MAL GOBIERNO EN LITTLE ROCK
Por Michel Leidermann
Hace tiempo escuchamos críticas al sistema de gobierno municipal de Little Rock, donde el tema más álgido es la falta de confianza que se tiene en los concejales municipales.
Los eventos que han precipitado aún más las cosas, son:
Primero,  el escándalo sobre el mal manejo de fondos de parte de la  Comisión de publicidad y promoción  de Little Rock (LRAPC), dependiente del consejo municipal, en la cual se gastó dinero recaudado del llamado “2% del impuesto a la hamburguesa” (2% de adicional sobre todos los alimentos servidos en restaurantes de Little Rock) en comidas extravagantes, banquetes sin licitación pública (varios en el restaurante de la presidenta de la comisión), arrendamiento de un local para promoción turística en el West de Little Rock perteneciente a uno de los comisionados, gastos aprobados por el director del Centro de Visitantes y Convenciones de (LRCVB) para una agencia de publicidad sin la documentación prescrita por la propia municipalidad, mal manejo en la compra de un auto como regalo de despedida para el anterior Director que se jubiló, y auto nombramiento del alcalde (ex) y de un concejal municipal (ex) a la propia comisión. El escándalo fue denunciado por un periódico local y finalmente ahora se formará una comisión independiente, para auditar toda la labor de la comisión.
Segundo: la toma de poder el pasado primero de enero de un nuevo alcalde, Mark Stodola, abogado  y ex concejal y ex abogado de la ciudad de Little Rock, quien ha prometido limpiar el manejo de la municipalidad, combatir el crimen, mantener informados regularmente a los residentes de la ciudad, sin secretos ni tapujos.
El caso de la LRAPC es bastante peculiar porque el famoso impuesto a la hamburguesa recauda más de $12 millones anuales, cifra que excede grandemente al presupuesto de otras comisiones similares en ciudades más grandes que Little Rock. La explicación dada es que a diferencia de esas ciudades, el LRCVB es dueña y administra un teatro (Robinson Auditorium), varias salas de reuniones, el centro de convenciones y tres edificios de estacionamiento con un personal total de más de 100 empleados, y que sólo $3 millones van para la promoción de eventos en Little Rock.
Sin importar el resultado de la auditoria, lo cierto es que LRCVB debe adherirse estrictamente a las ordenanzas municipales y a los sistemas contables establecidos. Aunque pueden haber excepciones, estas deben ser completamente justificadas y documentadas. No hay excusa para gastar en comidas y tragos para un promotor que dice traerá a Little Rock 10,000 personas para una convención, y sólo aparecen menos de 2 mil.
En cuanto al sistema de administración de Little Rock, el cargo actual de alcalde de medio tiempo, es sólo una figura de relaciones públicas sin autoridad y sin siquiera derecho a veto. El alcalde es elegido por elección popular, pero el que verdaderamente maneja los asuntos de la ciudad, es el gerente de la ciudad, quien es contratado por el consejo municipal y no depende de la opinión y preferencias de los electores. 
Además de los 10 concejales municipales, 7 representan directamente a sus barrios (ward), y 3 representan a la generalidad sin tener que rendirle cuentas específicamente a sus electores.
Ya es hora de que las cosas cambien. Que cada concejal represente a su barrio y que el alcalde tenga poder de decisión para que todos le rindan cuentas a los electores y se ganen la confianza y la reelección
Edición de esta semana
LA EDUCACIÓN SUPERIOR ES LA CLAVE DEL ÉXITO PARA LOS LATINOS Y PUEDEN RECIBIR ASISTENCIA PARA COMPLETARLA
Sandra Carmona-García, es una Especialista en Educación del Programa TRIO - EOC del Departamento de Educación de los EE.UU., subvencionado por el gobierno federal, diseñado para apoyar a las personas de Arkansas Central interesadas en continuar sus estudios en una universidad o college o en otra institución vocacional / técnica después de graduarse de la secundaría.    / ver más /
Este año el lunes 19 de febrero, se conmemora el Día de los Presidentes, honrándose especialmente a los presidentes George Washington y Abraham Lincoln.    / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El problema con la política es la política. Nos hemos acostumbrado tanto a los partidos políticos concentrándose en algunos asuntos “clave” para cada una de sus ideologías que muchos votantes ya no notan que Washington está ignorando los verdaderos designios del gobierno: los mandatos constitucionales para asegurar la tranquilidad doméstica y promover el bienestar general. Estos designios están siendo infringidos por la prisa de Washington en buscar soluciones económicas que enriquezcan aún más a los políticos codiciosos, a los súper ricos y a los intereses corporativos.   / ver más /