Plan de Bush para estimular la economía podría no lograr objetivo
2654A.jpg
El presidente George W. Bush anunció un paquete de exenciones fiscales y otras medidas por $145,000 millones a fin de estimular la alicaída economía estadounidense.
'Los estadounidenses tendrán ese dinero y lo usarán como quieran: pagando sus cuentas mensuales, pagando por la gasolina o pagando por otras necesidades básicas', dijo Bush.
Agregó que si el Congreso aprueba las medidas económicas, el país 'va a estar perfectamente bien'.
Añadió que las medidas incluirán incentivos fiscales para los empresarios y alivio fiscal 'directo y expedito' para individuos. inmediato pero temporal, y no debe incluir alzas de los impuestos.
Específicamente, se pronunció por incentivos fiscales a empresas para que hagan más y mayores inversiones este año.
Para que las medidas surtan efecto, indicó el presidente, tendrán que sumar aproximadamente el 1% del Producto Interno Bruto (PIB) lo que serían unos $145,000 millones, una cifra que según economistas del sector privado, sería suficiente para impulsar la economía.
Sin embargo el paquete de medidas económicas puede ayudar a aliviar los efectos de la desaceleración económica e incluso evitar el golpe de una recesión, pero no solucionará los profundos problemas estructurales que inquietan a la economía estadounidense.
Eso se debe a que la economía estadounidense rara vez ha enfrentando una combinación de tantos retos al mismo tiempo. Primero, el país está inmerso en mayor caos inmobiliario desde la Gran Depresión.
La semana pasada el secretario del Tesoro, Henry Paulson, dijo que: "Este mercado necesita una corrección. Hemos disfrutado de un crecimiento insostenible durante algunos años. No estamos tratando de prolongarlo, necesita una corrección'.
La construcción de casas en el 2007 bajó 24.8%, a su peor nivel desde 1980. El precio promedio de las viviendas en California bajó más de 15% el año pasado y podría seguir bajando mientras que tampoco ha tocado fondo en otros estados agobiados como la Florida y Nevada. Los problemas relacionados con la industria inmobiliaria han afectado a otros sectores, afectando los mercados de crédito y con fuertes descensos los mercados bursátiles. Y como los bancos de inversión vendieron sus hipotecas a inversionistas en un tipo especial de deuda, el desplome del mercado inmobiliario ha significado un durísimo golpe financiero.
Grandes bancos como Citigroup y Merrill Lynch anunciaron pérdidas de $10,000 millones y $9,800 millones, respectivamente, en el cuarto trimestre del 2007, debido al desplome del valor de la deuda respaldada por hipotecas que emitieron.
Ahora igualmente aumentan los temores de que las compañías de seguros, que emitieron pólizas para proteger las posibles pérdidas en esos bonos hipotecarios, no tienen fondos suficientes para pagar por las reclamaciones por pérdidas.
Por si todo esto fuera poco, el precio del petróleo llego a precios históricamente altos este mes, lo que desgasta los ingresos de la ciudadanía y podría convertirse en un problema realmente grave para el consumidor.
La economía estadounidense es flexible y ha soportado fuertes embates en el pasado. Pero muchos economistas, creen que todo va a depender del índice de desempleo.
Buena parte de la incertidumbre es causada por el bajo crecimiento de empleos en diciembre, con sólo 18,000 nuevos puestos de trabajo. Si el anémico crecimiento del empleo se mantiene, eso pudiera indicar una recesión. La gente que tiene empleo gasta dinero. Los que no, o los que temen perder su trabajo, se amarran el bolsillo.
Por eso, aunque el plan de estímulo que se prepara en Washington tiene por fin llevar efectivo al bolsillo de la gente, hay dudas que tenga mucho efecto. La gente en duda en comprar cosas nuevas ahora y prefiere esperar cuando tiene recelo.
Si la economía estadounidense entra en una recesión moderada, probablemente se reduzca la demanda y eso haga bajar el precio del petróleo. Después de acercarse a los $100 el barril el 2 de enero, los contratos de petróleo a futuro han bajado a $90 y parece que pronto estarán por debajo de esa cifra.
La debilidad del dólar frente las divisas mundiales en los últimos 12 meses ha mejorado las exportaciones de Estados Unidos pero también eleva el precio de los bienes de consumo importados, lo que a su vez hace aumentar la inflación, que en el 2007 llegó al 4.1%, la más alta desde los años 90.
En los próximos 12 meses, el mayor problema será las pérdidas de los mercados inmobiliarios y de crédito, y la mejor manera de lograrlo es mantener el crecimiento de la economía y dejar que la situación se estabilice.
Edición de esta semana
LA EDUCACIÓN SUPERIOR ES LA CLAVE DEL ÉXITO PARA LOS LATINOS Y PUEDEN RECIBIR ASISTENCIA PARA COMPLETARLA
Sandra Carmona-García, es una Especialista en Educación del Programa TRIO - EOC del Departamento de Educación de los EE.UU., subvencionado por el gobierno federal, diseñado para apoyar a las personas de Arkansas Central interesadas en continuar sus estudios en una universidad o college o en otra institución vocacional / técnica después de graduarse de la secundaría.    / ver más /
Este año el lunes 19 de febrero, se conmemora el Día de los Presidentes, honrándose especialmente a los presidentes George Washington y Abraham Lincoln.    / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El problema con la política es la política. Nos hemos acostumbrado tanto a los partidos políticos concentrándose en algunos asuntos “clave” para cada una de sus ideologías que muchos votantes ya no notan que Washington está ignorando los verdaderos designios del gobierno: los mandatos constitucionales para asegurar la tranquilidad doméstica y promover el bienestar general. Estos designios están siendo infringidos por la prisa de Washington en buscar soluciones económicas que enriquezcan aún más a los políticos codiciosos, a los súper ricos y a los intereses corporativos.   / ver más /