Donación de órganos
1543A.jpg
La salud es el regalo mas preciado de la vida, sin salud es difícil disfrutar al máximo todos los acontecimientos especiales que se nos presentan en la vida.
Para quien goza de buena salud es casi imposible percibir el dolor, ansiedad, depresión e impotencia que padece un enfermo. Donar o recibir un órgano parece estar lejos de nuestro entorno cuando en nuestra vida todo marcha bien con nuestra salud y la de nuestra familia, pero es bien conocido que la salud no es para siempre y que no estamos exentos a perderla.
Es difícil creer que existiendo la manera de salvar múltiples vidas, esta oportunidad se desperdicie por falta de información o desconfianza, al negarnos a donar órganos a nuestra muerte o a la muerte de algún familiar, sin pensar que un ser querido nuestro o nosotros mismos podríamos estar en la misma situación de ese enfermo, en un futuro.
El trasplante de órganos es uno de los procedimientos médicos más avanzados con los que contamos hoy en día. ¿Quién se hubiera imaginado, que se podría reemplazar un órgano en mal estado por uno en buenas condiciones? Para realizar un trasplante se necesita no sólo tecnología sofisticada y médicos especializados, sino contar con personas de gran corazón que sean capaces de entregar el regalo más valioso que pueda existir, entregar parte de uno mismo, y así ofrecer el regalo de vida a un ser necesitado.
Ser donante de órganos es el acto supremo de generosidad de un ser humano hacia otro ser humano que, por lo general, no lo conoce. Lamentablemente la lista de esos “desconocidos” que se encuentran a la espera de un órgano supera al número de donantes, con lo cual, todos los años muchos enfermos mueren esperando una donación. Y es precisamente en nuestra comunidad latina donde existe una gran necesidad de donantes de órganos.
Muchas personas que necesitan un transplante de órganos o tejidos no lo obtienen porque no hay suficientes donaciones. Cada mes, más de 2,000 nombres nuevos son registrados en la lista de espera nacional para transplante de órganos. Al menos 16 personas mueren cada día en espera del transplante de un organo vital como un riñón, el corazón o el higado.
Otra razón por la que los latinos deberíamos convertirnos en donantes es que sufrimos de enfermedades que son más recurrentes entre nosotros. “Hay enfermedades que son muy frecuentes en los hispanos como la diabetes tipo 2, y la hipertensión arterial, que es un agravante de cualquier condición física y que pueden llevar al trasplante de corazón.
Son muchos los órganos y tejidos que se pueden trasplantar, entre ellos están: los riñones, el páncreas, el hígado, el intestino, el corazón, los pulmones, las córneas, los huesos, la piel y la médula ósea.
De estos tipos de trasplantes, unos se realizan de una persona que ha fallecido, pero otros pueden ser donaciones en vida, siendo la más común es de riñón. Por lo general, en estos casos, se trata de trasplantes dentro de la misma familia… a un padre, un hijo, un hermano o a un amigo cercano.
Está comprobado que para tener una vida normal, el ser humano sólo necesita de un riñón, con lo cual el riesgo para el donante es mínimo.
También se pueden realizar transplantes de vivo a vivo, considerando uno de los pulmones, segmentos del páncreas o del hígado.
Cada año centenas de personas nacen ciegas o llegan a estar ciegas por daño a la córnea, la capa que cubre el ojo. La vista se puede restaurar con un transplante de córnea. El transplante de la corneas es una operación común, hecha en recién nacidos, o adultos o en personas mayores de edad.
Un sólo donante puede salvar la vida de 8 personas y mejorar las condiciones de salud de más de 50 con los transplantes de órganos, córnea, huesos, piel y otros tejidos.
De esta forma, el hecho trágico de perder a un ser querido, a través de la donación de órganos, se puede transformar en un milagro de vida para muchas personas.
En los Estados Unidos, existen más de 95 mil personas en la lista nacional de espera por un transplante. Un 50% son grupos minoritarios y de estos, los hispanos son el 15%.
Hacerse donante de órganos es algo muy sencillo. Para asegurar que sus deseos de ser donantes de órgano y tejido se llevan a cabo, la persona debe indicar en su licencia de conducir que quiere ser un donante de órgano, y también debe, decirle a su familia que sus deseos son de ser donante de órganos.
La mayoría de los órganos y tejidos provienen de personas que fallecieron. Esto se llama donación cadavérica.
Otra forma de obtener órganos y tejidos para transplante es con donantes vivos, que suelen ser parientes de sangre del receptor. La donación en vida es posible en el caso de transplantes de riñón y médula ósea porque el donante permanece en buena salud y puede llevar una vida normal con un sólo riñón o habiendo donado médula ósea. Las donaciones parciales de hígado, pulmón y páncreas también provienen de donantes vivos.
En la mayor parte de los casos, el transplante proviene de un donante cadavérico (alguien que murió). Los nombres de las personas que esperan transplante de donantes cadavéricos figuran en una lista de espera hasta que los órganos compatibles estén disponibles. La compatibilidad entre los órganos donados y las personas en lista de espera se determina de acuerdo a factores como: tipos de sangre y tejido, urgencia médica, tiempo de espera y edad y peso del donate y del receptor.
Este sistema garantiza que los órganos donados sean ofrecidos a las personas en condición más crítica y a las que tienen mayor compatibilidad con los tejidos del donante. Los órganos son extraídos por cirugía poco tiempo después de la muerte y son preservados y transportados al centro donde se efectuará el transplante.
Puede ser donante de órganos y tejidos si es mayor de 18 años, puede elegir ser donante de órganos cuando muera, firmando una tarjeta de donante universal o la declaración de donante de órganos de su licencia de conducir. si es menor de 18 años, puede ser donante si sus padres o responsable legal dan su consentimiento. incluso las personas mayores pueden ser donantes, especialmente de córneas, piel, huesos y de cuerpo completo.
Casi todos los Estados han aprobado leyes con este fin. Estas leyes requieren que los hospitales cuenten con un sistema para pedir a los familiares de un paciente que falleció que consideren donar sus órganos y tejidos. Los familiares deben firmar un formulario de consentimiento antes de que pueda efectuarse la donación, incluso si la persona había firmado una Tarjeta de Donante Universal o la declaración de donante en su licencia de conducir. Por eso es muy importante comunicar a su familia su decisión de ser donante.
La extracción de órganos y tejidos no debería interferir en las disposiciones normales de funeral y entierro. Se trata de un procedimiento quirúrgico estéril. El aspecto exterior del cuerpo permanece intacto, por lo tanto es posible realizar funerales con ataúd abierto.
Los líderes religiosos del mundo entero (cristianos [católicos, bautistas], islámicos, judíos, etc., menos los Evangélicos Conservadores Independientes) y se encuentran a favor de estas donaciones como expresiones de los más altos ideales humanitarios. Regalar vida es consistente con los principios de la mayoría de las religiones y creencias. Si tiene preguntas acerca de la posición de su religión frente a la donación de órganos y tejidos, consulte a su líder religioso.
El Papa Juan Pablo II declaró que: “Los que creen en nuestro Señor Jesucristo, quien dio su vida por la salvación de todos, deben reconocer la urgente necesidad de la disponibilidad de órganos para trasplantes como un desafío a su generosidad y amor fraternal”.
ESTADISTICAS Y CONTACTOS
> 94,516: Candidatos en espera de transplante al 17 de Diciembre, 2006.
> 22,014: Transplantes realizados nacionalmente entre enero y septiembre del 2006.
> 11,192: Donantes de órganos en la nación entre enero y septiembre del 2006.

• Arkansas Regional Organ Recovery Agency (ARORA) Tel. 1-501-907-9150 o 1-866-660-5433 1100 N. University Ave., Suite 200 Little Rock, AR 72207 http://www.arora.org

• Sofia Ormaza
479.409.0064
• Ivonne Garrison
479.871.8237
2863 Old Missouri Road
Suite 1120
Fayetteville, AR, 72703

ARORA es parte de la Red Unificada para la Donación de Órganos (United Network for Organ Sharing, UNOS).

• United Network for Organ Sharing (UNOS), Post Office Box 2484 Richmond, Virginia 23218 Tel. (804) 782-4800 • Fax (804) 782-4817
http://www.unos.org

Hay tres centros de transplantes en Arkansas: Arkansas Children’s Hospital, Baptist Medical Center y el Hospital de UAMS, todos ubicados en Little Rock . Los tres centros realizan r transplantes de corazón y riñón, mientras que UAMS también hace transplantes de páncreas e hígado.
Otros centros médicos en Arkansas realizan transplantes de tejidos, incluyendo huesos y corneas.
Edición de esta semana
MUERE GEORGE BUSH PADRE, EL PRESIDENTE QUE SELLÓ EL FIN DE LA GUERRA FRÍA
George Herbert Walker Bush murió el viernes 30 a la edad de 94 años. Hubo temores de que después de que su esposa, Barbara, muriera en abril, Bush también podría morir. Fue ingresado en el hospital con una infección de la sangre el 23 de abril, un día después del funeral de la exprimera dama, y permaneció allí durante 13 días.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Donald Trump hizo campaña para los candidatos republicanos en las elecciones intermedias de noviembre con un solo logro legislativo importante: un gran recorte de impuestos para las corporaciones y los ricos.    / ver más /