Controversia porque la Guardia Nacional no detuvo a pistoleros en la frontera
PHOENIX, ARIZONA — La decisión de soldados de una unidad de la Guardia Nacional de hacerse a un lado y llamar a la Patrulla Fronteriza en lugar de enfrentar a un grupo de hombres armados en la frontera con México generó molestias entre los activistas contrarios a la inmigración indocumentada .
El comandante de la Guardia Nacional de Arizona declaraó ante un comité de legisladores estatales que busca esclarecer qué sucedió en el incidente ocurrido el 3 de enero.
La decisión de los soldados de la Guardia Nacional de alejarse y llamar a agentes de la Patrulla Fronteriza ha molestado a activistas que pregonan por una vigilancia más fuerte para evitar el ingreso al país de inmigrantes indocumentados.
Por su parte, quienes avalan la decisión de la Guardia Nacional, dijeron que los soldados procedieron de manera correcta, los críticos han cuestionado para qué sirve entonces el despliegue de soldados de la Guardia Nacional.
Cuatro soldados de la Guardia Nacional de Tennessee estaban en el puesto de observación cuando divisaron a entre seis y ocho hombres armados con chalecos antibalas. Los soldados llamaron a los agentes de la Patrulla Fronteriza. La Patrulla buscó a los hombres armados hasta la frontera, pero no pudo encontrarlos. No se efectuaron disparos.
Los soldados formaban parte de un contingente de 6,400 miembros de la Guardia Nacional enviado a cuatro estados fronterizos del sur del país como parte del plan del presidente George W. Bush para que realicen tareas de apoyo a los agentes de inmigración, que así tendrían más tiempo para detener a inmigrantes ilegales.
Entre esas tareas de asistencia figuran la vigilancia de algunos cruces fronterizos, y el manejo de cámaras de vigilancia.
Los soldados, vigilaron la situación, nunca perdieron el contacto con los hombres armados y se trasladaron a otro sitio para evitar un enfrentamiento, dijo el mayor Paul Aguirre, portavoz de la Guardia Nacional de Arizona
Edición de esta semana
MUERE GEORGE BUSH PADRE, EL PRESIDENTE QUE SELLÓ EL FIN DE LA GUERRA FRÍA
George Herbert Walker Bush murió el viernes 30 a la edad de 94 años. Hubo temores de que después de que su esposa, Barbara, muriera en abril, Bush también podría morir. Fue ingresado en el hospital con una infección de la sangre el 23 de abril, un día después del funeral de la exprimera dama, y permaneció allí durante 13 días.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Donald Trump hizo campaña para los candidatos republicanos en las elecciones intermedias de noviembre con un solo logro legislativo importante: un gran recorte de impuestos para las corporaciones y los ricos.    / ver más /