¿Qué es la diabetes?
2378A.jpg
En los latinos la probabilidad de desarrollar la diabetes es casi el doble que en la población general. En los Estados Unidos, 2 millones de latinos, o sea uno de cada diez, tienen diabetes. Alrededor de una de cada tres personas no sabe que tiene la enfermedad. Casi el mismo número de latinos tiene “prediabetes”, una condición que aumenta considerablemente el riesgo de desarrollar diabetes y aumenta en un 50 % el riesgo de enfermedades del corazón.
La mayor parte de lo que comemos se convierte en glucosa (una forma de azúcar), la cual funciona como fuente de energía para las células del cuerpo. El páncreas, un órgano situado cerca del estómago, produce una hormona llamada insulina. La insulina ayuda a que la glucosa llegue a todas las células del cuerpo. Pero en las personas con diabetes, el cuerpo no produce suficiente insulina, o no la produce en absoluto. En otros casos de diabetes, el cuerpo no puede usar su propia insulina adecuadamente. En cualquier evento, si se presenta la diabetes, el resultado es que la glucosa (azúcar) se acumule en la sangre.
La acumulación de glucosa en la sangre puede ocasionar varios problemas, como la ceguera, insuficiencia renal o daño a los nervios. Además, la glucosa en sangre alta puede contribuir al desarrollo de enfermedades cardiovasculares.
Si usted se ha hecho una prueba de glucosa en sangre sin preparación alguna y el resultado es de 185 o más, o se ha hecho una prueba en ayunas cuyo resultado es de 126 o más, entonces usted tiene diabetes.
¿Cuáles son los tipos de diabetes?
Hay 3 tipos de diabetes. La diabetes tipo 1, que también se llama diabetes insulino-dependiente, se diagnostica generalmente durante la infancia. En la diabetes tipo 1, el páncreas produce poca insulina, o no la produce en absoluto, así que inyecciones diarias de insulina son necesarias. Entre 5 y 10 % de todos los casos conocidos de diabetes son del tipo 1.
La forma más común es la diabetes tipo 2, que también se llama diabetes no dependiente de insulina. Aunque ésta generalmente se presenta en los adultos de edad mediana, los adolescentes y los adultos jóvenes también están desarrollando diabetes tipo 2 a una velocidad alarmante. Entre 90 y 95 % de los casos de diabetes son del tipo 2. Este padecimiento se desarrolla cuando el cuerpo no produce suficiente insulina y, además, no utiliza la cantidad de insulina disponible con eficiencia (resistencia a la insulina).
A las mujeres embarazadas que nunca han tenido diabetes pero que han tenido el nivel de azúcar elevados en la sangre (glucosa) durante el embarazo, se las clasifica de tener diabetes gestacional.
La diabetes gestacional afecta alrededor de 4% de todas las mujeres embarazadas. No sabemos qué causa la diabetes gestacional, pero tenemos algunos indicadores.
La diabetes gestacional comienza cuando el cuerpo no es capaz de producir y usar toda la insulina que necesita para el embarazo. Sin suficiente insulina la glucosa no puede separarse de la sangre y convertirse en energía. La glucosa se acumula en la sangre hasta alcanzar niveles muy elevados. Esto se conoce como hiperglicemia.
¿Cuáles son los factores de riesgo de diabetes?
Los factores de riesgo para diabetes tipo 2 incluyen:
• El exceso de peso/la obesidad
• La edad avanzada
• Antecedentes familiares de diabetes
• Diabetes durante el embarazo
• Falta de actividad física
• Raza (afro americano, latino/latino o nativo americano)
¿Cuáles son las señales de aviso de la diabetes?
Las personas que crean tener diabetes deben visitar a un médico para un chequeo. Podrían tener ALGUNOS o NINGUNO de estos síntomas:
• Orinar frecuentemente
• Sed excesiva
• Pérdida de peso sin explicación
• Hambre excesiva
• Cambios repentinos en su vista
• Hormigueo o falta de sensación en las manos o los pies
• Sentirse muy cansado gran parte del tiempo (fatiga)
• Piel muy reseca
• Cortadas y llagas que tardan mucho en sanar o que se infectan más de lo usual
• Irritabilidad
¿Cómo se puede evitar o retrasar la diabetes?
• Pierda peso si usted tiene sobrepeso o si es obeso. Perder de 10 a 20 libras le puede ayudar a reducir significativamente su riesgo de enfermedades del corazón, y la pérdida de peso ayuda a reducir la grasa corporal, la presión arterial y la resistencia a la insulina.
• Controle el colesterol. Coma una dieta saludable baja en grasa saturada y colesterol de alimentación para mantener el colesterol en sangre de menos de 200 mg/dl.
• Controle la presión arterial. Si usted tiene diabetes, su presión arterial debería ser menos de 130/80 mm Hg (milímetros de mercurio) para reducir su riesgo de enfermedades cardiovasculares.
• Haga actividad física. La actividad física habitual y mantener un peso adecuado le pueden ayudar a reducir su riesgo de desarrollar diabetes tipo 2. Haga ejercicio durante 30 minutos o más, la mayoría de los días de la semana. Usted puede hacer sesiones de 10 minutos varias veces al día. Caminar es una excelente forma de actividad física. Trate de hacer una caminata de 10 minutos por la mañana, a la hora de la comida y después de trabajar
Edición de esta semana
LA EDUCACIÓN SUPERIOR ES LA CLAVE DEL ÉXITO PARA LOS LATINOS Y PUEDEN RECIBIR ASISTENCIA PARA COMPLETARLA
Sandra Carmona-García, es una Especialista en Educación del Programa TRIO - EOC del Departamento de Educación de los EE.UU., subvencionado por el gobierno federal, diseñado para apoyar a las personas de Arkansas Central interesadas en continuar sus estudios en una universidad o college o en otra institución vocacional / técnica después de graduarse de la secundaría.    / ver más /
Este año el lunes 19 de febrero, se conmemora el Día de los Presidentes, honrándose especialmente a los presidentes George Washington y Abraham Lincoln.    / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El problema con la política es la política. Nos hemos acostumbrado tanto a los partidos políticos concentrándose en algunos asuntos “clave” para cada una de sus ideologías que muchos votantes ya no notan que Washington está ignorando los verdaderos designios del gobierno: los mandatos constitucionales para asegurar la tranquilidad doméstica y promover el bienestar general. Estos designios están siendo infringidos por la prisa de Washington en buscar soluciones económicas que enriquezcan aún más a los políticos codiciosos, a los súper ricos y a los intereses corporativos.   / ver más /