Ciudad de Little Rock Pediría antecedentes policiales para alquilar viviendas
2395A.jpg
El alcalde de Little Rock, Mark Stodola, fue el orador principal en la reunión del Club Rotary Internacional #99 de Little Rock, el pasado martes 16 de Octubre.
Stodola que el 14 de Agosto ganó por amplia mayoría una elección especial en la ciudad para acceder al poder de veto sobre las decisiones de los concejales municipales, y hacer de su puesto uno a tiempo completo con un salario adecuado, anunció grandes planes para la ciudad, diciendo que sus restricciones solo estaban en la cantidad de dólares con la que dispondría en su presupuesto anual.
El alcalde habló sobre mejoras en las calles y carreteras, más semáforos, puentes nuevos parques y bibliotecas públicas en el Midtown (sección central de Little Rock sobre la avenida University), y la revitalización de la ribera del río Arkansas y del “Downtown” (centro de Little Rock).
Pero su exposición más dramática fue sobre la seguridad de los ciudadanos, los crímenes y la eficiencia policial. Hizo un señalamiento muy fuerte sobre la desastrosa condición de la cárcel del condado Pulaski, diciendo que por la reducción de su capacidad para mantener a condenados en razón de la falta de dinero, la policía de Little Rock estaba muy frustrada ya que ha pesar de sus esfuerzos para arrestar a criminales, estos, después de fichados, salían en libertad condicional porque la cárcel no podía mantenerlos.
Esta situación que los policías de Little Rock lamentan profundamente, hace que de una capacidad potencial de 1200 presos, actualmente la cárcel sólo puede mantener a 800. Hace poco más de un año, los electores de Little Rock, no aprobaron un incremento al impuesto a las ventas, que habría permitido usar la cárcel a su máxima capacidad. La ciudad no tiene cárcel y por ello utiliza la cárcel condal.
Refiriéndose a los crímenes, Stodola dijo que los crímenes graves se habían reducido en Little Rock, pero que los robos de autos, asaltos a casas y negocios, y hurtos en general, habían aumentado. Agregó que el Departamento de policía de Little Rock atribuía esto a dos razones principales: una, que muchos delincuentes no permanecen presos por la falta de espacio en la cárcel, y dos, a los refugiados del temporal “Katrina” llegados desde Nueva Orleáns (cosa que también sucede en otras ciudades con alto número de estos refugiados).
El alcalde señaló que en el primer caso, volvería a someter a votación de los residentes un mejor financiamiento para la cárcel a través de un aumento del impuesto a las ventas en la ciudad, y en el segundo, que se estaba estudiando una ordenanza que exigiría a los dueños de propiedades, bajos ciertas limitaciones, requirieran de sus inquilinos un certificado de buenos antecedentes (policiales) para poder alquilarles una vivienda.
Aún si la segunda razón fuese valedera, de ponerse en efecto este tipo de ordenanza, podría implicar una acción negativa para los indocumentados, ya que una revisión de los antecedentes podría resultar en el descubrimiento de su residencia ilegal en el país.
Aunque, este tipo de ordenanzas aún está en pañales acá en Little Rock, la comunidad debe mantenerse alerta y al tanto, para que éste tipo de medida destinada a combatir al crimen, no se transforme en un arma contra los inmigrantes de buena conducta.
El estado de California ya prohibió este tipo de acciones.
Edición de esta semana
LA EDUCACIÓN SUPERIOR ES LA CLAVE DEL ÉXITO PARA LOS LATINOS Y PUEDEN RECIBIR ASISTENCIA PARA COMPLETARLA
Sandra Carmona-García, es una Especialista en Educación del Programa TRIO - EOC del Departamento de Educación de los EE.UU., subvencionado por el gobierno federal, diseñado para apoyar a las personas de Arkansas Central interesadas en continuar sus estudios en una universidad o college o en otra institución vocacional / técnica después de graduarse de la secundaría.    / ver más /
Este año el lunes 19 de febrero, se conmemora el Día de los Presidentes, honrándose especialmente a los presidentes George Washington y Abraham Lincoln.    / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El problema con la política es la política. Nos hemos acostumbrado tanto a los partidos políticos concentrándose en algunos asuntos “clave” para cada una de sus ideologías que muchos votantes ya no notan que Washington está ignorando los verdaderos designios del gobierno: los mandatos constitucionales para asegurar la tranquilidad doméstica y promover el bienestar general. Estos designios están siendo infringidos por la prisa de Washington en buscar soluciones económicas que enriquezcan aún más a los políticos codiciosos, a los súper ricos y a los intereses corporativos.   / ver más /