Pendiente aprobación de fondos para seguro de salud infantil de Arkansas
Por Michel Leidermann
2321A.jpg
El gobernador Mike Beebe junto con legisladores de Arkansas, declararon su apoyo para la reautorización federal del programa de seguro médico para niños conocido por su sigla nacional SCHIP (State Children’s Health Insurance Program), el que proporciona seguro médico para los hijos de familias de bajos ingresos y que en Arkansas se conoce como ARKids First.
En Arkansas, los aportes recibidos por ARKids First o SHIP, financian igualmente otros tres programa de salud: ARHealthNet (un seguro para empleados de pequeñas empresas), el cuidado prenatal para las mujeres inmigrantes, y ARKids B.
La discusión en el Congreso Nacional sobre el SHIP se centran en cuánto dinero debe destinarse para financiar todo el programa. El Senado nacional y la Cámara de Representantes reautorizaron el financiamiento del programa con versiones diferentes. La versión del senado aumentaría el costo del programa nacionalmente en cinco años a $60 mil millones. La versión de los representantes lo llevaría a $75 mil millones, más del doble que lo generado por los impuestos federales al tabaco destinados a este programa.
Los negociadores del congreso están trabajando para llegar a una solución de compromiso antes del plazo de vencimiento del 30 de septiembre, pero el presidente Bush ha dicho que ambas propuestas tienen un costo demasiado alto e inaceptable para el fisco. Bush desea limitar el programa a solamente $30 mil millones en cinco años.
Desde que ARKids comenzó, el porcentaje de niños sin seguro en Arkansas, ha caído del 23% original, a 10%, cubriendo en la actualidad a más de 88.000 niños.
La discusión se centraliza en cómo cubrir a más niños actualmente sin seguro, sin ampliar tanto las normas del programa como para que las familias que actualmente tienen un seguro privado de salud para sus hijos, lo cancelen a cambio de un plan financiado por el gobierno.
La propuesta de los Representantes permite que los estados amplíen su SCHIP a las familias con ingresos equivalentes de hasta 400% del nivel de pobreza federal, esto es, hasta $82.600 para una familia de cuatro personas.
Si el financiamiento se mantuviera igual a lo que se gastaba hasta ahora, el programa costaría $25 mil millones en cinco años cubriendo a unos de 6 millones de niños nacionalmente incorporados a variados programas de seguro médico para niños. Con los proyectos del Senado nacional y la Cámara de Representantes, este seguro pagaría por 3 a 4 millones de niños adicionales a las que ya están cubiertos..
Otra preocupación de algunos legisladores, es la extensión por la cual el programa de la salud de niños cubre a adultos, como sería el caso del programa ARHealthNet en Arkansas para empleados adultos de pequeñas empresas, que comenzó a inscribir a asegurados en enero del 2007.
ARHealthNet utiliza los subsidios del gobierno, para ayudar a pagar por seguros de salud de los empleados de pequeñas empresas cuyos ingresos por hogar no exceden dos veces las pautas federales de la pobreza, o sea $40.000 por año para una familia de cuatro.
En septiembre y al regreso de sus vacaciones de verano en Agosto, los congresistas tendrán que llegar a una propuesta de financiamiento que el presidente Bush quiera firmar antes del 30 de septiembre, o el SHIP quedará sin fondos y sin efecto.
Edición de esta semana
CÓMO EVITAR FRAUDES Y ESTAFAS CUANDO COMPRA UNA PROPIEDAD
Por Michel Leidermann
EL LATINO ha tomado conocimiento de frecuentes casos de fraude contra familias latinas (algunos hasta perpetrados por propios latinos), en los cuales estas inocentes familias han perdido todo o invertido en una vivienda, y hasta la misma morada.   / ver más /
El 17 de septiembre a las 4:30 de la madrugada, el cuerpo de bomberos de Midway, en el condado de Baxter (con su capital Mountain Home), tuvo que enfrentarse a una extraña llamarada que apareció de un agujero en la tierra. Después de que el fuego se extinguió por sí mismo expertos intentan entender la razón del fenómeno.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Ninguna fuerza política tiene hoy el poder suficiente en EE.UU.  para cuestionar con éxito las bravuconadas de Donald Trump, pero hay un colectivo que está empezando a alzar la voz de forma espontánea y vigorosa: los estudiantes.    / ver más /