Aumenta consumo de drogas entre jóvenes indocumentados
Los adolescentes que han logrado cruzar la frontera con EUA saben que las drogas son algo prohibido e ilegal; sin embargo, casi una cuarta parte de ellos las consume y la frecuencia aumenta durante su estancia en EUA. Destaca el caso de la marihuana, que es consumida por 4% de los jóvenes antes de cruzar, aunque la cifra aumenta a 23% mientras se encuentran en territorio estadounidense.
Resalta también el hecho de que la mayoría de los jóvenes repatriados a México, tiene un nivel de estudios de secundaria y bachillerato, y que la mitad estudió en el último año en EUA y habla inglés.
Estos son algunos de los resultados de la investigación sobre el consumo de drogas entre los adolescentes que emigran a EUA, realizada por los Centros de Integración Juvenil.
Los menores fueron entrevistados en las ciudades de Tijuana, Mexicali, Nogales y Ciudad Juárez. Todos los jóvenes entrevistados tenían entre 12 y 17 años de edad y más del 70 %  eran varones.
Los adolescentes que vivían en la zona fronteriza y tenían intenciones de cruzar a EUA reportaron una escolaridad de primaria en 43.8% de los casos, mientras un porcentaje similar había concluido la secundaria. Casi 10 %  hablaba una lengua indígena y antes de migrar todos vivían en familia.
Con relación al consumo de drogas, la mitad de este grupo dijo que éstas son “algo malo, que hace daño”, y mencionaron con mayor frecuencia la marihuana, cocaína, metanfetaminas, solventes inhalables y crack entre las más comunes.
Más de la mitad de los entrevistados declaró que, en general, en territorio mexicano es fácil adquirir estas sustancias.
Cuestionados sobre el consumo, 5.6% de los adolescentes aseguró haberlas ingerido alguna vez en su vida, pero antes de llegar a la zona fronteriza.
De quienes lograron llegar a EUA y fueron deportados, 62.5 %  informó haber laborado en los sectores de la construcción y los servicios, y 60 %  planeaba volver a cruzar.
En cuanto al motivo del consumo de las drogas, 85.7 %  consideraron que son “algo prohibido, cosas ilegales y un mal que acecha a los jóvenes”, y más de 70%  de los adolescentes opinó que el acceso a los enervantes es relativamente sencillo en México y en EUA.
Asimismo, 23.2% reconocieron haberlas ingerido alguna vez, de los cuales 61.5%  lo hicieron por primera vez en Estados Unidos y 38.5% en México.
Entre quienes las consumían antes de cruzar la frontera, 7.1%  mencionó la marihuana, pero una vez en EUA esta cifra se triplicó al 23.2%; el consumo de cocaína pasó de 3.6 a 7.1%  y el de éxtasis aumentó de 1.8 a 3.6%. En cambio, el uso de solventes se redujo de 3.6 a 1.8%.
Los investigadores resaltaron que antes de migrar los jóvenes entrevistados vivían con su familia y no eran jóvees sin educación o en situación de calle. 
Edición de esta semana
CÓMO EVITAR FRAUDES Y ESTAFAS CUANDO COMPRA UNA PROPIEDAD
Por Michel Leidermann
EL LATINO ha tomado conocimiento de frecuentes casos de fraude contra familias latinas (algunos hasta perpetrados por propios latinos), en los cuales estas inocentes familias han perdido todo o invertido en una vivienda, y hasta la misma morada.   / ver más /
El 17 de septiembre a las 4:30 de la madrugada, el cuerpo de bomberos de Midway, en el condado de Baxter (con su capital Mountain Home), tuvo que enfrentarse a una extraña llamarada que apareció de un agujero en la tierra. Después de que el fuego se extinguió por sí mismo expertos intentan entender la razón del fenómeno.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Ninguna fuerza política tiene hoy el poder suficiente en EE.UU.  para cuestionar con éxito las bravuconadas de Donald Trump, pero hay un colectivo que está empezando a alzar la voz de forma espontánea y vigorosa: los estudiantes.    / ver más /