OBESIDAD EN ARKANSAS
Por Michel Leidermann
La Fundación United Health acaba de dar a conocer su lista más reciente sobre la salud de los pobladores de cada estado. Arkansas ocupó el lugar 46 entre los 50 estados de la nación, casi al fondo de la lista que se publica anualmente desde hace 17 años.
Los criterios utilizados para clasificar a los estados incluyen factores tales como el comportamiento personal de salud, el ambiente sanitario en las comunidades, servicios de atención de salud, y políticas públicas de salud. En estos 17 años la mejor calificación de Arkansas fue el lugar 41. El año pasado estuvo en el lugar 47.
Es irónico sin embargo que durante el gobierno por 10 y medio años de Mike Huckabee, el mejoramiento de la salud de los pobladores de Arkansas haya sido una prioridad. A esta ironía hay que agregar la reciente propuesta de los legisladores estatales de anular la obligación de las escuelas de calcular el Índice de Masa Corporal (BMI por su sigla en inglés) y notificarla por escrito y directamente a los padres de los estudiantes. Esta notificación tiene por objetivo el alertar a los padres en los casos de sobrepeso y de obesidad de sus hijos, para que tomen cartas en el asunto y eviten consecuencias de salud posteriores como diabetes, problemas del corazón, presión sanguínea alta, etc.
Las escuelas ya cuentan con enfermeras de modo que calcular el BMI tomando en cuenta factores como altura, peso, edad y sexo, no es un problema serio. También no tiene sentido otra propuesta legislativa para que las clases de Educación Física (PE por su sigla en inglés), lo que nosotros conocemos como Gimnasia, sea reducida de 90 minutos a 60 por semana y que sea igual para todos los alumnos.
El argumento es que esa media hora puede servir para que los maestros pasen más tiempo enseñando a los estudiantes. Ciertamente que los alumnos que activamente participan en los equipos de fútbol, béisbol, baloncesto, soccer y atletismo de las escuelas, no necesitan las mismas clases de Educación Física que sí son necesarias para los alumnos gordos (perdón: con sobrepeso u obesos).
Arkansas está catalogada en el lugar 20 como el estado con más casos de diabetes adulta y quinta en los casos de hipertensión en adultos.
Los legisladores dicen que están interpretando el deseo de los padres, de evitar que sus hijos con sobrepeso u obesos sean objeto de burlas y bromas de sus compañeros.
Si es que los padres verdaderamente van a tomar ese problema de sus hijos en serio y van a hacer algo positivo al respecto con ejercicios, juegos, deportes y una dieta adecuada para y con toda la familia, entonces se podría aceptar la reforma legislativa.
Pero lamentablemente la triste verdad es que los padres, y especialmente la mayoría de los padres latinos, no se involucran lo suficiente en la educación de sus hijos y es dudoso que vayan a tomar una acción más severa para solucionar el problema del sobrepeso y obesidad de sus hijos, quitándoles la Coca-Cola y los McDonald’s que son baratos y evitan el lloriqueo y los reclamos a gritos de sus hijos.
Y mientras la mala salud de los pobladores de Arkansas continúa avanzando, los padres y los legisladores prefieren la salida más fácil y no la más beneficiosa para sus hijos, por difícil que sea.
Edición de esta semana
LOS RESIDENTES DE LITTLE ROCK ELIGEN A FRANK SCOTT Jr. COMO NUEVO ALCALDE
Frank Scott Jr., un banquero y pastor asociado que se crió al sur de la carretera interestatal 630 que divide la ciudad de Little Rock por raza y situación económica, fue elegido el martes 4 como nuevo alcalde de la capital de Arkansas.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Los legisladores de Arkansas van a tener mucho que discutir en la próxima sesión legislativa que comienza el 14 de enero, y uno de los muchos temas que abordarán es si aprobar un mayor aumento de fondos por estudiante para las escuelas en varios años.    / ver más /