El alto precio de la deserción escolar
1801A.jpg
Si usted es de los que creía que no le afectaba que miles de estudiantes abandonen sus estudios, más le vale que lo reconsidere.
Por paradójico que pueda resultar, las consecuencias de abandonar los estudios termina afectando no sólo a las familias de quienes deciden salirse de la escuela antes de graduarse, sino también, indirectamente, a todos los ciudadano aunque no conozcan ni de cerca al estudiante.
Un estudio realizado por varios economistas y académicos en colaboración con el Colegio de Maestros de la Universidad de Columbia, pone de manifiesto que Estados Unidos podría llegar a ahorrarse hasta $45,000 millones al año si por lo menos la mitad de los alumnos que abandonan las clases, lograra graduarse.
El cálculo empleado por los investigadores está basado en todas aquellas ayudas y programas que, como las estampillas de comida y los beneficios de salud pública, otorga el gobierno a quienes no disponen de suficientes recursos, pero también en los costos derivados de la prevención del crimen, el sistema de justicia, los servicios carcelarios y los impuestos que se dejan de recaudar de parte de quienes no terminan sus estudios y tiene muy poco para contribuir a la economía del país.
El estudio resalta que el gobierno podría ahorrarse en servicios de beneficencia y ayuda, unos $127 mil de promedio por cada estudiante que se graduara de la secundaria.
Incluso si el abandono escolar se redujera tan sólo en una quinta parte, el país podría destinar unos $18,000 millones al año, para otro tipo de beneficios o ayudas a los ciudadanos de bajos recursos.
“Las inversiones en educación para aumentar el índice de graduados en las secundarias parecen tener un doble beneficio debido a que una mayor ecuanimidad para todos los jóvenes podría producir también una mayor eficacia en el uso de los recursos públicos”, concluyeron los autores del estudio, titulado “Costes y beneficios de una educación excelente para los niños de América”.
Para los expertos, las causas que provocan el abandono escolar entre estudiantes se deben a que se sienten “desconectados” de la enseñanza, por no tener una motivación suficiente para salir adelante, y al desarrollo de problemas familiares y socioeconómicos.
Sin embargo, los autores del estudio concluyeron que para que Estados Unidos pueda ahorrar el dinero que destina para pagar indirectamente por quienes no logran graduarse, se debería poner énfasis en varias cosas tal como: la enseñanza preescolar, reducir el número de estudiantes por maestro, y abordar una reforma escolar completa en la que se incluyan mejoras de enseñanza especialmente en las más pequeñas comunidades y distritos. Además, una mayor participación de los padres y contar con servicios de nutrición y salud en todas las escuelas, así como ajustar el salario de los maestros.
Edición de esta semana
LA EDUCACIÓN SUPERIOR ES LA CLAVE DEL ÉXITO PARA LOS LATINOS Y PUEDEN RECIBIR ASISTENCIA PARA COMPLETARLA
Sandra Carmona-García, es una Especialista en Educación del Programa TRIO - EOC del Departamento de Educación de los EE.UU., subvencionado por el gobierno federal, diseñado para apoyar a las personas de Arkansas Central interesadas en continuar sus estudios en una universidad o college o en otra institución vocacional / técnica después de graduarse de la secundaría.    / ver más /
Este año el lunes 19 de febrero, se conmemora el Día de los Presidentes, honrándose especialmente a los presidentes George Washington y Abraham Lincoln.    / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El problema con la política es la política. Nos hemos acostumbrado tanto a los partidos políticos concentrándose en algunos asuntos “clave” para cada una de sus ideologías que muchos votantes ya no notan que Washington está ignorando los verdaderos designios del gobierno: los mandatos constitucionales para asegurar la tranquilidad doméstica y promover el bienestar general. Estos designios están siendo infringidos por la prisa de Washington en buscar soluciones económicas que enriquezcan aún más a los políticos codiciosos, a los súper ricos y a los intereses corporativos.   / ver más /