Proponen ajustar ley federal de educación
1803A.jpg
Cinco años después de su implementación, la ley federal de educación No Child Left Behind (NCLB) (Que ningún niño se quede atrás), se requiere de una serie de ajustes para lograr sus objetivos de mejorar la educación básica en EUA, dijeron miembros de una comisión independiente que evaluó su aplicación.
“Hemos tenido más éxito en identificar a las escuelas con problemas que en resolver estos problemas”, dijo Tommy Thompson, republicano, ex secretario federal de Salud y Servicios Sociales, y Roy Barnes, demócrata, ex gobernador de Georgia, codirectores del panel.
La comisión, financiada privadamente por, entre otras, las fundaciones Gates y MacArthur, recorrió el país durante un año sosteniendo audiencias y visitando escuelas.
El resultado fue de 75 recomendaciones que se espera sirvan de guía al Congreso cuando evalúe la reautorización de la NCLB este año.
El reporte indica que la NCLB “ha afectado virtualmente cada aspecto del sistema educativo y aunque ha instituido cambios sustanciales, no han sido suficientes… los problemas que debía resolver aún persisten”.
Las 75 recomendaciones presentadas por la comisión abarcan diversos aspectos de la educación. Entre los prioritarios, está una mejor medición de la calidad de los maestros y, por primera vez, la aplicación de las mismas medidas para directores de escuelas.
Se propone, por ejemplo, que el maestro se mida no sólo por su calificación para enseñar sino por su efectividad en el salón de clases. La efectividad se medirá por el desempeño de los alumnos, y los maestros que no lo sean, recibirán asistencia profesional.
Si este desempeño no mejora, ese maestro ya no podrá enseñar a los jóvenes que más lo necesitan.
En respuesta a estudios que señalan que las escuelas más necesitadas reciben los maestros menos experimentados y peor pagados, la comisión también propone requerir que todas las escuelas, las más y las menos aventajadas, paguen salarios similares a los maestros.
Asimismo, a diferencia de la ley actual, los directores de escuela también serán calificados por su efectividad, dijeron los miembros del panel.
La comisión propone añadir la materia de ciencias a la de matemáticas y lectura, para monitorear su enseñanza como parte del objetivo de cada escuela.
También propone mejorar la recopilación de información por alumno y escuela con sistemas más sofisticados que permitan “seguir los logros individuales de los alumnos a lo largo del tiempo y ofrecer información importante a los padres, maestros y administradores”.
Los comisionados expresaron preocupación porque los remedios ofrecidos a los estudiantes de escuelas que no cumplen con los estándares educativos establecidos por la NCLB, no están siendo aprovechados.
En la nación, menos del 1% de los niños elegibles aprovecharon las opciones, como la transferencia a otras escuelas o los programas de tutoría y sólo el 17% llegó a aprovechar los programas de tutoría.
Para resolver esto, los comisionados propusieron auditar el espacio en cada escuela anualmente y facilitar el acceso a la tutoría, entre otros aspectos, ofreciendo un espacio fijo en la escuela a estos servicios y nombrando a un encargado de los mismos. Los estados también tendrán que revisar periódicamente que los tutores sean buenos y efectivos.
La comisión también propuso la creación de estándares nacionales de rendimiento que deben ser considerados como referencia por los estados para medir el avance de las escuelas y de los estudiantes.
Activistas educativos se han venido quejando de que la ley NCLB pretende imponer una prescripción igual para todas las escuelas sin tomar en cuenta las diferencias. “El propósito de la NCLB parece ser el demostrar lo malas que son las escuelas. Sin embargo, las mismas escuelas en la lista de deficientes, aparecen repetidamente en las mismas listas.
Uno de los problemas más serios de la ley es que castiga a la escuela por falta de rendimiento, pero no da la libertad a nivel local para aplicar soluciones específicas para el plantel. El énfasis, parece estar en aquello que suba las notas y no necesariamente en lo que funciona a largo plazo: ofrecer una mejor educación.
Recientemente, el Consejo Nacional de La Raza (NCLR) dio a conocer las más recientes cifras de educación para los latinos, señalando que, aunque ha habido progreso, persiste la brecha de rendimiento entre los niños de minorías y el resto de los menores del país.
Edición de esta semana
EL BARRIO SUDOESTE DE LITTLE ROCK OFRECE NUEVOS SERVICIOS Y OPORTUNIDADES
Por Michel Leidermann
La oficina del Censo de los EE.UU. anuncio que la población de Arkansas llegó a 3,021,991 personas en 2017 de las cuales 7.2% eran latinas o de origen latino lo que se traduce en 218.000 en Arkansas. Este número, aunque en opinión de muchos, la realidad está más cercana a los 230.000 latinos.   / ver más /
Con más muertes por gripe reportadas en Arkansas en la última semana, la cifra de muertos se elevó a 140 en lo que ya se había convertido en la temporada de gripe más mortal del estado en al menos 17 años.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
“No se supone que suceda aquí” dijeron los padres de los estudiantes en Parkland, Florida. "No, no se supone que suceda en ningún lado, pero las matanzas masivas suceden con una frecuencia venenosa. Y en un horrible miércoles14, el Día del amor y la amistad, sucedió en el sur de la Florida. Padres, abuelos, hermanos, amigos han visto sus vidas cambiar para siempre.   / ver más /