Es imposible deportar a miles de ilegales fugitivos de la ley
2210A.jpg
Existe gran dificultad para expulsar de los EUAS a los fugitivos con órdenes de deportación, debido a un sistema que nunca tiene los fondos o el personal suficientes. Por ello encontrar al estimado medio millón de fugitivos demoraría muchos años.
El proyecto de inmigración del Senado que falló en julio habría ayudado a millones de indocumentados a legalizar su situación y contemplaba $4,400 millones más para construir muros en la frontera con México y fortalecer el cumplimiento de las leyes de inmigración.
Ahora los defensores de los derechos de los inmigrantes pronostican un aumento en las redadas de Inmigración ejecutadas por el Departamento de Seguridad Interior y la policía local. Fugitivos con órdenes de deportación, muchos de cuyos nombres ya están en una base de datos nacional, son los objetivos principales.
Pero incluso si Inmigración pudiera deportar el doble de la cantidad de personas que deporta en la actualidad (17,817 en el año fiscal 2006), se demoraría 20 años en deportar los 632,189 fugitivos ya identificados. Y esa cifra no incluye a los otros miles adicionales que los jueces de Inmigración ordenarían deportar durante esos años. Desde septiembre del 2003 la lista de fugitivos aumentó un promedio de 68,184 por año.
Al considerar el caso particular de los fugitivos en el proyecto de ley de inmigración, el presidente Bush calificó de tarea imposible deportar los aproximadamente 12 millones de indocumentados que viven en el país. Pero la Policía de Inmigración y Aduanas (ICE) no ha descartado la deportación de los 632,189 que ya tienen órdenes de salir.
La mayoría de esos fugitivos son personas que no han infringido otras leyes fuera de entrar no autorizados al país. No tienen expedientes delictivos, sólo entraron al país ilegalmente o se quedaron con sus visas vencidas. En el 2003 el ICE calculó que sólo uno de cada cinco fugitivos (400,000 ese año) tenía antecedentes penales.
En todo caso se necesitarían cambios drásticos en la aplicación de la ley para encontrar y deportar a todos los fugitivos. Tendrían que recibir ayuda de todos los departamentos locales de policías del país para hacerlo. El gobierno tendría que aumentar en el triple el número de los 6,000 agentes actuales que investigan los casos, a cerca de 20,000; construir más centros de detención; y simplificar el complicado proceso de deportación.
Otro problema es la dificultad cada vez mayor para expulsar a algunos de los extranjeros detenidos con expedientes delictivos (violadores, asesinos, chantajistas, secuestradores, asaltantes, pirómanos, ladrones, terroristas, agresores sexuales de menores).
Algunos tribunales locales demoran la emisión de los documentos de viaje para los detenidos, que terminan de nuevo en las calles. Los funcionarios del ICE se han visto obligados a liberar delincuentes que no pueden ser deportados, para no infringir un fallo de la Corte Suprema del 2001 que prohíbe la detención indefinida de extranjeros no deportables.
Una evaluación del Departamento de Seguridad Interior menciona a Haití, China, Pakistán e India como países que se niegan a recibir a sus connacionales deportados con antecedentes penales. El informe menciona a Cuba, Cambodia, Laos y Vietnam como países que rechazan entregar documentos de viaje para ingresar.
El ICE ha destacado 53 equipos desde febrero para seguirle la pista a fugitivos con orden de deportación sobre todo después que el Centro de Ayuda a Operaciones contra Fugitivos se inauguró en Vermont en el 2006, en tanto el Congreso Nacional financió la creación de 23 equipos adicionales para el año fiscal 2007.
Pero faltan bancos de datos informáticos, más personal, y espacio suficiente para alojar a los detenidos para que procesar a más fugitivos sea una tarea más fácil de cumplir.
Recientemente, funcionarios del ICE anunciaron la primera reducción en el número de fugitivos, y calculaba que el atraso de 400,000 casos podía eliminarse para el 2012.
De cualquier modo, aunque todos los fugitivos fueran detenidos en un año, las autoridades no cuentan con espacio para retenerlos. Se calcula que hay sólo alrededor de 27,500 literas en los centros de detención.
Edición de esta semana
GOBERNADOR FIRMA LEYES QUE PERMITEN LICENCIAS DE ENFERMERÍA Y MATRICULA UNIVERSITARIA ESTATAL A BENEFICIARIOS DE DACA 
Por Michel Leidermann
La legislatura de Arkansas finalmente aprobó dos proyectos de ley que benefician a jóvenes DACA (Acción Diferida para los Llegados en la Infancia) y el miércoles 10 el gobernador de Arkansas, Asa Hutchinson, las firmó para entrar en vigencia de inmediato en todo el Estado.   / ver más /
Por Michel Leidermann El gobernador republicano de Arkansas, Asa Hutchinson, dijo a reporteros el miércoles 10, que planeaba firmar un proyecto de ley del Senado SB411 contra el estado de “ciudad santuario” y aprobado por los legisladores el último día de la sesión legislativa, a pesar de su preocupación de que una disposición dentro de la ley podría conducir al más perfilamiento racial.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El proyecto de ley SB 411 de Arkansas contra las “ciudades santuario”, es un ataque dirigido principalmente a Little Rock, que no es una ciudad santuario. Fue aprobado por la legislatura republicana de Arkansas y promulgada por el gobernador Asa Hutchinson   / ver más /