La inmigración lógica
Por Michel Leidermann
El fenómeno de la migración a nivel mundial así como la necesaria reforma migratoria en los EUA, deben ser analizadas fundamentalmente desde el punto de vista económico e histórico.
La presencia de trabajadores indocumentados en este país es principalmente consecuencia de la demanda del mercado laboral de los EUA
Esta inmigración no es un fenómeno político, ni está siendo promovido en el exterior, ni está planeada, ni tiene carácter de invasión, no es substitución ni destrucción de la cultura anglosajona. Es simplemente la respuesta a una demanda de trabajadores por parte de los empleadores estadounidenses. Así es como trabaja la economía de mercado.
Nada de esto le quita seriedad a la situación, pero la explica y debería eliminar el enfoque de actividad casi criminal como tratan a la migración indocumentada los precandidatos presidenciales, los legisladores y los conservadores en general.
La recuperación económica de los EUA en las últimas décadas produjo una demanda creciente de trabajadores para empleos nuevos y diversos más especializados, lo que a su vez dejó miles de vacantes en los trabajos más básicos que no necesitan experiencia y son de baja remuneración pero… ¡que alguien tiene que hacer!
Si los empleadores no encuentran quien haga el trabajo, eso puede causarles grandes pérdidas, especialmente en algunos sectores económicos (campo, servicios y construcción, principalmente).
Ante la amenaza de esa escasez de trabajadores, quienes producen tienen que buscar soluciones. En algunas Industrias el problema se resuelve reduciendo la calidad de los servicios en otras se ha dejado de producir totalmente, dejándole el campo a China, India, y otros países, o buscando adonde sea, personas que dispuestas a hacer esos trabajos.
Por esas circunstancias, inmigrantes que llegan sin documentos en busca de chamba "en lo que fuera", la encuentran con facilidad "en lo que sea" y con ello le resuelven los problemas a los empresarios.
Eso atrae a quienes ilusiona el “sueño americano” o simplemente trabajar en los EUA, pero que no pueden conseguir visas porque los trámites son complicados, lentos, costosos y con muchos requisitos imposibles de satisfacer.
Pero como la demanda laboral sigue y no es satisfecha localmente y la necesidad de los pobres no decrece, "esos otros" se arriesgan a venir y cruzar como sea, pese a los problemas, a los polleros, los abusos, la discriminación y los peligros que han costado la vida a muchos.
Nada de esto fue originalmente organizado o planeado por los indocumentados. Nada tienen que ver los inmigrantes con las causas del problema de escasez de mano de obra en EUA. Son una solución resentida por muchos que preferirían absurdamente exportar los empleos en lugar de importar trabajadores a que laboren aquí, que vivan aquí, que consuman aquí, que gasten aquí. Las serias consecuencias económicas de esa ceguera no son siquiera tocadas porque son “políticamente incorrectas”.
Es una necedad no reglamentar adecuadamente a los inmigrantes temporales, lo que permite conocerlos, controlarlos y satisfacer a los empresarios que los necesitan.
Al reglamentar la inmigración laboral no se trata de premiar a los inmigrantes por violar la ley. Pueden imponerse cuotas para conceder permisos de trabajo y exigir un comportamiento intachable, pero no continuar con un submundo de millones de seres humanos que oficialmente no existen.
Los legisladores deben ser positivos y aceptar, aunque no les guste, que los indocumentados llenan una necesidad, producen y consumen y, al hacerlo, benefician la economía del país.
Edición de esta semana
CÓMO EVITAR FRAUDES Y ESTAFAS CUANDO COMPRA UNA PROPIEDAD
Por Michel Leidermann
EL LATINO ha tomado conocimiento de frecuentes casos de fraude contra familias latinas (algunos hasta perpetrados por propios latinos), en los cuales estas inocentes familias han perdido todo o invertido en una vivienda, y hasta la misma morada.   / ver más /
El 17 de septiembre a las 4:30 de la madrugada, el cuerpo de bomberos de Midway, en el condado de Baxter (con su capital Mountain Home), tuvo que enfrentarse a una extraña llamarada que apareció de un agujero en la tierra. Después de que el fuego se extinguió por sí mismo expertos intentan entender la razón del fenómeno.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Ninguna fuerza política tiene hoy el poder suficiente en EE.UU.  para cuestionar con éxito las bravuconadas de Donald Trump, pero hay un colectivo que está empezando a alzar la voz de forma espontánea y vigorosa: los estudiantes.    / ver más /