PARA COMPRAR CASA
2220A.jpg
Antes de ponerte a buscar casa, es fundamental tener los pies sobre la tierra y calcular cuánto puedes pagar de cuota. De lo contrario, una vez que elijas casa te frustrarás si no te dan el crédito o si no te alcanza el salario para pagarla.
Por lo general, la institución que te prestará el dinero para comprar tu casa se basará en dos tipos de cálculos. Puedes hacer la cuenta tú mismo antes de buscar casa, o acercarte a una entidad bancaria para pedir asesoramiento gratuito. En estas entidades, un especialista podrá ayudarte a calcular teniendo en cuenta, además de tus ingresos, tus gastos mensuales y tus deudas adicionales (por ejemplo, si estás comprando un auto). Por esta gestión, no te pueden cobrar.

FÓRMULAS QUE NO FALLAN PARA CALCULAR EL DINERO DISPONIBLE
Estos hay varios métodos que puedes usar para calcular la cuota que podrás pagar. Los porcentajes se sacan sobre el salario libre de impuestos. El primero no tiene en cuenta gastos adicionales como los seguros, por eso se basa en un porcentaje más bajo.
• Fórmula del 28%: podrás pagar una cuota equivalente al 28% de tu salario mensual. Tienes que multiplicar tu salario mensual por 28 y dividirlo en cien. Por ejemplo, si ganas $2,500, podrás pagar $700 al mes, es decir, $8,400 dólares al año.
• Fórmula del 36%: incluye seguros y gastos colaterales de la casa. Si tu salario es de $2,500,, podrás pagar $900 en total (incluyendo seguros, impuestos, etc.), es decir, $10,800 al año.
• Fórmula del 10%: Otra más simple y sin ser exacta, pero que te puede dar una buena idea de lo que puedes pagar, es que en general, terminarás pagando el 10% del valor de tu casa al mes (menos el downpayment o enganche inicial). Es decir, si tu deuda es de $230 mil, entre seguros, impuestos y cuota, terminarás pagando un aproximado a $2,300 dólares al mes.

Ayuda para calcular
Si aún tienes dudas, el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano (HUD: US Department of Housing and Urban Development) te ayuda a hacer este cálculo y te informa sobre los consejeros de vivienda más cercanos de tu ciudad en el teléfono gratuito 1-800-569-4287.

TUS DERECHOS COMO COMPRADOR
Recuerda que como comprador de una vivienda, tienes derechos. Te conviene conocerlos para no sufrir atropellos o prácticas abusivas.
• Tienes derecho a comparar las ofertas de distintos prestamistas y a buscar el mejor préstamo. Si crees que te lo niegan por motivos raciales o que te quieren cobrar intereses abusivos, puedes denunciar al prestamista en el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano (1-800-569-4287).
• Puedes exigir a la entidad crediticia que te diga el monto total de tu préstamo, es decir, cuánto terminarás pagando a lo largo de los años si se suman los intereses, los gastos administrativos, los seguros, los honorarios profesionales, y las inspecciones. Esto te permitirá saber si el préstamo es abusivo y si te conviene.
• El agente hipotecario debe especificarte qué hará por ti y decirte qué honorarios no te devolverán en caso de que no cierres el acuerdo del préstamo. Debe aclararte si se quedará con tu seña en caso de que adelantes el dinero para una casa y luego el banco no te dé el crédito.
• En caso de que te nieguen un préstamo, la entidad debe explicarte claramente por qué no te lo da. Tienes todo el derecho por ley, a pedir explicaciones. Si crees que es por motivos raciales, denúncialos al Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano (1-800-569-4287).
• La entidad debe proveerte de un folleto del Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano en el que se detallan todos los gastos adicionales y la forma de calcularlos.

TOTAL DE GASTOS APROXIMADOS
Además del crédito en sí, hay gastos agregados que debes tener en cuenta y que se pagan por los trámites. Estos son los gastos que deberás pagar y que se suman al precio de la venta.
• Gastos administrativos de un préstamo: La entidad crediticia te cobrará un porcentaje por procesar, aprobar y realizar el préstamo hipotecario. También te cobrarán por el informe de crédito, es decir, la información que ellos recabarán sobre tu historial crediticio y tu cumplimiento con los pagos.
• Inspección: Si no contrataste a un inspector de la propiedad, la entidad crediticia enviará a uno antes de darte el dinero, pero tu pagarás sus servicios. Te los incluirán en los gastos administrativos.
• Solicitud de seguro hipotecario: Estos costos cubren el procesamiento de una solicitud de seguro hipotecario, que es el que cubrirá la entidad en caso de que dejes de pagar la hipoteca.
• Seguro contra riesgo: Este seguro te protegerá a ti y a la entidad que te preste el dinero, ya que responde en caso de incendios, tormentas, viento y peligros naturales que pueden dañar la casa.
• Abogado: A veces las entidades crediticias piden que todo sea supervisado por un abogado. Por lo general es el vendedor quien paga, pero éste lo incluye en el precio de venta, que subirá según lo que cobre este profesional.
• Costos de transferencia y registro: Son las tasas que se pagan al Estado por la transferencia e inscripción del inmueble. Quien lo pague, dependerá del acuerdo de venta, pero generalmente el registro legal corre por cuenta del comprador.

PRÉSTAMOS PARA
COMPRAR CASA O AUTO
La mayoría de las personas necesitan pedir dinero prestado para comprar una casa o un auto. Para pedir un préstamo, necesitas hacer un depósito inicial y un buen historial de crédito. Bancos, cooperativas de crédito, compañías de hipoteca, y concesionarias de carros ofrecen préstamos. Un préstamo es un documento legal. Conoce los términos y reglas antes de firmarlo.

PRÉSTAMOS PARA
COMPRAR CASA
La mayoría de los prestamistas extienden los pagos por un periodo de 15 a 30 años. Haz una cita para consultar con un Agente de Préstamos. Pregunta qué debes llevar. El agente te ayudará a llenar formularios y presentarlos a un comité de préstamos. Ellos pueden pre-calificarte para que sepas cuanto puedes gastar antes de buscar una casa. La mayoría de los prestamistas son honestos. Aun así ten cuidado con los prestamistas que quieren cobrar honorarios altos, cargan altas tasas de interés, o quieren prestar más dinero de lo que la casa vale para "ayudarte" a consolidar otra deuda.

PRÉSTAMOS PARA
COMPRAR CARRO
Cuando compras un carro, la concesionaria puede ofrecer financiamiento. Pero usualmente los bancos y cooperativas de crédito tienen tasas de interés más bajas. El interés es la cantidad de dinero adicional que el agente de préstamos cobra por prestar dinero. Los prestamos dependen del precio del auto y cuánto dinero puedes pagar cada mes. Parte del dinero que paga es por el dinero prestado y otra parte es por el interés. Los préstamos más largos cuestan más dinero. Antes de comprar un carro, averigua en tu banco o cooperativa de crédito y pregunta cuánto dinero puede pedir prestado. Ellos basan la cantidad que te pueden prestar de acuerdo a cuánto dinero ganas.
Edición de esta semana
CENTRO COMUNITARIO SEIS PUENTES
El pasado sábado 11 el Centro Comunitario y de Educación Seis Puentes (#4202 Camp Robinson Rd., North Little Rock) celebró con gran éxito e imponente asistencia de papás y alumnos, su feria de regreso a clases 2018 repartiendo mochilas y útiles escolares y tarjetas de regalo de WalMart a los presentes. / ver más /
El consulado de El Salvador en Dallas ((469) 274-2708 o 1-888-301-1130), a cargo de la cónsul Verónica Patricia Pichinte Cubillos, sostuvo un consulado móvil en el Centro Comunitario del Southwest en Little Rock (#6401 Baseline Road) los pasados días 10 y 11, entregando nuevos pasaportes así como registros de nacimiento, matrimonio y defunción; autorización para menores; registros y sobrevivencias; antecedentes penales y policiales. / ver más /
Los campistas latinos tienden a usar los servicios de acceso al internet para mantenerse conectados con sus empleos y cualquier persona que los necesita.    / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Un joven recién casado estaba sentado junto a su padre. Mientras el joven hablaba sobre la vida adulta, el matrimonio, las responsabilidades y las obligaciones, el padre le lanzó una mirada clara y seria y le dijo: “Nunca olvides a tus amigos, se volverán más importantes a medida que envejezcas. Independientemente de lo mucho que ames a tu familia, siempre necesitarás amigos. Recuerda juntarte con ellos ocasionalmente (si es posible), pero de alguna manera logra, mantenerte en contacto con ellos”.   / ver más /