Mejor Educación genera mejores salarios
1709A.jpg
Comparado con otros países Estados Unidos no sólo ha perdido terreno en las calificaciones escolares, sino también ha quedado rezagado en los fondos que destina a la educación. Luxemburgo, Suiza y Noruega, en este orden, le han arrebatado el lugar a Estados Unidos que gasta en promedio $107,614 por cada estudiante, desde que comienza la educación básica hasta que concluye la universidad.
Aunque la media mundial se cifra en $77,204 por alumno, los países citados gastan $188,605, $129,950 y $120,603 respectivamente por estudiante a lo largo de su etapa educativa.
De todos los fondos destinados a educación, Estados Unidos invierte el 6% en la enseñanza preescolar, el 56% entre los grados K-12 y un 38% en la educación superior. Pero aunque se mantiene por encima de otras muchas naciones, las estadísticas reflejan que dinero y resultados, ya no están caminando de la mano.
Gastar dinero en la enseñanza no se traduce necesariamente en una mejor educación o que se terminen graduando más estudiantes antes de incorporarse al mercado laboral. La diferencia es que, aunque en promedio Estados Unidos gasta más dinero en educación que otras naciones, los jóvenes de otros países logran graduarse en mayor proporción.
El gran desafío pasa por cerrar la brecha educativa cuando los padres no hablan bien el inglés y muchas familias con estudiantes, siguen sufriendo desventajas sociales, económicas y lingüísticas.
Cada año, Estados Unidos gasta más de $1,400 millones en programas de intervención en Colegios Comunitarios para estudiantes recién graduados de la secundaria, porque no adquirieron las habilidades necesarias durante la educación básica.
Mientras que el 52% de los estudiantes de familias con una buena posición económica logran graduarse según un informe del Instituto Pell de Washington, sólo el 7% de estudiantes de familias de bajos recursos salen de la universidad con un título en la mano.
A la larga, la problemática se traduce en que la mayoría de esos estudiantes se mantendrán en el ciclo de la pobreza al no estar lo suficientemente capacitados para desempeñar un trabajo que requiera de una alta cualidad técnica o profesional.
Algunos estudios señalan que un graduado universitario gana de promedio $23,441 más al año que alguien que sólo obtuvo el diploma de secundaria, y $31,595 más que un estudiante que ni siquiera terminó la primaria.
Edición de esta semana
LA EDUCACIÓN SUPERIOR ES LA CLAVE DEL ÉXITO PARA LOS LATINOS Y PUEDEN RECIBIR ASISTENCIA PARA COMPLETARLA
Sandra Carmona-García, es una Especialista en Educación del Programa TRIO - EOC del Departamento de Educación de los EE.UU., subvencionado por el gobierno federal, diseñado para apoyar a las personas de Arkansas Central interesadas en continuar sus estudios en una universidad o college o en otra institución vocacional / técnica después de graduarse de la secundaría.    / ver más /
Este año el lunes 19 de febrero, se conmemora el Día de los Presidentes, honrándose especialmente a los presidentes George Washington y Abraham Lincoln.    / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El problema con la política es la política. Nos hemos acostumbrado tanto a los partidos políticos concentrándose en algunos asuntos “clave” para cada una de sus ideologías que muchos votantes ya no notan que Washington está ignorando los verdaderos designios del gobierno: los mandatos constitucionales para asegurar la tranquilidad doméstica y promover el bienestar general. Estos designios están siendo infringidos por la prisa de Washington en buscar soluciones económicas que enriquezcan aún más a los políticos codiciosos, a los súper ricos y a los intereses corporativos.   / ver más /