Empresas familiares van más allá de una sola generación
1827A.jpg
En todas las épocas ha sido el sueño de los empresarios: empezar una empresa, construirla y algún día pasarla a los hijos, nietos y aun bisnietos.
Es muy probable que esto no ocurra. Muchos —sino es que la mayoría— de los negocios familiares no sobreviven la transferencia de una a otra generación: problemas personales, hijos que no quieren trabajar en la empresa y peleas sobre dinero, son a menudo golpes fatales.
A pesar de ello, algunos negocios sí llegan a la segunda generación y más allá, a menudo porque los miembros de la familia están comprometidos a seguir el legado de los fundadores de la compañía.
Algunas compañías familiares fallan en la segunda o tercera generación porque los hijos no están interesados en poseer u operar el negocio. En algunos de los peores escenarios un familiar del dueño se siente obligado a tomar posesión del negocio, pero termina fracasando porque no tiene el interés o talento para hacerlo. En tales casos, sería mejor para el bien de todos que la compañía se vendiera y la familia siguiera adelante.
Algunos propietarios de negocios, desesperados porque la compañía siga en la familia, coaccionan a sus descendientes a entrar al negocio aunque eso pueda ser un gran error.
Edición de esta semana
UNA PROFESIÓN DE SERVICIO AL PRÓJIMO Y SATISFACCIÓN PERSONAL QUE PUEDE SALVAR VIDAS
EL LATINO entrevistó a tres técnicos latinos bilingües de emergencias médicas (EMT) para aprender sobre sus experiencias y perspectiva personal sobre su trabajo en el Metropolitan Emergency Medical Services (MEMS).    / ver más /
CELEBRARON LA INDEPENDENCIA DE MÉXICO EN CONWAY... / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
No entiendo por qué las personas temen y/o odian a otras que son diferentes a ellos. ¿No somos todos diferentes, incluso cuando compartimos el mismo color de piel, religión, cultura o herencia?   / ver más /