Pocos triunfos para los legisladores demócratas en el Congreso
Líder de la bancada demócrata en la cámara baja que prometió mucho y ha cumplido poco
2071A.jpg
Con el resultado de las elecciones el paso mes de noviembre los nuevos elegidos legisladores demócratas se comprometieron a Una nueva dirección”, pero pasados cinco meses al frente del Congreso, es muy poco de lo que pueden jactarse.
Un reciente comunicado de prensa de dos páginas trató de explicar las cosas. Pero la verdad es que la mayoría de la gente no ha notado nada, excepto quizás aquellas personas que ganan un salario mínimo o quienes viven en zonas castigadas por huracanes.
Al asumir la mayoría en ambas cámaras en enero pasado, los demócratas hicieron esfuerzos para aumentar el salario mínimo por primera vez en una década y para lograr modestos aumentos de gastos gubernamentales en la ayuda a víctimas de los huracanes y de la sequía, y la atención médica a niños y algunas otras áreas de salud.
Fuera de eso, los demócratas han encontrado severas dificultades para cambiar políticas federales, obstaculizado por el veto presidencial y los republicanos en el Congreso, que tienen casi la mitad de los escaños del Senado y un número significativo de la cámara baja.
Para frustración de los demócratas estos han sido incapaces de fijar un calendario para la retirada de las tropas de Irak. Tampoco han encontrado una forma de aumentar el apoyo federal a las investigaciones médicas con células madres, modificar el código de impuestos y modificar las prioridades de gastos federales y obligar a la salida del secretario de Justicia Alberto Gonzáles tras el despido de algunos fiscales federales en varios estados.
Las promesas demócratas de reducir las intereses sobre los préstamos estudiantiles, reformar las prácticas de cabildeo e implementar las recomendaciones de la comisión de los atentados del 11 de septiembre del 2001, son proyectos que están en proceso, en el mejor de los casos.
Y, ante la oposición de Bush, han abandonado mayormente sus esfuerzos de permitir al gobierno negociar los precios de las medicinas por prescripción con las farmacéuticas o hasta traerlas desde el extranjero para el programa de atención médica a los ancianos.
Los votantes demócratas pudieran sentirse decepcionados, pero no deberían estar sorprendidos, porque mientras los demócratas fijan la agenda legislativa e investigan al gobierno de Bush, no tienen el poder para asegurar los resultados.
Al carecer de la mayoría de dos tercios necesaria en ambas cámaras para superar un veto presidencial, los demócratas tienen que tratar de presionar a la Casa Blanca, y realizar audiencias investigadoras.
Así pues los demócratas están negociando sin grandes resultados y seguirán así esta mientras el presidente tenga poder de veto.
Edición de esta semana
GOBERNADOR FIRMA LEYES QUE PERMITEN LICENCIAS DE ENFERMERÍA Y MATRICULA UNIVERSITARIA ESTATAL A BENEFICIARIOS DE DACA 
Por Michel Leidermann
La legislatura de Arkansas finalmente aprobó dos proyectos de ley que benefician a jóvenes DACA (Acción Diferida para los Llegados en la Infancia) y el miércoles 10 el gobernador de Arkansas, Asa Hutchinson, las firmó para entrar en vigencia de inmediato en todo el Estado.   / ver más /
Por Michel Leidermann El gobernador republicano de Arkansas, Asa Hutchinson, dijo a reporteros el miércoles 10, que planeaba firmar un proyecto de ley del Senado SB411 contra el estado de “ciudad santuario” y aprobado por los legisladores el último día de la sesión legislativa, a pesar de su preocupación de que una disposición dentro de la ley podría conducir al más perfilamiento racial.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El proyecto de ley SB 411 de Arkansas contra las “ciudades santuario”, es un ataque dirigido principalmente a Little Rock, que no es una ciudad santuario. Fue aprobado por la legislatura republicana de Arkansas y promulgada por el gobernador Asa Hutchinson   / ver más /