Dejan morir a latina en hospital de Los Ángeles
2126A.jpg
Grabaciones de las llamadas al servicio 911 de emergencias de la policía indican que una operadora se negó a enviar paramédicos o una ambulancia para asistir a una mujer latina que murió desangrada mientras esperaba en la sala de emergencia del Hospital Martin Luther King Jr.-Harbor, que no le prestó atención.
Edith Isabel Rodríguez, de 43 años, murió de perforación intestinal el 9 de mayo en el Hospital. La oficina del médico forense del condado de Los Ángeles determinó que la muerte de Rodríguez fue “accidental”.
Según los familiares de Rodriguez, ella estuvo sangrando por la boca y retorciéndose del dolor durante 45 minutos mientras esperaba en la sala de espera del hospital. Algunos expertos han dicho que probablemente habría sobrevivido si hubiese recibido atención médica.
Las autoridades estatales y locales están investigando ahora la muerte de Rodriguez.
Sus familiares dicen que falleció mientras la policía la sacaba del hospital en una silla de ruedas, bajo arresto por haber violado los términos de su libertad provisional.
En las grabaciones de 2 llamadas hechas al 911 ese día, las personas que acompañaron a Rodríguez suplican a la policía por ayuda ante la falta de acción del personal del hospital y los operadores les dicen que deben resolver el asunto con los funcionarios del hospital.
Hablando en español, el novio de Rodríguez, José Prado, le dice a un intérprete y a los operadores, que Rodríguez ya estaba en la sala de emergencias, pero que las enfermeras no la querían ayudar y se estaba muriendo.
“¿Qué le pasa?”, pregunta una operadora.
“Está vomitando sangre”, contesta Prado.
“¿Y por qué no la ayudan?”, pregunta la operadora.
“La están viendo allí y no están haciendo nada. Sólo la están mirando”, contestó Prado.
La operadora le dijo a Prado que se pusiera en contacto con un doctor y luego agregó que no podía enviar paramédicos al lugar, porque ella ya se encontraba en un hospital. También le pidió después que avisara a la policía del condado.
Una mujer hizo una segunda llamada al 911 ocho minutos después, pidiendo una ambulancia para que se llevara a Rodríguez a otro hospital.
La operadora se negó a llamar a los paramédicos y le dijo a la mujer que ella debía ponerse en contacto con los supervisores del hospital.
Durante la llamada, la operadora puso en duda el que se tratase de una emergencia.
“No puedo hacer nada en relación con la calidad del hospital. No es una emergencia, señora, no es una emergencia”, insistió la operadora.
El Hospital Martin Luther King Jr.-Harbor en el condado de Los Ángeles en California, ya ha sido acusado con anterioridad por mala atención a sus pacientes.
Edición de esta semana
LOS RESIDENTES DE LITTLE ROCK ELIGEN A FRANK SCOTT Jr. COMO NUEVO ALCALDE
Frank Scott Jr., un banquero y pastor asociado que se crió al sur de la carretera interestatal 630 que divide la ciudad de Little Rock por raza y situación económica, fue elegido el martes 4 como nuevo alcalde de la capital de Arkansas.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Los legisladores de Arkansas van a tener mucho que discutir en la próxima sesión legislativa que comienza el 14 de enero, y uno de los muchos temas que abordarán es si aprobar un mayor aumento de fondos por estudiante para las escuelas en varios años.    / ver más /