Los padres son fundamentales para el éxito escolar de sus hijos
1707A.jpg
Nadie duda de que, desde hace varias décadas, a Estados Unidos se le conoce en el plano internacional como la potencia más poderosa del mundo. Contar con universidades de prestigio, avances científicos, empresas multinacionales una sólida fuerza militar son tan sólo algunos de los factores que han hecho de la tierra del Tío Sam el punto de referencia en cualquier escala del globo.
Pero ¿hasta cuándo durará la superioridad de la nación del dólar? Muchos países llevan tiempo pisándole los talones a Estados Unidos en una cuestión clave para el desarrollo futuro de cualquier economía: el desempeño escolar y la formación de profesionales.
En este rubro, son varias las naciones que igualaron la inversión nacional de $54,400 millones de dólares en la educación pública. Estados Unidos sigue perdiendo terreno internacional mientras libra una batalla interna para cerrar las desventajas de sus propias minorías.
Datos del Centro Nacional de Estadísticas de Educación señalan que mientras que en 1972 el 78% de los estudiantes eran blancos no latinos, y sólo un 6% eran latinos, en el 2004, 2 de cada 10 alumnos ya eran latinos. El porcentaje de escolares blancos no latinos se redujo al 57%.
A medida que aumentó la población latina, disminuían los resultados generales en los exámenes y los índices de graduación, en parte por los alumnos que se incorporan al sistema sin hablar bien el inglés y por las bajas condiciones económicas en las que viven muchas familias latinas.
Sin duda el progreso de los alumnos latinos está en función del desarrollo social de la comunidad. Hay que tener en cuenta que muchas familias viven en la pobreza, que las condiciones en las escuelas no siempre son las mejores, que hay muchos alumnos para un sólo maestro, que los salas tienen altos niveles de aglomeración y que muchos padres tienen que salir a trabajar sin haber terminado ni siquiera la secundaria y no pueden ayudar a sus hijos con las tareas y ni siquiera participan en las reuniones entre maestros y padres (PTA).
Estas condiciones ciertamente no motivan al estudiante para estudiar fuerte y vencer estos desafíos.
Según cifras de la Organización para el Desarrollo y la Cooperación Económica (OECD), los estudiantes de 15 años de edad de Estados Unidos están muy por detrás del resto de países desarrollados en asignaturas clave como las matemáticas.
Según la calificación promedio del Programa de Evaluación del Estudiante Internacional (PISA), Estados Unidos ocupa el lugar 24 de una lista de 30 naciones liderada por Finlandia, Corea del Sur y Holanda, pero en la que Estados Unidos sólo precede a Portugal, Italia, Grecia, Turquía y México.
Las estadísticas han hecho sopesar a los expertos si Estados Unidos podrá mantener a ese nivel la capacitación necesaria para seguir liderando los avances en la ciencia y las tecnologías de vanguardia.
El desarrollo tecnológico de los EUA depende del progreso en la educación, no sólo porque la calidad de los trabajadores del mañana requiere altos niveles de conocimiento, sino también porque una fuerza laboral altamente capacitada es el requisito previo para poder adoptar nuevas tecnologías e incrementar la productividad”, publicó el Proyecto Editorial de Educación (EPE) que constata que el desempeño de los estudiantes en Estados Unidos continúa cayendo mientras se mantiene en alza el de otros países.
Los jóvenes de otros países consiguen más títulos universitarios que las generaciones anteriores, pero en Estados Unidos es diferente, porque los jóvenes de ahora no se gradúan tanto como los de antes, según EPE, y que además los graduados de secundaria no son lo suficientemente competitivos académicamente y no se está haciendo la transición de enseñanza adecuada de la escuela a la universidad.
No queda otra alternativa para los alumnos latinos que están siendo criados hablando español en sus casas, que aprender bien el inglés porque si no, tendrán que conformarse con trabajos más bajos que reflejen su insuficiente preparación académica.
Edición de esta semana
CIUDAD DE LITTLE ROCK CELEBRÓ EL LANZAMIENTO DE LA TARJETA DE IDENTIFICACIÓN MUNICIPAL
El pasado sábado 7 de julio se inició oficialmente el proceso para que las personas mayores de 14 años que residen dentro de los límites de la ciudad de Little Rock, sin importar su estatus migratorio, puedan obtener oficialmente una tarjeta de identificación municipal. Será muy beneficiosa para personas que no tienen otro medio oficial de identificación y también les serán útiles para conseguir trabajo.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La reunión entre los presidentes Donald Trump y Vladimir Putin en Helsinki será recordada por el bochornoso papel del presidente de Estados Unidos: indigno y lastimoso.   / ver más /