Nueva York expedirá permisos de conducir a indocumentados
2346A.jpg
NUEVA YORK.— En un momento en que pocos políticos se atreven a hablar en favor de los inmigrantes indocumentados en Estados Unidos, el gobernador de Nueva York, Eliot Spitzer, inyectó esperanza a los miles de personas que viven en este estado en esa situación migratoria, al otorgarles la posibilidad de obtener una licencia de conducir con su pasaporte extranjero u otra prueba de identificación, como su acta de nacimiento.
"Aplaudo al Departamento de Vehículos (DMV) y al comisionado Swarts por hacer este cambio que tiene tanto sentido común, que trata de una manera práctica con la realidad de cientos de miles de inmigrantes indocumentados que viven entre nosotros", dijo Spitzer, durante una rueda de prensa. "Permitirles la oportunidad de obtener licencia de conducir en una forma responsable y segura ayudará a aumentar la seguridad pública en general".
El gobernador Spitzer insistió en que estas medidas favorecerán la seguridad en las carreteras para todos los conductores, la seguridad nacional, y ayudarán a conseguir pólizas de seguro más bajas.
"Las licencias de conducir de los indocumentados serán iguales a las de los que no lo son. Nosotros no somos inmigración. Y los inmigrantes deben estar seguros que no hay una manera para que inmigración tenga sus datos", dijo David Swarts, comisionado del DMV.
El DMV comenzará a enviar inmediatamente cartas informativas a unos 152 mil neoyorquinos —quienes en algún momento tenían una licencia del estado de Nueva York, pero que no han podido renovarla por la política administrativa anterior— para comunicarles las nuevas reglas y avisarles que en diciembre podrán solicitar su licencia.
Durante los próximos meses, el DMV realizará diversos cambios de infraestructura contra posibles fraudes y aumentará el personal. En abril o mayo de 2008 el proceso se abrirá para todos los solicitantes.
Estas nuevas medidas administrativas son potestad única del gobernador y están en cumplimiento con la actual ley del estado de Nueva York.
"No existe la mínima posibilidad de que estas leyes se revoquen por una demanda legal. Sólo si hubiera legislación estatal, y nunca pasaría porque la mayoría en la Asamblea está a favor de las nuevas medidas", dijo el senador estatal demócrata John D. Sabini.
El gobernador del estado reconoció el trabajo de los grupos de defensa de inmigrantes que con su lucha de cinco años lograron convencer a las autoridades estatales.
El movimiento comenzó cuando el ahora ex gobernador George Pataki impusiera en 2002 requisitos restrictivos para obtener las licencias de manejo, argumentando medidas de seguridad tras los ataques terroristas en Nueva York.
Así, en 2004 el DMV envió unas 600 mil cartas para comprobar el número de Seguro Social de los que tenían licencias de conducir. Unas 300 mil fueron revocadas para prevenir que fueran renovadas.
A pesar de que la legislación del estado dice que las personas sin un número de Seguro Social pueden tener una licencia de conducir si proveen una carta de la Administración Social argumentando que no pueden obtenerlo, el DMV puso en marcha sus propias leyes de inmigración: es decir, requiriendo que el solicitante haya estado al menos un año legalmente en el país y le quede un mínimo de seis meses de su visa.
Ahora se inicia un nuevo camino para los inmigrantes permitiéndoles acceder a servicios básicos, como abrir una cuenta bancaria, obtener permisos para venta ambulante con más facilidad, viajar por avión o poder conducir para llevar a sus hijos a la escuela o al hospital.
"Desde el anuncio, estamos recibiendo llamadas de todo el país preguntándonos cómo lo logramos. Esperemos que el estado de Nueva York sea el modelo para toda la nación. Creo que la mejor noticia es que ‘sí, se puede’ y que podemos reavivar el debate de inmigración", dijo Norman Eng, portavoz de The New York Immigration Coalition, una organización perteneciente a NY Coalition for Immigrant’s Rights to Driver’s Licenses, que reúne a unos 60 grupos de todo el estado.
El cambio generó críticas de algunos legisladores republicanos de Nueva York. que dijeron que la nueva política "socava las medidas preventivas que protegen a nuestro país de las amenazas a la seguridad nacional". Destacan que los aeropiratas del 9/11, tenían licencias que les ayudaron a alquilar automóviles y a abrir cuentas bancarias.
Edición de esta semana
EL BARRIO SUDOESTE DE LITTLE ROCK OFRECE NUEVOS SERVICIOS Y OPORTUNIDADES
Por Michel Leidermann
La oficina del Censo de los EE.UU. anuncio que la población de Arkansas llegó a 3,021,991 personas en 2017 de las cuales 7.2% eran latinas o de origen latino lo que se traduce en 218.000 en Arkansas. Este número, aunque en opinión de muchos, la realidad está más cercana a los 230.000 latinos.   / ver más /
Con más muertes por gripe reportadas en Arkansas en la última semana, la cifra de muertos se elevó a 140 en lo que ya se había convertido en la temporada de gripe más mortal del estado en al menos 17 años.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
“No se supone que suceda aquí” dijeron los padres de los estudiantes en Parkland, Florida. "No, no se supone que suceda en ningún lado, pero las matanzas masivas suceden con una frecuencia venenosa. Y en un horrible miércoles14, el Día del amor y la amistad, sucedió en el sur de la Florida. Padres, abuelos, hermanos, amigos han visto sus vidas cambiar para siempre.   / ver más /