jenny aún espera trasnplante de riñon en little rock
2164A.jpg
Jenny Morales la joven de 17 años originaria del estado de Guerrero, que sufre de una enfermedad renal grave, aún está esperando que se haga realidad el transplante de un riñón donado por un tío materno de 21 años, para salvarle la vida y devolverla a la normalidad.
La enfermedad de Jenny se descubrió en agosto del 2004 cuando sufriendo de lo que creyeron era un catarro, la llevaron al Hospital de Niños de Arkansas y alli le descubrieron un problema renal crónico. De inmediato la internaron por dos semanas e iniciaron los tratamientos de diálisis.
En general las personas pueden vivir convencionalmente con un solo riñón siempre y cuando este funcione perfectamente bien.
Después de examinar a 4 familiares por una compatibilidad para un transplante, resultó que su tío Julián de Tijuana, México, era el único pariente que puede donarle un riñón compatible. Julián lleva 5 meses en Little Rock esperando por una resolución.
En lo que va del año, Jenny ya ha tenido que lidiar con cuatro infecciones graves más la zozobra de no saber si podrá tener o no el transplante cuyo costo se estima en unos $250,000, más el costo de las medicinas que tanto el recipiente como el donante tendrán que tomar de por vida para asegurar que no se desarrollen nuevos problemas con los riñones en ambas personas.
Se formó un comité de ayuda a Jenny bajo el nombre “Una Esperanza para Jenny”, integrado por: Bernabé Morales (hermano mayor de Jenny), Paul y Melanie Soto, el pastor Julio Barquero, Sonia Ibarra, y Marie Elena de Ávila. El comité ha conseguido reunir cerca de $32,000 que están depositados en la cuenta Nº 2491664 del Metropolitan National Bank.
Igualmente la familia se ha reunido con el Cónsul de México quien trató de que la operación se realizara en México de forma gratuita, siempre y cuando toda la familia se regresara a México de acuerdo con las normas del Seguro Social mexicano, pero los Morales no aceptaron regresarse a México, con lo cual esa posibilidad quedó trunca.
Por cerca de 2 años Jenny fue atendida cada mes en el Hospital de Niños de Arkansas (ACH), donde se le hacía un chequeo general y otros exámenes. Además le donaron una máquina de diálisis (filtración de la sangre para eliminar impurezas), a la cual Jenny se conectaba cada noche para hacer su limpieza en 8 a 9 horas en su casa. Todos los medicamentos para mantener a Jenny estable, son suministrados por el Hospital de Niños y la Baxter International Inc. una corporación internacional de productos y aparatos médicos.
Pero hace unas semanas hubo que cambiar la limpieza de diálisis por una de hemodiálisis con la implantación de un cáterer en el abdomen de la joven por problemas de nuevas infecciones.
Lamentablemente el ACH no puede ayudar con el transplante para Jenny porque el tío donante es un mayor de edad, pero la atención de medicinas y hemodiálisis futuros dependerán del dinero con se cuente, pues de no estar esta parte cubierta financieramente, se corre el riesgo de que se vuelva a producir una problema en el riñón tanto de Jenny como del tío, lo que haría que el transplante haya sido lamentablemente un fracaso.
Ahora las esperanzas están cifradas en lo que algunos hospitales privados puedan y quieran hacer para Jenny, (Hospital Bautista y el hospital católico San Vincente) que a través de sus obras de caridad pueden resolver los problemas burocráticos y legales que enfrentan los hospitales (UAMS y ACH) que dependen de fondos fiscales.
Seguirán los esfuerzos mancomunados de la familia, el consulado de México y de la comunidad, para salvarle la vida a Jenny hasta encontrar una solución y hasta que el transplante se haga realidad.
Carta abierta de Jenny Morales
Junio 25, 2007

(Jenny de 17 años sufre de una falla renal crónica y está esperando un transplante de riñón).

!Hola! Soy Jenny Morales, tengo 17 años de edad y necesito un trasplante de riñón. Yo les pido que me ayuden porque es muy difícil dormir en una cama porque tengo que estar conectada a una máquina por 9 horas en la noche y al otro día ir a la escuela como todo joven normal. Pero hay un problema: NO puedo hacer lo que me gusta porque tengo un aparato dentro de mi abdomen que no me deja hacer un deporte que porque me puede perjudicar o me puede lastimar. Recientemente tuvieron que quitarme la diálisis que se hace con una máquina externa para ponerme en hemodiálisis para que me limpie la sangre. Gracias a esa máquina dentro de mi cuerpo estoy bien y con vida que es lo mejor, pero por eso les pido a todos su apoyo.
A toda la gente de la comunidad latina les pido una ayuda pues estoy necesitando un riñón. Ahorita ya tengo el donador que es mi tío y también tengo algo de dinero pero que no es suficiente, por eso les invito para el concierto que se va a hacer en centro cristiano fellowship Sherwood, el próximo 25 de agosto.
Yo me siento triste que mis amigas estén bien y puedan hacer cosas que yo no puedo hacer. Me siento mal porque a pesar de que yo se que esto es una prueba de Dios para mi vida, siento que todo se me viene encima porque yo quisiera ser una persona normal que se levanta con una meta y que se pueda divertir como una persona normal. Yo, Jenny Morales les pido su apoyo para lo que estoy pasando y para que pueda cumplir el deseo de tener una nueva vida después de mi trasplante. Pero para que me puedan hacer ese trasplante, necesito que nos apoyen con un poco más de dinero. El poco dinero que hemos juntado es gracias a radiotones en todas las tiendas latinas y también con el apoyo de El Club Latino. Gracias a ellos hemos juntado un poco más de dinero para mi operación pero todavía falta. GRACIAS a todos por estar conmigo y con mi familia.

Jenny
501-753-7969
jenny@esperanzaparajenny.org
www.esperanzaparajenny.org
Edición de esta semana
ESPECIALISTA HONDUREÑO EN ARKANSAS LIDERA INVESTIGACIÓN AGRÍCOLA
Por Michel Leidermann
EL LATINO continúa con su función de destacar a profesionales latinos en Arkansas para motivar a los jóvenes a estudiar y titularse como profesionales en distintas carreras universitarias, y avanzar más allá de la idea de muchos inmigrantes latinos que graduarse de la secundaria es el final de su educación.   / ver más /
El Día de los Caídos en Guerra o Memorial Day, es una fecha conmemorativa federal que tiene lugar el último lunes de mayo de cada año, con el objeto de recordar a los soldados estadounidenses que murieron en combate.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Quiero reconocer y aplaudir especialmente a los educadores en ocasión de celebrarse la Semana de Agradecimiento a los Maestros (del 7 al 11 de mayo). Hay innumerables situaciones en las que los gobiernos estatales trampean a los maestros con recursos insuficientes y como cabeza de turcos por las fallas educativas que los EE.UU. están sufriendo hace muchos años, demasiados, degradando y desgastando a los maestros que dedican sus vidas a educar a la próxima generación.   / ver más /