Mujer de 84 años va a prisión por tener sexo con niño de 11
1795A.jpg
PORTLAND, OREGON - Una mujer de 84 años confesó que tuvo relaciones sexuales con un niño de 11 años que estaba bajo su cuidado y en un acuerdo con los fiscales, se declaró culpable de intento de abuso sexual.
Georgie Audean Buoy deberá pasar 36 meses en prisión, dijo la fiscal del distrito del condado de Wasco. La mujer fue acusada en un principio de seis cargos, incluido el intento de violación que conlleva ocho años de cárcel.
En una confesión grabada, Buoy admitió que tuvo sexo con el menor que estaba a su cuidado en el 2004.
La edad de la mujer y la ausencia de antecedentes penales propiciaron el acuerdo con los fiscales.
Buoy, de la localidad de The Dalles, era una antigua participante de su templo y realizaba trabajo voluntario en la prisión del condado.
La octogenaria será registrada como una delincuente sexual una vez que cumpla su sentencia en una prisión de mujeres y deberá pagar una indemnización de $5.000 a la víctima y $7.500 para reponer los gastos de ayuda psicológica.
Edición de esta semana
FESTIVAL DE REGRESO A CLASES EN EL CENTRO CLINTON
El sábado 4 en el Centro Presidencial Clinton se celebró el festival familiar de regreso a clases “Head of the Class Bash” 2018, Voluntarios distribuyeron a los alumnos que llegaron 3,000 mochilas llenas de útiles escolares.   / ver más /
Por Michel Leidermann El pasado domingo 29 por la tarde y en las instalaciones del Consulado de México en Little Rock, se realizó un taller abierto al público para aprender sobre y seguidamente completar poderes notariales para el cuidado de los niños y de las pertenecías personales en caso de ausentarse del país, y llenar solicitudes DACA cuyo plazo de presentación a las autoridades migratorias se vencía el 8 de agosto.   / ver más /
El obispo Anthony B. Taylor de la diócesis católica de Little Rock  emitió la siguiente declaración a la comunidad en general de Arkansas:   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Los tiroteos en las escuelas se han convertido en una opción, antes impensable, para los desequilibrados y los despreciados, una forma de encontrar su voz a través de la violencia.   / ver más /