Duros castigos a quienes intentan engañar a los agentes migratorios
Después del fatídico 11 de septiembre de 2001 las cosas en la frontera cambiaron y para las personas sorprendidas mintiendo o presentando documentos falsos para entrar a los EUA, los castigos pueden ser de hasta por 99 años pero en prácticamente son de por vida.
Esa práctica de intentar cruzar haciéndose pasar como ciudadano estadounidense es todavía común.
"Si se trata de pasar como ciudadano estadounidense, el castigo es de por vida, si usa un acta de nacimiento o pasaporte de Estados Unidos, y no va a poder arreglar, aunque se case con una ciudadana estadounidense y tenga 20 hijos", advierte la Asociación de Americana de Abogados de Inmigración (AILA).
Cuando alguien presenta documentos falsos también el castigo es de por vida, pero es posible obtener un perdón, siempre y cuando se compruebe que su esposa o esposo, o los padres, van a sufrir un daño si no le permiten entrar a EUA. Lo irónico es que en estos casos los hijos no cuentan con relación a la justificación del sufrimiento.
Otro caso que no merece perdón para una visa o estado migratorio temporal o permanente a una persona, es por presentar una solicitud de asilo que contiene mentiras o que no tiene fundamento.
También hay castigos para los deportados: en una primera ocasión es por cinco años con derecho a perdón, y si vuelve a entrar de manera ilegal y es deportado de nuevo, la sanción se eleva a 10 años y sin perdón.
Después de esos 10 años la persona puede regresar al país, siempre y cuando exista la manera de arreglar su estado migratorio o depende del oficial de Inmigración que le toque a la hora de tramitar la visa, ya que la resolución del caso es a discreción del funcionario.
El haber permanecido en el país por más de seis meses sin permiso, amerita un castigo de tres años y si es por más de un año, la pena sube a 10. En ambos casos hay perdón en caso de que padres o cónyuge vayan a sufrir un daño por el hecho de la separación.
También hay castigos para quienes hayan cometido delitos y la posibilidad de perdón dependerá de la gravedad de la falta.
Esos son los castigos más comunes que se dan, pero existe un libro de castigos en el que se enlistan una serie de casos, como para quienes se cree son terroristas, si se trata de una persona que tomó custodia de un niño sin autorización de los padres, si ha sido nazi, si tiene cierta enfermedad, etc.
Para pedir un perdón, se tiene que tramitar ante el Consulado de EUA en el que se dióla visa y no en Washington, D.C. como muchos creen. El agente de Inmigración por lo regular se fija en qué tan seria es la violación, si pone en peligro a la comunidad, si un familiar va a sufrir daño, etc.
Datos de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), revelan que tan sólo por la garita de San Ysidro (San Diego) a diario un promedio de 27 personas son detenidas intentando cruzar como gabachos. En el año fiscal de 2006 fueron 9,906 los que declararon falsamente ser ciudadanos estadounidenses. Igualmente indican que alrededor de 82 personas son detenidas portando documentos falsos en promedio diario. En general, por esta entrada a EUA, son 185 las violaciones de inmigración que cada día se registran en promedio.
Edición de esta semana
CÓMO EVITAR FRAUDES Y ESTAFAS CUANDO COMPRA UNA PROPIEDAD
Por Michel Leidermann
EL LATINO ha tomado conocimiento de frecuentes casos de fraude contra familias latinas (algunos hasta perpetrados por propios latinos), en los cuales estas inocentes familias han perdido todo o invertido en una vivienda, y hasta la misma morada.   / ver más /
El 17 de septiembre a las 4:30 de la madrugada, el cuerpo de bomberos de Midway, en el condado de Baxter (con su capital Mountain Home), tuvo que enfrentarse a una extraña llamarada que apareció de un agujero en la tierra. Después de que el fuego se extinguió por sí mismo expertos intentan entender la razón del fenómeno.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Ninguna fuerza política tiene hoy el poder suficiente en EE.UU.  para cuestionar con éxito las bravuconadas de Donald Trump, pero hay un colectivo que está empezando a alzar la voz de forma espontánea y vigorosa: los estudiantes.    / ver más /