POSICIONES LIBERALES
Por Michel Leidermann

Los candidatos a la presidencia de ambos partidos, progresistas o conservadores, usualmente hablan fuerte en las elecciones primarias sobre sus enfoques para apelar a sus bases. Pero para las elecciones generales, los candidatos se pasan al centro político, para atraer a los votantes indecisos y a los independientes.

Los votantes toleran estos cambios siempre que un candidato no haya sido demasiado extremo en la campana de las elecciones primarias.

Sin embargo, casi todos los actuales precandidatos demócratas se están yendo tan a la izquierda, que el finalmente nominado nunca podrá parecer ser moderado.

Entre estas posiciones extremas, que los republicanos tildan de socialistas, y sobre las cuales no han dicho cuánto costarías y como se pagarían, están: abolir todas las deudas estudiantiles; pagar indemnizaciones a los descendientes de esclavos; demandar a los ejecutivos de seguros de salud por publicidad falsa. Tampoco ninguno ha expresado opiniones sobre los abortos; la posesión de armas de tipo militar; la necesidad de un cuidado de salud para todos; eliminar el Colegio Electoral; establecer un impuesto de 70% a los altos ingresos de los más ricos; etc..

Tal vez tratan de avanzar una posición bastante liberal, incluso si arriesgan que esto significará perder ante Donald Trump en noviembre de 2020.

Tal idealismo turbado no tiene precedentes en la historia electoral estadounidense. Pareciera a que los actuales precandidatos demócratas sin propuestas sensatas y aceptables, no les importa mucho ganar en noviembre.

 

NADA CAMBIA CON LOS POLÍTICOS

Mientras veía las audiencias de juicio político en la televisión, recordé una declaración hecha por el presidente Dwight Eisenhower en 1955. Estaba tratando de aprobar un proyecto de ley de ayuda exterior, pero los miembros republicanos del Congreso no lo aprobaron.

Entonces dijo: “Cada congresista se considera a sí mismo como intensamente patriótico; pero no le toma mucho tiempo al legislador concluir que su primer deber con su país, ES SER REELEGIDO”.

Nada ha cambiado en más de 60 años.

 

AMISTAD

La magia de la amistad está dentro de nosotros.  Y sabios son quienes se percatan que la amistad se cultiva, se riega, se abona, se asolea y se protege. Una vez que crece y es fuerte, pueden pasar años de silencio, océanos de distancia y con un simple encuentro se aviva, como si no hubiese pasado un día de ausencia.

¿Habrá sensación más agradable que una tertulia entre amigos? Nosotros envejecemos, pero, a la amistad no le pasa el tiempo.

Todos los estudios respecto al buen vivir resaltan la importancia de compartir con amigos. Yo no sé si cura los males del cuerpo, lo que sí tengo certeza es que es lo mejor para el alma. Y el cuerpo se alinea con el alma...

Recordar cualquier etapa de la vida con amigos, reír, dialogar y compartir alegrías y tristezas, es sin duda siempre la mejor terapia y una sensación sublime del espíritu.

El abrazo fraternal de un amigo es únicamente comparable al abrazo de los hijos o los nietos. 

¿Tienes amigos? Da gracias a la vida por haberte dado la fortuna de contar con amigos como los que tienes. Con sus virtudes y defectos. Con encuentros y desencuentros. Con silencios y palabras...  

Sentir lo que siento cuando estoy o sé de ellos, es un componente esencial de la sal de mi existencia.

Siempre he pensado que nuestro paso por esta vida se aligera porque existe el sentimiento virtuoso de la amistad. 

 

Edición de esta semana
EL CONEJO Y LOS HUEVOS DE PASCUA
El conejo de Pascua es un personaje que según la leyenda trae canastas llenas de huevos de colores y dulces a los hogares de los niños.   / ver más /
El gobernador, Asa Hutchinson, informó que el número de casos confirmados en Arkansas ha aumentado a 946 con 16 muertes hasta el martes 7 al mediodía.   / ver más /
Las tasas nacionales de matrimonio y divorcio disminuyeron entre 2008 y 2018, pero las tasas variaron considerablemente entre los Estados, según los datos de la Oficina del Censo.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Es difícil de creer, pero hace solo un mes, Donald Trump y sus fieles seguidores descartaban el coronavirus como una crisis generalizada. El 26 de febrero, Trump declaró que “en un par de días el número de los contagiados va a estar cerca de cero”. Era su “opinión personal”, sin datos serios y sin el juicio de los expertos.   / ver más /