Demócratas y republicanos se comprometen con reforma integral
1817A.jpg
WASHINGTON, D.C.— El senador demócrata Edward Kennedy informó que pese a diferencias sobre aspectos “técnicos” de la nueva propuesta de reforma migratoria integral, ésta se presentará en los próximos días y será una versión mejorada de la medida que el Senado aprobó el año pasado.
Kennedy ha sostenido varios eventos como preámbulo a la presentación en ambas cámaras del anticipado proyecto de ley bipartidista sobre la reforma migratoria, que abriría las puertas para que se abra el debate en el Congreso.
“Esperamos que esta legislación esté en el pleno del Senado a fines de invierno o principios de la primavera”, indicó Kennedy. Reiteró que sin el apoyo del presidente Bush para ganar más votos entre los republicanos, la obtención de una reforma integral será “muy difícil”.
El proyecto de reforma integral sería presentado por el demócrata Kennedy y el republicano John McCain, en el Senado, y por los congresistas demócrata Luis Gutiérrez y el republicano Jeff Flake, en la Cámara Baja.
La oficina de Kennedy aclaró que se trata de un proyecto complejo de más de 700 páginas, cuyos detalles técnicos siguen afinándose. Se sabe que existen diferencias de criterio entre los republicanos e incluso entre los mismos demócratas, pero la oficina de Kennedy insistió en que el proyecto “es un punto de partida” y lógicamente se anticipan enmiendas sobre la marcha.
Se espera que la medida tenga los lineamientos generales del proyecto de ley que el Senado aprobó en mayo de 2006, pero que nunca se consideró en la Cámara Baja. Es decir, una vía de legalización para millones de indocumentados, aunque se espera que no los dividan en categorías para determinar a quién favorece la legalización. Beneficiaría a quienes hayan arribado al país antes de una fecha que está por determinarse.
Incluiría además medidas de seguridad fronteriza, aplicación de leyes inmigratorias en los lugares de trabajo, y un plan de trabajadores temporales.
La Casa Blanca reiteró su compromiso con una reforma amplia que incluya la ruta a la ciudadanía.
La semana pasada el secretario de Comercio, Carlos Gutiérrez, dijo que era necesario sacar a millones de indocumentados de las sombras, pero también indicó que no todos los inmigrantes quieren hacerse ciudadanos.
No quedó claro si la Administración intenta aplacar a los republicanos que argumentan que cualquier vía de legalización es una amnistía, aunque conlleve pago de multas y una larga lista de requisitos, o si es que la Administración tiene alguna nueva propuesta en mente.
La disposición suscrita el año pasado por el Senado, cuando estaba controlado por los republicanos, era menos generosa. El proyecto obligaba a abandonar el país a los inmigrantes clandestinos que llevaban en EUA menos de 2 años, mientras los que habían vivido entre 2 y 5 debían salir, pero tenían la opción de pedir una visa de trabajo antes de retornar.
Los inmigrantes con más de 5 años de residencia en EUA podrían obtener permiso de trabajo y eventualmente la ciudadanía, tras el pago de multas de más de $3,000.
No obstante, la propuesta no llegó a buen puerto, porque debía conciliarse con una medida mucho más dura aprobada en diciembre de 2005 por la Cámara de Representantes, donde un grupo de republicanos rechazó cualquier tipo de regularización de los inmigrantes indocumentados.
Edición de esta semana
FESTIVAL LITERARIO DE ARKANSAS 2019 DESTACA A CUATRO AUTORES LATINOS
El 16º Festival Literario de Arkansas 2019 es un proyecto del Sistema de Bibliotecas de Arkansas Central y su misión es fomentar el desarrollo de una población más alfabetizada.   / ver más /
El miércoles 27, un juez federal anuló los requisitos de trabajo de Medicaid en Arkansas y Kentucky, y dijo que la administración del presidente Donald Trump, al aprobar esas exigencias, no había considerado el efecto que tendrían en el objetivo del programa Medicaid para brindar cobertura de salud a las personas necesitadas.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Antes, muchos economistas pensaban en el mercado laboral era algo similar al resto de los mercados, donde los precios de las distintas clases de trabajo —es decir, las tasas salariales — estaban determinados por la oferta y la demanda. Así que, si los salarios de muchos trabajadores se han estancado o reducido, debe de ser porque la demanda de sus servicios se está reduciendo.   / ver más /