Temen acciones locales contra inmigración ilegal
Se espera que el fracaso en el Congreso de una reforma a las leyes de inmigración, precipite los esfuerzos por parte de los estados y ayuntamientos para resolver los problemas creados por 12 millones de ilegales en el país en sus ámbitos locales.
Expertos opinan que podría resultar una variedad de leyes y ordenanzas, algunas que castigarán severamente a los inmigrantes ilegales y a los que les den trabajo.
‘’Habrá toda una andanada de leyes locales relacionadas con la inmigración’’, dijo el senador Lindsey Graham, republicano por Carolina del Sur y patrocinador del proyecto de reforma respaldada por la Casa Blanca. “Sin embargo en algunas áreas del país habrá ‘ciudades santuarios’’ para los indocumentados. En otras, el que simplemente mire a un indocumentado podrá hasta perder su licencia empresarial’’.
Frustrados por lo que perciben como falta de acción por parte del gobierno federal en implementar estrictamente las leyes existentes, algunos gobiernos estatales y locales ya han estado sugiriendo ordenanzas que van desde lo punitivo a lo protector, una tendencia que casi seguramente ha de incrementarse ahora por el vacío dejado por el Congreso.
Hasta abril de este año, los legisladores estatales en los 50 estados de la Unión, habían propuesto 1,169 proyectos de ley y resoluciones relacionadas con inmigración, más del doble de las que se plantearon el año pasado, según la Conferencia Nacional de Legislaturas Estatales.
Muchas propuestas quedaron en el camino, pero otras llegaron a concretarse, recalcando la intolerancia cada vez mayor de los electores por la falta de acción del gobierno federal.
En Oklahoma recientemente se aprobó una ley que les quita acceso a los inmigrantes ilegales a licencias de conducir y a muchos beneficios del gobierno.
En Colorado una ley promulgada hace 6 meses impide que las empresas contraten a inmigrantes ilegales y requiere que éstos declaren el status legal de todos sus empleados.
Un suburbio de Dallas, Farmers Branch, captó la atención de todo el país al promulgar una ordenanza que prohíbe alquilarles propiedades a inmigrantes ilegales. El asunto ahora está en las cortes.
En otra comunidad de Texas, Oak Point, se aprobó por estrecho margen una resolución que declara que el inglés es el idioma oficial.
Otros estados y municipios han mantenido una posición más generosa.
Al sur de la Florida, el Condado Miami-Dade y dos municipios más, han adoptado resoluciones que piden al gobierno federal que no siga deportando a los inmigrantes ilegales.
En 32 ciudades y condados de 16 estados, entre ellas San Francisco, Austin, Houston y Seattle, se han adoptado ‘’políticas de santuario’’ que protegen a los inmigrantes indocumentados y hasta prohíbe a sus policías preguntar sobre el estado inmigratorio, según el Servicio de Estudios del Congreso, una división de la Biblioteca del Congreso.
Un grupo llamado "Legisladores Estatales a Favor de la Inmigración Legal" anunció la formación de ‘’un frente unido’’ contra los empresarios que contratan a inmigrantes ilegales, de acuerdo a su fundador, el representante estatal republicano Daryl Metcalfe, de Cranberry Township, Pennsylvania.
Se le han sumado legisladores de otros 30 estados que planean a introducir proyectos de ley similares para tratar de acabar con las posibilidades de trabajo que atraen a los inmigrantes ilegales hasta los Estados Unidos según Metcalfe.
Edición de esta semana
¡SUBIERON BANDERA EN OAKLAWN!
Ubicado en el Parque Nacional de Hot Springs, el Oaklawn Racing & Gaming (# 2705 Central Ave. Hot Springs.1-800-OAKLAWN) es uno de los mejores hipódromos en el país desde 1904, y hogar del afamado Arkansas Derby con un premio de $1 millón al ganador. Hoy en día, Oaklawn también ofrece una gran cantidad de diversión y conciertos y máquinas de juegos de azar, día y noche durante todo el año.   / ver más /
¡Nueva sección!   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El Partido Republicano (GOP) está en problemas más profundos de lo que sugiere la pérdida de un escaño en el Senado en la elección en Alabama. La fuente de ese problema se remonta al 19 de julio de 2016, cuando el GOP aceptó a Donald Trump como candidato a presidente.   / ver más /