Incierto el futuro de la reforma migratoria
1933A.jpg
La esperanza y el optimismo que ha despertado el nuevo proyecto de reforma inmigratoria presentado en el Congreso para legalizar a millones de indocumentados, no pueden dan paso a la esperanza de que este año, efectivamente, se apruebe una ley que resuelva uno de los problemas más complejos de la nación.
Si bien todos coinciden en que éste es el mejor momento para aprobar una amplia reforma que recomponga el fracturado y obsoleto sistema inmigratorio, la incertidumbre pesa en los análisis de académicos, abogados y activistas.
Unos se atreven a decir que hay una pequeña ventana de esperanza, que ubican antes de que finalice el verano; otros hablan de un 50 % de probabilidad, mientras que los más pesimistas aseguran que, pese a las discusiones que se susciten en ambas Cámaras, el resultado será “cero’’.
No obstante, llama la atención que el problema de los indocumentados que viven bajo las sombras y el miedo, haya provocado una movilización de organizaciones pro-inmigrantes, anti-inmigrantes, religiosas, de derechos civiles, y del sector empresarial que es una de las más grandes del país en las últimas décadas.
También, la reciente presentación en la Cámara de Representantes del proyecto bipartidista patrocinado por los legisladores Luis Gutiérrez, demócrata por Illinois, y Jeff Flake, republicano por Arizona titulado’’Seguridad a través de una Inmigración Regularizada y una Economía Fuerte’’ (STRIVE, por sus siglas en inglés), ha sido vista como ‘’el primer paso’’ en concreto de un proceso que en el pasado estuvo plagado de retórica pero nada de resolución.
Quienes aplauden STRIVE, lo consideran ‘’un plan viable, justo y estricto’’ que además de proponer una vía de legalización para millones de indocumentados, abre la posibilidad para que nuevos trabajadores ingresen al país legalmente, a la vez que establece estrictos mecanismos de seguridad interna y severas penalidades para quienes en el futuro incumplan las normas.
‘’Ahora están dadas las condiciones para que se apruebe una reforma inmigratoria. El año pasado, ni siquiera fue discutido en el pleno de la Cámara’’, afirmó William Ramos, el presidente de NALEO, una organización pro-inmigrante con sede en Washington, que promueve la participación política de los latinos en el país. Explicó que el amplio proyecto de unas 700 páginas de Gutiérrez-Flake satisface las preocupaciones de los políticos más conservadores al proponer estrictos mecanismos de seguridad interna que impidan la violación de las leyes inmigratorias, a la vez que abre la puerta hacia la legalización.
‘’Existe una oportunidad para discutir el tema, pero nadie puede predecir si la reforma será o no aprobada en estas sesiones. Hay un 50 % de probabilidades para que los legisladores lleguen a un acuerdo sobre el tema, y debería llegarse a una conclusión final antes de que finalice el verano, se comienza enseguida.
Hay muchas controversias en el proyecto de ley presentado que hay que resolver, y esta propuesta posteriormente debe empalmarse con el proyecto del Senado, el cual aún no se ha presentado.
Entre los legisladores, está un grupo que apoya el programa temporal de trabajadores y desea que los inmigrantes regresen a su país natal, mientras que el otro quiere una amnistía y legalizar a los indocumentados.
El interés demostrado por el presidente George W. Bush y la disposición de los demócratas, son puntos que favorecen la aprobación de una reforma inmigratoria, de modo que hay suficientes factores que pueden convertir esta reforma en una realidad. Pero a diferencia de lo que ocurrió en 1986, la legalización planteada en el proyecto de Gutiérrez-Flake “no es una amnistía’’. Existe una cláusula en STRIVE que eventualmente obligaría a los indocumentados a salir de EUA y volver a entrar en forma legal.
Aunque existe temor y muchos lo consideran un paso arriesgado, eso demostraría a los legisladores norteamericanos la disposición de los indocumentados de respetar las leyes al entrar de nuevo al país con sus documentos en regla, y podría favorecer las chances de una reforma.
Edición de esta semana
CENTRO COMUNITARIO SEIS PUENTES
El pasado sábado 11 el Centro Comunitario y de Educación Seis Puentes (#4202 Camp Robinson Rd., North Little Rock) celebró con gran éxito e imponente asistencia de papás y alumnos, su feria de regreso a clases 2018 repartiendo mochilas y útiles escolares y tarjetas de regalo de WalMart a los presentes. / ver más /
El consulado de El Salvador en Dallas ((469) 274-2708 o 1-888-301-1130), a cargo de la cónsul Verónica Patricia Pichinte Cubillos, sostuvo un consulado móvil en el Centro Comunitario del Southwest en Little Rock (#6401 Baseline Road) los pasados días 10 y 11, entregando nuevos pasaportes así como registros de nacimiento, matrimonio y defunción; autorización para menores; registros y sobrevivencias; antecedentes penales y policiales. / ver más /
Los campistas latinos tienden a usar los servicios de acceso al internet para mantenerse conectados con sus empleos y cualquier persona que los necesita.    / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Un joven recién casado estaba sentado junto a su padre. Mientras el joven hablaba sobre la vida adulta, el matrimonio, las responsabilidades y las obligaciones, el padre le lanzó una mirada clara y seria y le dijo: “Nunca olvides a tus amigos, se volverán más importantes a medida que envejezcas. Independientemente de lo mucho que ames a tu familia, siempre necesitarás amigos. Recuerda juntarte con ellos ocasionalmente (si es posible), pero de alguna manera logra, mantenerte en contacto con ellos”.   / ver más /