México celebra su independencia en Little Rock
Por Joisy J, Mendez
2332A.jpg
El anfiteatro del River Market en Little Rock, se convirtió el viernes 14 en el escenario de festejos por el Día de la Independencia, con la presencia de mexicanos, mexicano americanos, simpatizantes y con el “Grito de Dolores” lanzado por el honorable Andrés Chao, cónsul de México para Arkansas
Este es el primer año en que los mexicanos de Arkansas central han conmemorado la independencia del país concentrándose en centro de la capital de Arkansas.
En cumplimiento de la tradición, el cónsul Chao celebró el comienzo del Día de la Independencia gritando "¡Viva México!"
Cientos de mexicanos respondieron a las arengas del cónsul con gritos de "¡Viva!", al unísono.
La celebración fue engalanada por la banda Calibre Norteño de Little Rock, el ballet folclorico Reflejos de México de Olivia Arias, y el Mariachi Amigo de Rogers.
El vibrante y emocionante himno mexicano fue entonado por Manuel Martinez Escalante, del Departamento de protección y desarrollo económico del Consulado de México en Little Rock.
Por convención, el Grito de Dolores es considerado el punto cronológico con que inicia la guerra de Independencia de México, y consiste en el llamado del cura Miguel Hidalgo y Costilla (en compañía de Ignacio Allende y Aldama), a sus parroquianos a levantarse en contra de la autoridad virreinal de la Nueva España. En la mañana del 16 de septiembre de 1810, Miguel Hidalgo convoca a través del llamado de alerta del campanario a la población de Dolores (hoy Dolores Hidalgo, estado de Guanajuato).
Una vez congregada la población frente a la iglesia, el cura Hidalgo pronuncia un emotivo sermón, al final del cual grita: ¡Viva la Virgen de Guadalupe!, ¡Abajo el mal gobierno!, ¡viva Fernando VII!.
El texto de este grito ha sido alterado con posterioridad sirviendo a los intereses del gobierno respectivo, con adiciones como "Viva la América española" (un reclamo posterior), "Mueran los gachupines" (una expresión de rivalidad que sólo aparecería más tarde por parte de Miguel Hidalgo) o "Viva México" (conforme al grito actual de independencia, pero que Hidalgo no pudo haber lanzado al no haberse determinado aún el nombre del futuro país independiente ni si éste sería su destino).
A partir de ahí iniciaría una guerra de independencia que no cesaría hasta el 27 de septiembre de 1821, con la firma del Tratado de Córdoba, con el que se consuma la independencia de México respecto de España.
Actualmente, la campana que se hace sonar Hidalgo para dar el grito de Dolores se encuentra en la alta cornisa del balcón presidencial de Palacio Nacional, junto al Zócalo de la Ciudad de México, y que hace sonar el presidente de México en ejercicio, cada 15 de septiembre, como conmemoración del aniversario del inicio del proceso independentista mexicano, proclamando vivas a la patria inspiradas lejanamente en las de Hidalgo y que varían de año en año, aunque con partes casi invariables (el final de la alocución con un triple ¡Viva México!, el viva a los héroes independentistas y otras).
Durante el siglo XIX el grito era conmemorado el 16 de septiembre, pero el presidente Porfirio Díaz cambió la celebración para un día antes, haciéndola coincidir con su cumpleaños.
Edición de esta semana
LA EDUCACIÓN SUPERIOR ES LA CLAVE DEL ÉXITO PARA LOS LATINOS Y PUEDEN RECIBIR ASISTENCIA PARA COMPLETARLA
Sandra Carmona-García, es una Especialista en Educación del Programa TRIO - EOC del Departamento de Educación de los EE.UU., subvencionado por el gobierno federal, diseñado para apoyar a las personas de Arkansas Central interesadas en continuar sus estudios en una universidad o college o en otra institución vocacional / técnica después de graduarse de la secundaría.    / ver más /
Este año el lunes 19 de febrero, se conmemora el Día de los Presidentes, honrándose especialmente a los presidentes George Washington y Abraham Lincoln.    / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El problema con la política es la política. Nos hemos acostumbrado tanto a los partidos políticos concentrándose en algunos asuntos “clave” para cada una de sus ideologías que muchos votantes ya no notan que Washington está ignorando los verdaderos designios del gobierno: los mandatos constitucionales para asegurar la tranquilidad doméstica y promover el bienestar general. Estos designios están siendo infringidos por la prisa de Washington en buscar soluciones económicas que enriquezcan aún más a los políticos codiciosos, a los súper ricos y a los intereses corporativos.   / ver más /