Premios a mejores alumnos
Por Michel Leidermann
Un reciente anuncio en México dando millones de dólares en incentivos financieros a los estudiantes en escuelas primarias con promedios sobresalientes, sorprendió a muchos.
Efectivamente, el gobierno de la Ciudad de México anunció que dará cerca de $300 al año en efectivo y en depósitos en cuentas de ahorro a cerca de 100,000 estudiantes de entre 4 y 12 años de sus escuelas públicas que tengan un promedio de calificaciones igual o superior a 9 en una escala del uno al diez.
El dinero servirá para que estos estudiantes sobresalientes puedan asistir a clases después del horario normal y desarrollen sus talentos específicos, ya sea en matemáticas, ciencias o deportes. El programa empezará en noviembre con una hora semanal de clases, y se expandirá después a tres horas.
Según la Secretaria de educación de la Ciudad de México, los estudiantes con mejores promedios que tomen cursos después de sus horas regulares recibirán dos tipos de estímulos financieros: el equivalente a US$15 al mes para cubrir gastos de transporte, y cerca de US$180 al año depositados en cuentas de ahorro que serán abiertas en bancos comerciales. Los niños recibirán una tarjeta de débito, que será administrada por sus padres. El dinero será depositado mensualmente, y los padres podrán retirarlo cuando quieran pero supervisados por 'tutores' para ayudar a las familias a administrar los fondos en el mejor interés de los niños..
¿Se trata de una buena idea? En EUA y otros países, a veces se ofrecen incentivos financieros para mantener en la escuela a los niños con las peores calificaciones, pero son raras las veces en que se ofrecen estímulos económicos a los mejores alumnos.
Expertos en educación tienen reservas sobre el programa de la Ciudad de México porque podría ser un plan de subsidios políticos disfrazados, con fines electorales. Si no se le da seguimiento al dinero para asegurar que las familias lo usen para educación, no va a tener valor académico.
Otros señalan que sería mejor poner juntos a estos alumnos sobresalientes durante todo el año escolar, para que estén más incentivados y no sean atrasados por sus compañeros de menor rendimiento académico. Además dicen que los incentivos financieros podrían llevar a los niños a tomar clases que realmente no les interesan, y a tomar decisiones equivocadas sobre su futuro profesional.
En la ciudad de Nueva York se inició por otra parte un programa inverso mediante el cual los alumnos de bajo rendimiento que mejoren su asistencia a clases, notas, o resultados en los exámenes, recibirán premios en dinero. El experimento se comenzó en 70 escuelas públicas en los barrios de minorías de la ciudad en donde el 90% de los alumnos vienen de hogares pobres y cuyas calificaciones están por debajo del promedio escolar. Los alumnos de 4º grado que saquen notas perfectas en sus exámenes recibirán $25. Con menores notas, menos dinero. El premio se dobla para los estudiantes de 7º grado. Al final de semestre podrían recibir hasta $100. Para monitorear el efecto de estos incentivos en dinero, se compararán sus avances con el de otras escuelas que no los recibirán.
Los promotores de la idea dicen que no afectará psicológicamente a estos alumnos, ya que los estudiantes de familias de clase media y pudientes ya reciben incentivos en dinero, juguetes, viajes, etc.
En realidad cualquiera que sea el incentivo, este deberá ayudar a crear una cultura de competitividad por la excelencia académica.. Si los incentivos ayudan a cambiar esto ¡bienvenidos!
Edición de esta semana
LA EDUCACIÓN SUPERIOR ES LA CLAVE DEL ÉXITO PARA LOS LATINOS Y PUEDEN RECIBIR ASISTENCIA PARA COMPLETARLA
Sandra Carmona-García, es una Especialista en Educación del Programa TRIO - EOC del Departamento de Educación de los EE.UU., subvencionado por el gobierno federal, diseñado para apoyar a las personas de Arkansas Central interesadas en continuar sus estudios en una universidad o college o en otra institución vocacional / técnica después de graduarse de la secundaría.    / ver más /
Este año el lunes 19 de febrero, se conmemora el Día de los Presidentes, honrándose especialmente a los presidentes George Washington y Abraham Lincoln.    / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El problema con la política es la política. Nos hemos acostumbrado tanto a los partidos políticos concentrándose en algunos asuntos “clave” para cada una de sus ideologías que muchos votantes ya no notan que Washington está ignorando los verdaderos designios del gobierno: los mandatos constitucionales para asegurar la tranquilidad doméstica y promover el bienestar general. Estos designios están siendo infringidos por la prisa de Washington en buscar soluciones económicas que enriquezcan aún más a los políticos codiciosos, a los súper ricos y a los intereses corporativos.   / ver más /