Estafadores usan nueva modalidad de fraude electrónico para ofrecer empleo
¿Busca trabajo?, ¿Necesita un ingreso extra?, ¿Desea ganar $2,500 trabajando dos horas al día desde su casa?. Estas son algunas de las ofertas de empleo que se suelen recibir por correo electrónico y que esconden, en muchos casos, a estafadores que buscan intermediarios que les sirvan de pantalla para ejecutar sus planes de robos a terceros a través de sus cuentas bancarias, cuyos números han obtenido previamente usando la conocida técnica del “phishing”.
Esta modalidad de fraude electrónico que se ha comenzado a propagar rápidamente a través de la Internet por todo el mundo, recurre a la necesidad y deseos de muchas personas de mejorar su empleo e ingresos y combina la estafa piramidal con el "phishing " —o robo de datos bancarios— para implicar a los incautos que caen en la trampa de un empleo fácil y altamente remunerado, en el delito de estafa y blanqueo de dinero.
La estafa —llamada Scam— consiste en la captación de personas por medio de correos electrónicos, chats, IRC y otros medios electrónicos a través de los cuales empresas ficticias ofrecen cómodos trabajos desde casa y con grandes ganancias, es decir suculentos ingresos a cambio de poco trabajo, y sin que haya contacto personal entre empleado y empleador.
El proceso se da en tres pasos, de forma piramidal.
En un primer momento, la red de estafadores recluta a los “empleados” o intermediarios, luego los ciberestafadores remiten correos electrónicos a millones de internautas haciéndose pasar por su entidad bancaria con el objeto de que les faciliten sus números de cuenta y/o claves —modalidad de ciberfraude conocido como phishing—.
Una vez obtenidos los números de cuentas de decenas, cientos o miles de personas, los estafadores comienzan a retirar sumas importantes de dinero a través de los intermediarios, cuyo trabajo consiste en reenviar rápidamente ese dinero a sus supuestos “empleadores”, a quienes no conocen y cuyas cuentas suelen estar en paraísos fiscales u ocultas.
Los intermediarios ganan una comisión en concepto de sueldo o servicios prestados.
De esta manera, quienes quedan implicados en el delito de robo de identidad y cobros ilegales son los intermediarios. Las víctimas de esta estafa suelen recibir cargos en cuentas bancarias cuyos números han sido robados sin darse cuenta.
Las personas que aceptan este tipo de trabajo, conscientes o no, entran en complicidad en un delito de robo y blanqueo de dinero.
Con esta ingeniería social, los estafadores logran no llamar la atención de los bancos, ya que los robos o cargos no se realizan desde una sola cuenta, que sería la de los verdaderos estafadores, sino desde las de decenas o miles de “intermediarios”, lo que evita que salten pronto las alarmas de los bancos y, por otro lado, logran poner un escudo entre el delito y su cuenta bancaria final donde guardan el botín.
El sitio web: www.hotscams.com, reúne los principales ejemplos de Scam que circulan por la red, un recurso muy interesante para conocer el fenómeno y evitar caer en él. Otros sitios a consultar son: la asociación Internautas.org (seguridad.internautas.org/html/4173.html) como Microsoft (www.microsoft.com/spain/empresas/asesoria/scam.mspx)
Edición de esta semana
CÓMO EVITAR FRAUDES Y ESTAFAS CUANDO COMPRA UNA PROPIEDAD
Por Michel Leidermann
EL LATINO ha tomado conocimiento de frecuentes casos de fraude contra familias latinas (algunos hasta perpetrados por propios latinos), en los cuales estas inocentes familias han perdido todo o invertido en una vivienda, y hasta la misma morada.   / ver más /
El 17 de septiembre a las 4:30 de la madrugada, el cuerpo de bomberos de Midway, en el condado de Baxter (con su capital Mountain Home), tuvo que enfrentarse a una extraña llamarada que apareció de un agujero en la tierra. Después de que el fuego se extinguió por sí mismo expertos intentan entender la razón del fenómeno.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Ninguna fuerza política tiene hoy el poder suficiente en EE.UU.  para cuestionar con éxito las bravuconadas de Donald Trump, pero hay un colectivo que está empezando a alzar la voz de forma espontánea y vigorosa: los estudiantes.    / ver más /