Foro sobre inmigración en Little Rock apoya proyecto de ley McCain-Kennedy
Por Michel Leidermann
199A.jpg
El pasado martes 30 se realizó en la sede de la Diócesis Católica de Little Rock, un foro público para discutir e informar sobre los problemas de inmigración, la situación de los indocumentados y el proyecto de ley bipartidista McCain-Kennedy sobre reforma inmigratoria.
Los panelistas que hablaron sobre estos temas y contestaron preguntas de los presentes fueron: César Compadre, presidente de LA CASA; Sheila Gómez, de Caridades Católicas; Frank Head de los servicios de inmigración de Caridades Católicas; Andre Guerrero, presidente del comité consultor en Arkansas de la Comisión de Derechos Civiles de EUA; Joyce Elliot, representante (diputada) por North Little Rock; Matthew Mayers, director legislativo de ACORN (Association of Community Organizations for Reform Now); Paul Greenberg, editor de opiniones del periódico Arkansas Democrat-Gazette; Carlos Cervantes, director estatal de LULAC Arkansas; y Alan Hughes, presidente del sindicato AFL-CIO Arkansas.
Los panelistas coincidieron en afirmar:
o Que el actual sistema de inmigración no funciona.
o Hay gente muriendo en las fronteras.
o Demasiada gente está trabajando en EUA sin documentos.
o Los empleadores pierden trabajadores valiosos debido a las redadas de inmigración.
o Los salarios y beneficios de los trabajadores se ven amenazados por una gran cantidad de trabajadores indocumentados que viven bajo la amenaza de deportación si deciden defender sus derechos. Familias esperan por décadas para poder traer legalmente a sus seres queridos a este país.
o Las actuales leyes son demasiado complicadas y toman más de 10 años para legalizar a un indocumentado aún si tiene hijos americanos.
o Funcionarios federales que aplican la ley, gastan millones persiguiendo a ayudantes de camareros, conserjes, y obreros, en lugar de buscar a los terroristas y proteger nuestro país.
o Inmigrantes son abusados por los empleadores (generalmente pequeños y medianos) al no pagarles el mínimo obligatorio ni tenerles Seguro por accidentes de trabajo.
o Las organizaciones empresarias así como los sindicatos se beneficiarían con una reforma que legalice a los indocumentados.
o Los indocumentados que entran a las Fuerzas Armadas tienen una vía rápida para hacerse ciudadanos y otra vía rápida podría crearse para las familias "combinadas" (con uno o más miembros sanguíneos de nacionalidad estadounidense).
La propuesta de ley McCain-Kennedy denominada "Seguridad para América y Orden en la Inmigración" (SAOI) es un buen primer paso hacia una reforma migratoria comprensiva y fue apoyada por todos los panelistas.
Algunas de las características de esta propuesta SAOI incluyen:
o Legalización merecida para inmigrantes indocumentados ya en el país, con un camino hacia la ciudadanía después de otros 5 años. Los calificados pagarían dos multas de $1,000 por haber quebrantado la ley además de los gastos administrativos normales para la tramitación de documentos.
o Reunificación familiar más rápida.
o Un programa laboral temporario (400,000 visas anuales) que puede llevar a un estatus permanente después de 6 años y hacia la ciudadanía después de otros 5 años y un camino hacia la ciudadanía.
o Protección para trabajadores inmigrantes similar al resto de lo trabajadores legales y ciudadanos.
o Mayor protección de las fronteras para controlar la entrada de más indocumentados y de potenciales terroristas.
Respondiendo a preguntas del escaso público (unas 80 personas), los panelistas aclararon que el proyecto SAOI podría demorar hasta dos años hasta ser promulgada como ley, si es que todos los trámites legislativos se realizaban sin mayores problemas (discusiones en comités y en las cámaras plenas, así como votaciones favorables y posteriores revisiones, y luego la promulgación presidencial).
También asistentes dijeron que en general estaban dispuestos a pagar una multa de $2,000 o más, si esto les garantizaba la legalidad y su tranquilidad futura.
Por último los asistentes llenaron tarjetas dirigidas a los senadores por Arkansas, Blanche Lincoln y Mark Pryor, para que votaran a favor de la propuesta de ley McCain-Kennedy.
Esto fue sólo el primer paso de una campaña que se pretende lanzar en Arkansas para crear conciencia e informar al público sobre la necesidad de una reforma de inmigración y del contenido de la propuesta de ley McCain-Kennedy, que aunque imperfecta es una paso positivo para solucionar los millones de problemas migratorios actuales.
Por otra parte Cesar Compadre, pidió que toda la comunidad latina se movilizara cada vez que hubiera un evento o reunión referente a la reforma, para dar opiniones y exigir que se apruebe una nueva ley. Compadre dijo que la pasividad de los latinos en situaciones como esta, son contraproducente y no ayudan a adelantar la discusión del proyecto de ley ni su futura aprobación.
Al foro sólamente asistieron alrededor de 80 personas lo que fue decepcionante puesto que por la calidad de los panelistas y la importancia del tema, la sala debiera haber rebasado de interesados en dar a conocer sus puntos de vista.
¡Hay que movilizarse! ¡Hay que opinar! ¡Hay que luchar!
SI SE PUEDE
Edición de esta semana
DEBATE BILINGÜE ENTRE CANDIDATOS A ALCALDE DE LITTLE ROCK 
Un debate en el que participaron candidatos a la alcaldía de Little Rock, fue organizado por Rolando Ochoa de la cadena de televisión Univisión-Little Rock, Cesar Ortega pastor de la organización de servicio comunitario basado en la fe cristiana City Connections, y Michel Leidermann, director del periódico en español El Latino. El debate se realizó a las 7 PM del lunes 29 en la iglesia South City ubicada en la Baseline Rd con la I-30 en el Southwest de la ciudad.   / ver más /
El Obispo Anthony Taylor de la Diócesis de Little Rock, publicó una segunda carta el martes, 23 de octubre, actualizando información sobre la actual crisis de abuso sexual por clérigos y la ayuda para las víctimas.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Cuando los jóvenes de la antigua Atenas alcanzaban la edad de 17 años, se marcaba un momento en el que pasaban de ser jóvenes a ser considerados hombres responsables para la toma de decisiones sobre la ciudad. De ahí en adelante se les permitía el ingreso a las filas militares para luchar en la guerra.    / ver más /