México no dará concesión para una 3ra cadena televisiva
1651A.jpg
MEXICO - El gobierno mexicano no planea autorizar una tercera concesión para crear una cadena de televisión a nivel nacional, pero empezará a ofrecer frecuencias para operaciones regionales, dijo el secretario de Comunicaciones y Transportes, Luis Tellez.
La Comisión Federal de Competencia pidió que se abrieran espacios para nuevos participantes del mercado, que permitirían contar con una programación más diversa.
El mercado de televisión mexicano está dividido en aproximadamente el 70% para el Grupo Televisa y 30% para TV Azteca.Tellez dijo que un plan del presidente Felipe Calderón, busca ofrecer frecuencias de televisión y radio en distintas regiones del país, no así una tercera cadena nacional.
La empresa General Electric Co., dueña de la cadena de televisión estadounidense NBC y su filial en español Telemundo, se sumó al Grupo Xtra, propiedad de la familia mexicana Saba, para formar el grupo Palmas 26, y le pidió al gobierno iniciar el proceso para conformar una tercera cadena nacional
Edición de esta semana
GOBERNADOR FIRMA LEYES QUE PERMITEN LICENCIAS DE ENFERMERÍA Y MATRICULA UNIVERSITARIA ESTATAL A BENEFICIARIOS DE DACA 
Por Michel Leidermann
La legislatura de Arkansas finalmente aprobó dos proyectos de ley que benefician a jóvenes DACA (Acción Diferida para los Llegados en la Infancia) y el miércoles 10 el gobernador de Arkansas, Asa Hutchinson, las firmó para entrar en vigencia de inmediato en todo el Estado.   / ver más /
Por Michel Leidermann El gobernador republicano de Arkansas, Asa Hutchinson, dijo a reporteros el miércoles 10, que planeaba firmar un proyecto de ley del Senado SB411 contra el estado de “ciudad santuario” y aprobado por los legisladores el último día de la sesión legislativa, a pesar de su preocupación de que una disposición dentro de la ley podría conducir al más perfilamiento racial.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El proyecto de ley SB 411 de Arkansas contra las “ciudades santuario”, es un ataque dirigido principalmente a Little Rock, que no es una ciudad santuario. Fue aprobado por la legislatura republicana de Arkansas y promulgada por el gobernador Asa Hutchinson   / ver más /