LA NARIZ DEL PRESIDENTE
Por Michel Leidermann

Pinocho, el muñeco de madera al que le crece la nariz cada vez que miente, imaginado por el escritor italiano Carlo Collodi a finales del siglo XIX, ha renovado su popularidad gracias a Donald Trump. 

Mentir es algo que para el actual presidente es literalmente necesario como respirar. Trump es incapaz de articular una sola palabra sin exagerar, deformar o decir lo contrario de la verdad.

El diario The Washington Post se ha empeñado en la tarea de comprobar todo lo que dice el presidente en función de su ajuste a los hechos. El personaje que cuenta los resultados es simbolizado por un gracioso dibujo de Pinocho:  Un Pinocho es una mera omisión o exageración; Dos, una omisión o una exageración realmente significativa; Tres, un error factual o una contradicción; Y cuatro, el embuste llano y simple.

En 649 días de presidencia, hasta el jueves 6 de diciembre, comprobó 6.420 embustes, una buena parte repetidos una y otra vez. 

Las campañas electorales son especialmente propicias para los impulsos mentirosos del presidente y para una de sus mentiras preferidas: que ya se está construyendo un muro en la frontera de México. 

Para redoblar la mentira, asegura que lo pagarán los mexicanos, aunque mientras tanto pretende que sea el Congreso el que termine autorizando los $5.000 millones, con la amenaza de ordenar el cierre (shutdown) de las agencias federales y las vacaciones forzadas para una parte de los funcionarios o, enfrentar una pelea presupuestaria ritual entre el Congreso y la Casa Blanca, que en muy pocos casos llega a materializarse.

El muro no se está construyendo. No lo pagarán los mexicanos. Y tampoco los congresistas tienen intención de autorizar tan enorme gasto, tal como se encargaron de explicar al presidente los dos líderes demócratas, la Representante Nancy Pelosi y el Senador Chuck Schummer, ante la mirada atónita del vicepresidente, Mike Pence, en una de las escenas más hilarantes que se hayan visto en televisión en directo en el Despacho Oval de la Casa Blanca. En un vídeo en YouTube, el senador recuerda a Trump los Pinochos que está cosechando con sus mentiras. 

 

ALLÁ SI, ACÁ NO

Durante las últimas fiestas de fin de año se me ocurrió que todo este asunto del muro fronterizo y los ilegales, tienen un ángulo un tanto hipócrita. Con frecuencia escucho a conservadores evangélicos blancos que ellos mismos y miembros de sus iglesias van a lugares como Honduras, Nicaragua, México y otros países centroamericanos en viajes misioneros. Ellos van allí para salvar las almas de estas pobres personas. Viven con ellos durante una o dos semanas. Luego vuelven a Arkansas a su vida cotidiana normal.

Sin embargo, estos misioneros que fueron a “salvar” a estos desdichados, que siguen atrapados en su condición pobre y peligrosa los alientan a salir de esa situación. 

Así que cuando algunos de ellos empacan algunas de sus pocas pertenencias e intentan caminar varios miles de millas para llegar a Estados Unidos con la esperanza de una vida mejor, desafortunadamente, para los mismos evangélicos blancos, mientras sus almas aparentemente necesitaban ser salvadas allá, no necesitan ser salvadas acá.

Una mayoría de los mismos evangélicos blancos que apoyan a Trump, las mismas que viajan para “ayudar”, afirman que se necesita un muro fronterizo para evitar que estas personas necesitadas allá, no son aceptadas acá porque traen enfermedades y causan crímenes en los Estados Unidos, 

¡No me parece muy cristiano! 

 

Edición de esta semana
CENTRO DE AYUDA A VICTIMAS LATINAS DE VIOLENCIA Y CRÍMENES
Por Michel Leidermann
EL LATINO visitó las oficinas del Centro de Asistencia a Latinos Victimas de Crimen en North Little Rock para conocer detalles sobre esta nueva organización que está ayudando a las victimas latinas (sin importar su condición migratoria) que han sido víctimas de crímenes y hablan poco inglés para ofrecerles ayuda con los tramites policiales/judiciales, apoyo emocional y desarrollar en la victima la confianza y la seguridad en sí misma para prevenir nuevos siniestros.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La evidencia está a la vista: la Organización Trump, como decenas de otras empresas también habría contratado inmigrantes indocumentados, copiando de este modo una fórmula bastante conocida de beneficio económico al hacer uso de mano de obra sin documentos y, por ende, mal pagada y sin beneficios de salud. Unos necesitan de otros, cierto, pero la balanza siempre se inclina en favor de quien contrata.   / ver más /