Carta abierta de la Universidad Técnica de Arkansas (ATU
Muchas veces vamos a tiendas, panaderías, etc., a comprar ciertos productos alimentos. Esto es sólo una actividad comercial (muy importante). Pero si nos detenemos un poco y observamos en detalle lo que ofrecen o venden estos locales, podemos aprender un poco más sobre costumbres, hábitos, tradiciones, formas de ser de las diferentes comunidades.
Ese fue el caso nuestro en la panadería “Marco Bakery: panadería Latina” administrada por el Señor Jaime. El Señor Jaime mostró gran interés en querer enseñarnos a nosotros, los estudiantes de español en Arkansas Tech University, un poco de la cultura latina a través de su negocio. Nuestra visita a la panadería “Marco” fue una experiencia fantástica. Como estudiantes del idioma español y de la cultura latinoamericana, teníamos muchas preguntas preparadas y al entrar a la panadería y al mirar los productos que venden, pensamos aún en más preguntas.
Después de solamente unos minutos en la entrevista, notamos que Jaime es un hombre muy trabajador, hombre de familia y muy agradable. La razón por la que el establecimiento lleva este nombre “Marco Bakery: panadería Latina”, fue en honor de Marco el hijo menor de Jaime y para enfatizar la clase de pan y el orgullo de la comunidad que la ofrece.
Entre otras cosas, descubrimos que las horas de servicio son hasta más tarde que otras panaderías de Russellville, AR donde vivimos, desde las 6:00 de la mañana a las 9:00 de la noche de lunes a sábado. Esta es una buena muestra de lo duro que trabajan los latinos aquí.
Cuando le preguntamos sobre la comercialización de su pan, Jaime dijo que no le gusta tener anuncios en el periódico o en la radio porque cree que el valor de la experiencia de una persona con una empresa lleva mucho más peso. Esta fue una actitud interesante, pues aquí en USA la mentalidad es diferente. La comercialización a través de los medios de comunicación es fundamental. Pero Jaime tiene razón. A cada momento llegaban clientes en busca del pan calientito. “Y es así todos los días” nos afirmó. Jaime. Claramente, son actitudes distintas, pero válidas las dos. Pensamos que la cultura de un país se enriquece a partir de sus diferencias y semejanzas.
También tuvimos la oportunidad de presenciar la fabricación del pan. Así nos dimos cuenta de que los productos que se usan para elaborarlo son de la mas alta calidad. La exigencia de Jaime referente a las normas de trabajo, limpieza y presentación de sus empleadas es extraordinaria. ¡Algo de admirar e imitar! No pudimos aguantar las ganas y probamos el pan recién horneado. ¡Humm, delicioso!
La panadería ofrece tipos de pan como la conchita, la quesadilla, el bolillo y el hojaldre entre muchos otros. Algo muy interesante es que no solamente venden pan sino que venden artículos de abarrotes como frijoles, leche, queso, aceites, tablillas de chocolate, especies, artículos de primera necesidad, medicinas que se adquieren sin recetas médicas, vitaminas, ungüentos, una infinidad de tarjetas telefónicas para llamar a cualquier país. Es el típico negocio latino de pueblo, en donde hay tiempo para compartir. Debido a este tipo de ambiente, nuestras preguntas previamente escritas y practicadas casi fueron abandonadas. Nuestra curiosidad nos llevó a hacer preguntas sobre las pepitorias y las bebidas como; jarritos, sangría y Sidral Mundet. Todo estos son refrescos (gaseosas) que se beben mayormente en México. Hablamos sobre productos con marcas latinas tales como: Jumex, Naturas, Badia, Alteño, y Ariel. Nos sorprendió ver la cantidad de productos que se venden aquí y también la variedad de artículos importados de primera necesidad. Jaime a través de su negocio muestra un poco de la cultura principalmente de México y El Salvador.
Nosotras podemos hablar por experiencia que lugares como la panadería de Jaime, son sitios latinos que vale la pena visitar. Lo mejor, lo más exquisito, es el sabor pan recién horneado.
Pero, después de esta experiencia de aprendizaje en donde olvidamos nuestras preocupaciones sobre hablar bien español, queremos concluir diciendo que no sólo de pan viven los estudiantes.

Nota: Esperanza Belmonte y Rainbow Bagsby escribieron este artículo como una tarea para la clase de Gramática Avanzada y su Uso, en la Arkansas Tech University en la primavera 2007. EL LATINO se complace en publicar estos ensayos como apoyo a la enseñanza del español en Arkansas.
Edición de esta semana
EL BARRIO SUDOESTE DE LITTLE ROCK OFRECE NUEVOS SERVICIOS Y OPORTUNIDADES
Por Michel Leidermann
La oficina del Censo de los EE.UU. anuncio que la población de Arkansas llegó a 3,021,991 personas en 2017 de las cuales 7.2% eran latinas o de origen latino lo que se traduce en 218.000 en Arkansas. Este número, aunque en opinión de muchos, la realidad está más cercana a los 230.000 latinos.   / ver más /
Con más muertes por gripe reportadas en Arkansas en la última semana, la cifra de muertos se elevó a 140 en lo que ya se había convertido en la temporada de gripe más mortal del estado en al menos 17 años.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
“No se supone que suceda aquí” dijeron los padres de los estudiantes en Parkland, Florida. "No, no se supone que suceda en ningún lado, pero las matanzas masivas suceden con una frecuencia venenosa. Y en un horrible miércoles14, el Día del amor y la amistad, sucedió en el sur de la Florida. Padres, abuelos, hermanos, amigos han visto sus vidas cambiar para siempre.   / ver más /