Aumento de latinos dificulta servicios de salud
2272A.jpg
A medida que más latinos se mudan a las comunidades rurales de Estados Unidos, los proveedores de servicios de salud en estas comunidades se están viendo obligados a reexaminar la forma en que proporcionan los servicios y a analizar nuevas formas para ayudarlos a superar las barreras culturales e idiomáticas que les obstruyen el acceso a éstos.
Se vaticina que los latinos se convertirán en la mayor minoría rural para el 2025, de acuerdo con un análisis efectuado por el Departamento de Agricultura en base a datos del Censo. Su número casi se duplicó de 1,4 millones a 2,7 millones en poblados rurales entre 1980 y el 2000, con un incremento de latinos entre los residentes rurales del 3% al 5,5% durante el mismo período.
Un factor importante es el aumento en la seguridad fronteriza -en especial después de los atentados terroristas del 11 de septiembre del 2001- que les dificulta a los inmigrantes ilegales viajar desde Estados Unidos hacia México para visitar a sus familiares. Descubren que cruzar una y otra vez... ya no es fácil ni barato, y tienden a traerse a sus familias de una vez.
Algunos de los problemas más acuciantes provocados por el auge de la población latina se están produciendo en los estados del suroeste a lo largo de la frontera con México, donde poblados fronterizos empobrecidos carecen de servicios básicos incluso agua corriente.
En comunidades rurales que cuentan con servicios básicos de salud adecuados, el reto es hacer que los latinos estén al tanto de lo que hay disponible y facilitarles llegar a hospitales, clínicas y consultorios médicos.
Los trabajadores migrantes representan un desafío especial debido a su vida nómada. Las personas que se mudan debido a su trabajo están siendo desarraigados constantemente, y si están involucradas en la atención de una enfermedad crónica o un embarazo, por ejemplo, no necesariamente van a tener buena continuidad en ese cuidado.
Loretta Heuer, coordinadora de enfermedades crónicas de Migrant Health Services Inc., en Moorhead, Minnesota, intentó atacar el problema de la diabetes entre los inmigrantes en Dakota del Norte, Minnesota y Texas bajo un programa que comenzó en el 2000, el cual les pagaba una pequeña remuneración a ciertos miembros de la comunidad para que trabajaran como "promotores de salud" sobre la enfermedad.
Los educadores organizaron grupos de apoyo o revisiones preventivas que normalmente se llevaban a cabo en las iglesias locales tras los servicios religiosos del domingo. Los participantes podían compartir sus temores con alguien que hablaba su propio idioma y podía proporcionarles información acerca de los síntomas de la diabetes, así como asesoría sobre cómo supervisar el nivel de azúcar en su sangre.
"También pudieron conversarlo con familias y ayudarles a comprender mejor la enfermedad", indicó Heuer. "En ocasiones, si te baja el nivel de azúcar y te muestras irritable, tus familiares pueden pensar que simplemente estás siendo gruñón".
Brindar servicios a los residentes latinos puede ser una gran ayuda para superar algunos obstáculos en la atención a la salud, según el Instituto de Medicina de Carolina del Norte, una organización sin fines de lucro que analiza asuntos de políticas de salud.
"Realmente reduce el tiempo de transporte, y el transporte puede ser una barrera considerable", señaló. "También está el asunto de la confianza, que no es algo menor. Cuando haces visitas en repetidas ocasiones, y estableces las bases para explicar quiénes son los que proporcionan los servicios de salud y qué hacen, eso ayuda".
Edición de esta semana
EL BARRIO SUDOESTE DE LITTLE ROCK OFRECE NUEVOS SERVICIOS Y OPORTUNIDADES
Por Michel Leidermann
La oficina del Censo de los EE.UU. anuncio que la población de Arkansas llegó a 3,021,991 personas en 2017 de las cuales 7.2% eran latinas o de origen latino lo que se traduce en 218.000 en Arkansas. Este número, aunque en opinión de muchos, la realidad está más cercana a los 230.000 latinos.   / ver más /
Con más muertes por gripe reportadas en Arkansas en la última semana, la cifra de muertos se elevó a 140 en lo que ya se había convertido en la temporada de gripe más mortal del estado en al menos 17 años.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
“No se supone que suceda aquí” dijeron los padres de los estudiantes en Parkland, Florida. "No, no se supone que suceda en ningún lado, pero las matanzas masivas suceden con una frecuencia venenosa. Y en un horrible miércoles14, el Día del amor y la amistad, sucedió en el sur de la Florida. Padres, abuelos, hermanos, amigos han visto sus vidas cambiar para siempre.   / ver más /