PERSONAL QUE PUEDE SALVAR VIDAS
EL LATINO entrevistó a tres técnicos latinos bilingües de emergencias médicas (EMT) para aprender sobre sus experiencias y perspectiva personal sobre su trabajo en el Metropolitan Emergency Medical Services (MEMS).    / ver más /
CELEBRARON LA INDEPENDENCIA DE MÉXICO EN CONWAY... / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
No entiendo por qué las personas temen y/o odian a otras que son diferentes a ellos. ¿No somos todos diferentes, incluso cuando compartimos el mismo color de piel, religión, cultura o herencia?   / ver más /