Presentan propuesta de reforma migratoria
1862A.jpg
WASHINGTON, D.C.— El debate formal sobre la reforma migratoria integral comenzó a tomar forma con la presentación el jueves 22 en la Cámara Baja, de una propuesta bipartidista que concede una vía de legalización para millones de indocumentados, aunque los jefes de familia tendrían que salir del país momentáneamente para volver a entrar legalmente en Estados Unidos.
El congresista demócrata de Illinois, Luis Gutiérrez, junto al congresista republicano de Arizona, Jeff Flake, delinearon los componentes de la propuesta que se denominará Ley de 2007 de “Seguridad a través de Inmigración Regularizada y una Economía Vibrante”. Cabe aclarar que es un proyecto de ley que estará sujeto a debate y a enmiendas en el comité, antes de llegar al pleno de la cámara y si fuera aprobado, tendría que conciliarse con lo que apruebe el Senado.
La propuesta crea además un programa de “nuevos trabajadores” (no huéspedes ni programa bracero) que otorga a los futuros flujos una visa de trabajo por 6 años al cabo de los cuales pueden solicitar la residencia en EUA. Incluye además los proyectos “AgJobs” (visas especiales para trabajadores agrícolas) y “DREAM Act” (matrícula universitaria para estudiantes indocumentados) .
Aún se afinan detalles del proyecto que hasta ahora tiene más de 900 páginas y que intenta impulsar el debate que parece estancado en el Senado, aunque senadores demócratas y republicanos aseguran que las negociaciones son intensas. Para avanzar se necesita un compromiso bipartidista, dijo Gutiérrez, y éso es lo que ofrece su propuesta porque en la Cámara Baja, reiteró, no hay 218 demócratas que apoyen su proyecto de reforma aun cuando los demócratas sean mayoría.
La medida tiene 7 componentes centrales: seguridad fronteriza, aplicación de leyes al interior del país, sistema de verificación de elegibilidad de trabajo por los empleadores, plan de “nuevos trabajadores”, reforma de visas (eliminación de la demora de reunificación familiar), plan de legalización, y “misceláneos”.
El plan de legalización adquirida propone que los indocumentados paguen una multa de 2 mil dólares, presenten huellas digitales (junto a una serie de requisitos como, por ejemplo, tener trabajo, pagar impuestos, tener buen comportamiento moral). Obtendrían un permiso válido por 6 años que sirve de identificación, para trabajar y para viajar. De hecho, podrían obtener licencia de conducir con este permiso.
El plan pretende legalizar a la mayor cantidad posible de indocumentados, y anunciarán más adelante la fecha límite que determina quiénes se beneficiarían.
Cada familia llena una solicitud y el permiso es para todos sus integrantes (cónyuge e hijos menores de edad).
En ese lapso de 6 años, el jefe de familia deberá salir de EUA a otro país (no a su país de origen necesariamente). Es decir, puede ir a la frontera en México o Canadá sólo para hacer el trámite o de vacaciones y reentrar en territorio estadounidense. No es requisito ni siquiera permanecer 24 horas pero se anticipa que muchas personas querrán ir a sus países de origen a visitar familiares. Igualmente considera excepciones: menores de 18 años de edad, mayores de 65 años, madres o padres solteros, por ejemplo.
Al cabo de los 6 años, el inmigrante debe volver a someter huellas digitales para verificar que no haya cometido algún crimen, por ejemplo, y entonces empieza el proceso de solicitar la residencia permanente o irse “al final de la lista”.
Los seis años iniciales que aguarda el indocumentado antes de iniciar el proceso de residencia permitirán eliminar el rezago de las visas de reunificación familiar de personas que de manera legal llevan años esperando por la residencia.
El año pasado el requisito de retorno temporal o momentáneo generó controversia pero los autores del proyecto admiten que ayudará a atraer el voto de republicanos que lo consideran necesario. Esto haría para muchos que el plan no sea una amnistía al tener que salir y reentrar legalmente en EUA.
Algunos líderes comunitarios latinos se manifestaron satisfechos por la propuesta con apoyo bipartidista pero sin embargo, otros tienen sus dudas respecto.
Nativo López, presidente de Hermandad Mexicana Latinoamericana, indicó que en 1986, con una mayoría demócrata y un presidente republicano, el Congreso aprobó una amnistía para 3 millones de personas que en 18 meses los hacía elegibles para una tarjeta de residencia permanente. Hoy no ve el porqué esta nueva iniciativa solicita que hay que esperar 6 años para poder aspirar a la misma tarjeta.
Indicó que ahora debería haber más poder político para negociar que hace 21 años. Actualmente hay por lo menos 22 diputados latinos y otros tres senadores en el Congreso, mientras que en 1986 no había ni un senador de esa etnia y los diputados se contaban con los dedos. Además, subrayó que en 1986 nunca se hubieran podido reunir millones de personas en las principales ciudades del país como se hizo el año pasado; situación que los debería de poner en más ventaja de negociar, con la presencia de los trabajadores latinos casi en todos los estados.
De acuerdo con varios activistas, este año será de prueba ya que se podrá ver si los políticos demócratas que siempre se jactan de estar con la comunidad latina, verdaderamente lo están.
Ángela Zambrano, directora ejecutiva del Centro de Recursos Centroamericanos (CARECEN), enfatizó que la iniciativa era buena por el hecho de tener apoyo bipartidista, puesto que cualquier propuesta que sólo tiene el apoyo de uno de los partidos, no va a ningún lado. Indicó que tanto las elecciones de noviembre de 2007 como las de 2008 han puesto el panorama político en un contexto muy complejo además por las múltiples ordenanzas contra los inmigrantes que los ayuntamientos continúan aprobando.
Eric Gutiérrez, abogado de Fondo Mexicoamericano para la Defensa Legal y la Educación (MALDEF) indicó que la organización está contenta por ver que una iniciativa llegó al Congreso este año y se empieza a discutir el tema de la migración. “Tenemos grandes esperanzas porque sabemos que el tema de la inmigración es importante para todos, no sólo para los latinos; y seguiremos presionando para que este año se resuelva”.
El tema de la inmigración es tan complejo y complicado que también hay que ser realistas porque una propuesta migratoria no siempre será perfecta ni hará feliz a todos, pero presionando ojalá se logre que este año se resuelva algo positivo para nuestra comunidad y la situación de millones que viven hoy en la inseguridad y en la oscuridad de la ilegalidad.
Edición de esta semana
EL BARRIO SUDOESTE DE LITTLE ROCK OFRECE NUEVOS SERVICIOS Y OPORTUNIDADES
Por Michel Leidermann
La oficina del Censo de los EE.UU. anuncio que la población de Arkansas llegó a 3,021,991 personas en 2017 de las cuales 7.2% eran latinas o de origen latino lo que se traduce en 218.000 en Arkansas. Este número, aunque en opinión de muchos, la realidad está más cercana a los 230.000 latinos.   / ver más /
Con más muertes por gripe reportadas en Arkansas en la última semana, la cifra de muertos se elevó a 140 en lo que ya se había convertido en la temporada de gripe más mortal del estado en al menos 17 años.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
“No se supone que suceda aquí” dijeron los padres de los estudiantes en Parkland, Florida. "No, no se supone que suceda en ningún lado, pero las matanzas masivas suceden con una frecuencia venenosa. Y en un horrible miércoles14, el Día del amor y la amistad, sucedió en el sur de la Florida. Padres, abuelos, hermanos, amigos han visto sus vidas cambiar para siempre.   / ver más /