Disfrute del sol sin sufrir problemas de salud
2094A.jpg
Aquellos ingenuos que asocian belleza y salud con un perfecto bronceado en la piel, corren el riesgo de convertirse en víctimas fáciles de los rayos solares.
Para confirmarlo, basta ver las estadísticas, que muestran que una de cada cinco personas desarrollará cáncer de la piel en el transcurso de su vida. De este tipo de cáncer, el más temido es el llamado melanoma, porque su alcance puede ser fatal. Según los expertos, más de un millón de personas al año, son diagnosticadas con esa enfermedad, que cada día se torna más común entre mujeres de 25 a 29 años de edad.
De acuerdo a la Fundación de Cáncer de la Piel, el riesgo es tan serio que en el año 2001, uno de cada 71 individuos desarrolló melanoma, y se pronostica que para el 2010 la cifra aumentará y uno de cada 50 resultará afectado.
Más del 90% de todos los tipos de cáncer de la piel son causados por tomar sol sin medidas de protección.
De acuerdo con los médicos, el sol no respeta raza ni edad, y las personas que carecen de un pigmento natural de protección son más vulnerables de contraer cáncer de la piel, mayormente individuos de piel y ojos claros, aunque las personas de piel trigueña igualmente corren el riesgo.
Las buenas noticias son que el cáncer de la piel se puede prevenir y casi siempre es curable cuando se detecta y se trata a tiempo.
La Fundación de Cáncer de la Piel recomienda practicarse un auto examen una vez al mes, revisando cabeza y rostro, manos incluyendo uñas, codos, brazos, torso, senos, espalda, cuello y luego sentarse para revisar piernas y pies, incluyendo tobillos, planta, talón y uñas y usar un espejo de mano para examinar los genitales.
Cuando se percibe un lunar o mancha sospechosa, es aconsejable visitar al dermatólogo para someterse a un examen más profesional.
Consulte de inmediato a un dermatólogo si encuentra en su piel lo siguiente:
• Un lunar o mancha que aumenta de tamaño al mismo tiempo que presenta un tono translúcido, marrón, negro o multicolor.
• Un lunar que cambia de color y textura, cuya forma se torna asimétrica, aumenta su tamaño y espesura o su diámetro es superior a 1/4 de pulgada, es decir, alrededor del tamaño del diámetro de un lápiz.
• Una mancha o lunar que continuamente provoca comezón, duele, sangra o adquiere la apariencia de una costra.
• Una llaga abierta que persiste por más de cuatro semanas o que sana y vuelve a abrirse.
• Un lunar que aparece después de los 21 años.
Mientras más pequeño el niño, su piel es más delgada y menos resistente a los rayos solares. Los recién nacidos por ejemplo no debieran exponerse nunca al sol. A medida que el niño crece se hace cada vez más difícil evitar la exposición exagerada al sol, sobre todo en vacaciones en donde ésta es de regla.
Para evitar las quemaduras limite las horas de piscina, y haga que jueguen con camiseta y sombrero, y colóqueles protector solar en las áreas expuestas desde el comienzo del día.
De lo contrario tendrá que lamentar quemaduras que pueden ser muy dolorosas e incluso graves. Si ocurre esto, notará en pocas horas la inflamación (color rojo e hinchazón) de la piel más expuesta que puede llegar hasta la formación de ampollas y luego úlceras. El niño puede tener fiebre y estar muy decaído y lloroso.
Pocas horas después de la exposición, la piel se pone roja, e hinchada, caliente y sensible al tacto. Por la evaporación de agua durante la exposición y la acumulación en la zona quemada el niño se deshidrata, aumenta la fiebre y el ritmo cardiaco. Pueden aparecer ampollas llenas de líquido que posteriormente se revientan.

¿Qué hacer con las quemaduras de piel?
Administre analgésicos y antifebriles como Ibuprofen o paracetamol, no alimente al niño, pero ofrézcale abundantes líquidos fríos y azucarados.
En un primer momento puede humedecer la piel con agua fría sin romper las ampollas y luego una crema calmante especial. La piel dañada se perderá en los siguientes 5 a 6 días, entretanto continúe colocando ungüento calmante y anestésico. Si las ampollas se rompen, manténgalas limpias y secas, de lo contrario pueden ser el foco inicial de una infección de la piel.
Si el niño tiene lesiones abiertas ulceradas con fiebre y está muy decaído, o si sospecha que las lesiones se infectaron, consulte son su médico sobre el tratamiento a seguir.
Recuerde que un riesgo tardío de las quemaduras excesivas y frecuentes es el cáncer de piel. Vigile que su hijo siempre use bloqueador solar y que se exponga al sol en forma directa sólo lo indispensable.
Para prevenir el cáncer a la piel trate de seguir estos consejos:
• Limite el tiempo de exposición a los rayos solares, independientemente de la hora o estación del año. Las probabilidades de lesionarse permanentemente la piel aumentan en proporción a la cantidad de horas que pasamos al sol.
• Cuando tome sol, cúbrase con ropa, un sombrero de ala ancha y anteojos oscuros con un elevado índice de protección contra rayos ultravioletas.
• Use un bloqueador solar de graduación 35 SPF o más alto, cuando esté a la intemperie, inclusive a la sombra.
• Permanezca el mayor tiempo posible a la sombra.
• Evite esos salones de belleza que brindan un bronceado artificial por medio de camas con luces artificiales.
• Proteja a sus niños del sol y enséñeles desde temprana edad a prevenir enfermedades en la piel.
Más información sobre prevención, detección y tratamiento del cáncer a la piel: www.skincancer.org , o la Fundación de Cáncer de la Piel: 1-800-754-6490, o la
Sociedad Americana del Cáncer: 1-800-227-2345.
Edición de esta semana
CIRUGÍAS DEL CORAZÓN POR VÍA SUBCUTÁNEA
Nuevas técnicas han permitido las cirugías mínimamente invasivas y tiempos de recuperación mucho más cortos para cientos de pacientes que han sido sometidos al reemplazo de la válvula aortica del corazón por vía de un catéter (cirugía percutánea a través de la piel) en lugar de las mayores cirugías de corazón abierto.    / ver más /
El 15° Festival Literario de Arkansas 2018 incluye en su la lista de autores y presentadores a una variada gama de escritores.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
En todo EE.UU. los maestros se cansaron del tratamiento que sus gobiernos estatales dan a la educación y a los educadores.  Los gobernadores y las legislaturas republicanas están ahora promoviendo aumentar los impuestos para apaciguarlos. Los legisladores están tratando de encontrar maneras de mantenerlos en las aulas, sin darles un aumento.    / ver más /