Mexicana condenada a cadena perpetua en DeQueen
2061A.jpg
DE QUEEN - Paula Méndez la madre de 3 niños a quienes mató, fue condenada a cadena perpetua el viernes 18, pero antes de emitir la sentencia, el juez de circuito Ted Capeheart, le preguntó qué sucedió el día en que mató a sus hijos.
Méndez habló suavemente en español y solamente por algunos segundos, diciendo a través de intérprete “Tomé la vida de mis tres niños”. Méndez no describió cómo la hizo ni cómo dejó rasguños en los brazos de su hijo mayor Elvis Morales de 8 años, que los fiscales dicen son evidencia que el menor no luchó mientras que la madre lo sofocaba.
Tampoco dijo porqué mato a sus gemelos Samuel y Samantha de 5 años, y después los acomodó a todos cuidadosamente en su cama, donde la policía las encontró el 28 de Enero del 2006.
Los fiscales creen que Méndez había estado deprimida y llorando mucho en ese entonces, porque su marido deseaba el divorcio. Méndez dijo a los investigadores que sus niños intentaron impedir que ella se suicidara y que le pidieron morir con su madre. “Los bendije,” Méndez dijo a policía. “Después los asfixié.”
Afuera de la casa, los investigadores encontraron una pila de libros de cuentos y de cuadernos de tareas quemados.
Al principio, el fiscal Tom Copper creyó que Méndez los había incapacitado con veneno contra hormigas antes de sofocarlos. La policía había encontrado cuatro tazas de chocolate en una mesa junto al insecticida. Pero no se encontraron rastros del veneno en las tazas ni en los estómagos de los niños.
Un jurado habría podido condenar a Méndez, una ciudadana mexicana indocumentada de 45 años, a muerte por inyección letal. El estado de Arkansas la había acusado de 3 tres asesinatos capitales.
Arturo Morales, el padre de los niños y marido de Méndez más que una década, dijo que él se oponía a la pena de muerte. Morales no se encontraba en la sala del tribunal del condado de Sevier, cuando su esposa cambió su declaración de no culpable a culpable después de aguardar 15 meses en la cárcel.
Aunque Méndez nunca habló a los reporteros, ella expresó pesar y remordimiento profundos por matar a los niños, según el reverendo Salvador Marquez-Muñoz de la iglesia católica St. Bárbara quien había visitado a Méndez durante todo el tiempo de su detención.
Dos días antes del asesinato, Morales había llamado a la policía después de que su esposa lo llamara a Nueva York, confesada matar a los niños y diciendo que planeaba matarse. Los investigadores creen que la amenaza era genuina.
Méndez encontró a la policía en la puerta de su casa el día que descubrieron a los niños y ella reconoció que los había matado y que intentó envenenase.
Méndez había escrito dos notas de suicidio que dejaban en claro que ella no quería vivir sin su marido. Ella intentó igualmente matarse en la prisión en el otoño pasado, guardando las medicinas que le daban y después tomándosela de una sola vez.
Pero con su declaración del viernes 18, Méndez salvó su propia vida, aunque será una vida detrás de barreras sin sus niños y sin el marido que ella deseaba tan desesperadamente mantener.
Edición de esta semana
EL BARRIO SUDOESTE DE LITTLE ROCK OFRECE NUEVOS SERVICIOS Y OPORTUNIDADES
Por Michel Leidermann
La oficina del Censo de los EE.UU. anuncio que la población de Arkansas llegó a 3,021,991 personas en 2017 de las cuales 7.2% eran latinas o de origen latino lo que se traduce en 218.000 en Arkansas. Este número, aunque en opinión de muchos, la realidad está más cercana a los 230.000 latinos.   / ver más /
Con más muertes por gripe reportadas en Arkansas en la última semana, la cifra de muertos se elevó a 140 en lo que ya se había convertido en la temporada de gripe más mortal del estado en al menos 17 años.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
“No se supone que suceda aquí” dijeron los padres de los estudiantes en Parkland, Florida. "No, no se supone que suceda en ningún lado, pero las matanzas masivas suceden con una frecuencia venenosa. Y en un horrible miércoles14, el Día del amor y la amistad, sucedió en el sur de la Florida. Padres, abuelos, hermanos, amigos han visto sus vidas cambiar para siempre.   / ver más /