General estadounidense acepta que no hay garantías con nuevo plan de Bush
1656A.jpg
BAGDAD, IRAK - No hay garantías de que el nuevo plan del presidente Bush de enviar 21,500 soldados más a Irak tendrá éxito ni producirá resultados en breve, admitió el general George Casey, comandante de las fuerzas estadounidenses en Irak.
Casey dijo que no esperaba resultados significativos hasta por lo menos el verano o el otoño venideros (junio-julio). “Al igual que con cualquier plan, no existen garantías de éxito, y no va a suceder de un día para otro, pero con un apoyo político sostenido y los esfuerzos concentrados de todas las partes, creo que este plan puede dar resultado”, aclaró Casey.
El embajador estadounidense en Irak, Zalmay Khalilzad, se sumó a Casey y dijo que no se estaban imponiendo plazos a los iraquíes para que actuasen contra los subersivos, pero existía la percepción de presiones a causa de la inacción del gobierno irakí frente a las milicias chiítas. “Las declaraciones que se han hecho acerca de la urgencia de una acción refleja esa duda o preocupación que existe en muchos lugares acerca de si los iraquíes y el liderazgo iraquí van a hacer lo que sea necesario”, dijo Khalilzad.
Tanto Casey como Khalilzad reiteraron que el primer ministro Nuri al-Maliki les había asegurado que no se permitiría que ningún área de Bagdad fuese un santuario para milicias, en una referencia directa a las acciones de la milicia Ejército Mahdi, del clérigo radical chiíta Muqtada al-Sadr.
Casey reconoció además que pasarán meses antes de que se vean los resultados de la operación de seguridad.
“Pienso que ustedes van a ver una modificación gradual en los próximos dos o tres meses, y entonces verán como mejoran las cosas en el verano y el otoño. Va a tomar tiempo”, dijo Casey
Edición de esta semana
GOBERNADOR FIRMA LEYES QUE PERMITEN LICENCIAS DE ENFERMERÍA Y MATRICULA UNIVERSITARIA ESTATAL A BENEFICIARIOS DE DACA 
Por Michel Leidermann
La legislatura de Arkansas finalmente aprobó dos proyectos de ley que benefician a jóvenes DACA (Acción Diferida para los Llegados en la Infancia) y el miércoles 10 el gobernador de Arkansas, Asa Hutchinson, las firmó para entrar en vigencia de inmediato en todo el Estado.   / ver más /
Por Michel Leidermann El gobernador republicano de Arkansas, Asa Hutchinson, dijo a reporteros el miércoles 10, que planeaba firmar un proyecto de ley del Senado SB411 contra el estado de “ciudad santuario” y aprobado por los legisladores el último día de la sesión legislativa, a pesar de su preocupación de que una disposición dentro de la ley podría conducir al más perfilamiento racial.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El proyecto de ley SB 411 de Arkansas contra las “ciudades santuario”, es un ataque dirigido principalmente a Little Rock, que no es una ciudad santuario. Fue aprobado por la legislatura republicana de Arkansas y promulgada por el gobernador Asa Hutchinson   / ver más /