Sexo con robots, una fantasía quizás viable en un futuro cercano
Practicar sexo con una mujer fatal electrónica o un robot semental superdotado a mediados de este siglo, y mantener con ellos una conversación posterior, no es una idea tan descabellada como pudiera parecer, visto el imparable desarrollo de la inteligencia artificial.
Así lo cree David Levy, autor de 'Sexo con los Robots: la evolución de las relaciones Humanos-Robots'."!magínense: sexo a voluntad, las 24 horas, los siete días!" de la semana, exclama el autor.
No todo el mundo comparte esta visión de un futuro en el que los humanoides serían fuente de placer tórrido en la cama y tras el acto sexual quien lo deseara podría recibir, como plus, conversaciones preprogramadas.
Muchos piensan, no obstante, que ello es factible, habida cuenta de los progresos realizados en la reproducción de los músculos y los movimientos de los humanos, o en inteligencia artificial, concretamente en la imitación de emociones y de aspectos de la personalidad.
En noviembre pasado, los investigadores de la Universidad de Waseda, en Japón, presentaron un robot que sabe cocinar y utilizar sus suaves manos bañadas en silicona para interactuar con los humanos.
Según Levy, el robot sexual Gigolo Joe, encarnado por Jude Law en el cine y habilitado para ofrecer conversación y ayuda emocional, además de placer, bien podría convertirse en algo real en menos de 40 años.
Otros expertos son escépticos. "No creo que vayamos a tener robots 'parecidos a los humanos' en ese lapso de tiempo", estima Frédéric Kaplan, investigador en la Escuela Politécnica Federal de Lausana, en Suiza.
Kaplan, programador del cerebro del entrañable perro de Sony 'Aibo', se pregunta si de verdad queremos robots a nuestra imagen y semejanza.
David Levy, por el contrario, está convencido de que existe una demanda en este terreno.
Una compañía japonesa, Axis, ya fabricó lo que podría ser considerado como los primeros robots sexuales. Se llaman Honeydolls y son muñecas de resina y silicona de tamaño real, equipadas en cada seno con sensores conectados a un sonido. Si el usuario pellizca sus pezones, Cindy emitirá gritos de placer y susurrará palabras acarameladas a su oído.
Las mujeres también se dejarán tentar por los robots sexuales, estima Levy, quien hace hincapié en el aumento de las ventas de vibromasajes en el mundo entero y el fin de los tabúes.
Lo que para Levy representa una vida sexual desenfrenada sin sentimientos de culpabilidad y libre del contagio de enfermedades constituye para otros una pesadilla desesperante.
"Me parece descabellado pensar que seres humanos se vayan a enamorar de robots", afirma la sexóloga estadounidense Yvonne K. Fulbright, aunque reconoce que los robots sexuales tienen cabida en el mercado.
Edición de esta semana
CÓMO EVITAR FRAUDES Y ESTAFAS CUANDO COMPRA UNA PROPIEDAD
Por Michel Leidermann
EL LATINO ha tomado conocimiento de frecuentes casos de fraude contra familias latinas (algunos hasta perpetrados por propios latinos), en los cuales estas inocentes familias han perdido todo o invertido en una vivienda, y hasta la misma morada.   / ver más /
El 17 de septiembre a las 4:30 de la madrugada, el cuerpo de bomberos de Midway, en el condado de Baxter (con su capital Mountain Home), tuvo que enfrentarse a una extraña llamarada que apareció de un agujero en la tierra. Después de que el fuego se extinguió por sí mismo expertos intentan entender la razón del fenómeno.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Ninguna fuerza política tiene hoy el poder suficiente en EE.UU.  para cuestionar con éxito las bravuconadas de Donald Trump, pero hay un colectivo que está empezando a alzar la voz de forma espontánea y vigorosa: los estudiantes.    / ver más /