Mejores trabajos disponibles para los latinos bilingües
2643A.jpg
Si usted es bilingüe y necesita trabajo, o quiere cambiar de profesión, le conviene buscar empleo en el área de salud o de servicios. Según estadísticas del Departamento de Trabajo, 7 de los 10 empleos de mayor crecimiento en este país son en esas áreas.
Todas las carreras profesionales que tienen que ver con el servicio directo al público tienen gran demanda de empleados bilingües.
Hoy día, médicos, enfermeras y hasta el personal que registra los datos en un hospital, tienen mayores oportunidades de empleo si son bilingües.
Otras carreras de gran demanda son las del magisterio, y las de áreas administrativas y de computación en empresas financieras o bancarias.
La razón es que la comunidad hispano-hablante sigue creciendo y continúa necesitando de esos servicios.
Según estadísticas de la oficina del Censo, para el 2010 se espera que la población latina en EUA llegue a superar los 48 millones de habitantes y para el 2020, alcance los 60 millones.
Empresas privadas también están contratando analistas e ingenieros de sistemas, así como personal con experiencia en diseño y expertos en manejo de datos, que ayuden a recolectar información sobre clientes y competidores.
Aunque hablen inglés, los clientes latinos son muy especiales y les gusta que los atiendan en su idioma. Por eso cada día hay más bancos y empresas privadas o gubernamentales que buscan personal bilingüe que pueda darle a sus consumidores una atención personalizada.
La ventaja de ser latino en este país radica en el mejor entendimiento de las necesidades de esa comunidad.
Más que una comunicación verbal con los consumidores en el campo laboral, la principal aportación de los empleados bilingües es que entienden los valores culturales de la comunidad. Saben qué les gusta y por qué; o qué les ofende o qué les hace falta.

Eligiendo
una profesión
Para alcanzar el éxito profesional hoy más que nunca es necesario terminar una carrera universitaria y la elección de esos estudios superiores depende de las preferencias de cada estudiante.
Entre los latinos no se está acostumbrado a reconocer las cosas buenas que cada uno de nosotros podemos hacer. No nos sentamos a escribir en un papel: ‘soy buen dibujante’, o ‘tengo facilidad para conversar con la gente’, etc. A la hora de elegir una carrera, esto es muy importante porque es necesario que nos conozcamos a nosotros mismos, nuestras preferencias y nuestras capacidades y limitaciones.
No es aconsejable elegir una carrera únicamente de acuerdo a las necesidades del mercado o porque está de moda. La persona debe tener en cuenta que podría dedicarse a una profesión que no es de su agrado durante el resto de su vida.
Es importante analizar las carreras con proyección al futuro, pero lo principal es que le guste, que se sienta feliz al hacer determinado trabajo.
La participación de los padres es esencial cuando llega el momento de elegir una carrera universitaria. Demasiadas veces en las familias latinas, los padres esperan que los hijos terminen la secundaria para mandarlos a trabajar. Eso es un grave error. Deben tener paciencia y motivar a los muchachos a que vayan a la universidad. Un hijo con carrera universitaria puede contribuir mucho más al hogar que uno que no tiene preparación académica.
Además hay fomentar en los hijos la capacidad de hablar dos idiomas y conocer dos culturas, cada vez que sea posible.
Es importante que si los niños están familiarizados con el español, los padres los motiven a practicarlo en casa. Es el mejor regalo para el futuro de sus hijos.
Se recomienda a los estudiantes latinos:
> Mantener buenas calificaciones académicas.
> Leer en inglés y español en casa, para no perder el potencial de ser bilingües.
> Los padres deben involucrarse bastante en las actividades de la escuela y conocer los intereses de sus hijos para ayudarlos a elegir.
> Despreocuparse por el dinero para ir a la universidad, ya que con buenas calificaciones siempre habrá becas y ayuda del gobierno para estudiantes aplicados.
Edición de esta semana
MUERE GEORGE BUSH PADRE, EL PRESIDENTE QUE SELLÓ EL FIN DE LA GUERRA FRÍA
George Herbert Walker Bush murió el viernes 30 a la edad de 94 años. Hubo temores de que después de que su esposa, Barbara, muriera en abril, Bush también podría morir. Fue ingresado en el hospital con una infección de la sangre el 23 de abril, un día después del funeral de la exprimera dama, y permaneció allí durante 13 días.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Donald Trump hizo campaña para los candidatos republicanos en las elecciones intermedias de noviembre con un solo logro legislativo importante: un gran recorte de impuestos para las corporaciones y los ricos.    / ver más /