Abre reinscripción para evitar llamadas telefónicas indeseadas "do not call"
2347A.jpg
Los tele-vendedores llamarán por teléfono a millones de personas el próximo año, cuando sus números dejen de estar en la lista de “No Llamar' (donotcall).
La Comisión Federal de Comercio (FTC), que supervisa la lista, dice que hay un remedio sencillo: llamar y volver a inscribirse. Pero algunos legisladores piensan que es una molestia para la gente tener que estar reinscribiendo su teléfono cada 5 años.
En la primera semana del programa el 2003, se inscribieron 18 millones de números. Ahora el registro tiene más de 149 millones de números de teléfonos.
Los números colocados en el registro que empezó a funcionar en junio del 2003, son válidos por cinco años. Para los millones de personas que se inscribieron en la lista en sus primeros días, sus números van a dejar de estar en ella automáticamente a principios junio del 2008, si no se vuelven a inscribir.
'Es increíblemente rápido y fácil de hacer', dijo Lydia Parnes, directora de la Oficina de Protección al Consumidor de la FTC. La gente puede inscribir el número de teléfono de su casa y su celular o presentar quejas en www.donotcall.gov o llamando al 1-888-382-1222. La primavera que viene, la FTC piensa emprender un plan de educación del consumidor sobre el proceso de reinscripción.
La inscripción les prohíbe a los tele-vendedores llamar a los teléfonos que están en la lista. Las compañías afrontan multas de hasta $11,000 por cada violación.
Están exentas las organizaciones dedicadas a trabajos caritativos, políticos o de encuestas. Las compañías que tienen una relación de negocios establecida con un cliente también pueden llamar hasta 18 meses después de la última compra, pago o entrega.
Aunque las encuestas muestran que los consumidores reportan muchas menos llamadas indeseadas, algunos tele-vendedores siguen violando la ley.
Desde el inicio del registro, el gobierno ha presentado casos contra más de 30 compañías, con $8.8 millones en multas civiles y $8.6 millones en reparaciones a los consumidores y embargos.
A los tele-vendedores se les exige pagar una tarifa anual de suscripción para tener acceso a la lista de la FTC y poder bloquear esos números de sus programas de llamadas. Las compañías también tienen que actualizar sus propias listas cada 31 días para garantizar no tener números del registro en ellas.
La FTC reportó este año que 6,824 compañías y otras entidades habían pagado $21.7 millones para tener acceso a la base de datos en el año fiscal del 2006. En su conjunto, 15,218 entidades han pagado $59 millones para poder acceder a la base de datos desde el inicio del programa.
La mayoría de las tarifas cobradas por el gobierno se utilizan para apoyar el programa de No Llamar.
Edición de esta semana
¡LA COMUNIDAD LATINA TAMBIÉN CRECE EN NORTH LITTLE ROCK!  
Por Michel Leidermann
Cuando se piensa en la comunidad latina en el área metropolitana de Little Rock, mucha gente cree que principalmente está en las áreas del Southwest de la capital, circundada por las calles 65, Geyer Springs y Baseline. Pero la realidad es que la creciente comunidad latina se vive a ambos lados, norte y sur, del río Arkansas.   / ver más /
El objetivo de este evento deportivo es mejorar la colaboración y la confianza entre los pobladores latinos y los oficiales de policía, mucho de los cuales son de origen latino, afín de ayudar a que los policías puedan realizar aun una mejor función de proteger y servir a la población. El juego será el sábado 27 de julio a las 6:00 p.m. en el Otter Creek Park (#11500 Stagecoach Road, Little Rock).   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Con Donald Trump, Estados Unidos ha recuperado una prosperidad propia de los felices años 60.   / ver más /