Cómo conseguir capital para tu pequeño negocio
2805A.jpg
¿Te gustaría tener tu propio negocio? Quizás lleves un buen tiempo pensándolo y pero temes no contar con suficiente dinero para mantenerlo una vez que logres abrirlo.
¡Ánimo!, no permitas que eso te impida planear tu futuro. Otros empezaron con los mismos temores y lograron triunfar.
Algunas de las "tácticas" que usaron muchos empresarios para salir adelante en sus negocios son las siguientes:
• Sácale el máximo provecho a los recursos que tienes. Una buena forma de empezar a acumular capital inicial es reduciendo durante algunos meses tus gastos y prescindiendo de todo lo innecesario. ¡Nada de gastos triviales! Espera para cambiar el auto o comprar la casa.
• No seas pesimista ni te dejes abatir. En la fase inicial de un negocio, financiarlo puede ser un verdadero dolor de cabeza. Posiblemente te sobregires a menudo y tengas que negociar con los acreedores. Mantén la calma y mira adelante con espíritu positivo. Ten fuerza y usa tu creatividad para conseguir recursos.
• Pide prestado sólo lo imprescindible. Siempre que te sea posible, trata de recurrir primero a tus familiares y amigos, pues seguramente los intereses que te cobrarán serán más bajos que los de un banco. Siempre paga el préstamo en el plazo acordado o vuelve a negociarlo a tiempo o correrás el riesgo de dañar esas relaciones.
• Usa tu casa como fuente de recursos. Tu casa puede ayudarte a financiar el negocio de tus sueños, bien sea pidiendo una línea de crédito sobre ella o refinanciándola para obtener el “homeequity loan” (préstamos sobre capital). Después usa el sentido común y no malgastes ese dinero.
• Elabora un plan financiero preciso y bien diseñado. Así tendrás más control sobre tu proyecto del negocio y se te facilitará conseguir apoyo económico.
• Los inversionistas acogen mejor las solicitudes cuando les presentan un plan detallado y realista. Si has puesto parte de tu capital en el proyecto o has pedido un préstamo para respaldarlo, te será más fácil hallar inversionistas. Te será difícil convencer a otros que inviertan en algo en lo que primero no has financiado una parte tú mismo.
• Usa tu tarjeta de crédito para salir de un apuro. Si de repente se presenta una pequeña urgencia, echa mano a tu tarjeta de crédito personal. No es la mejor opción, ya que tiene tasas de interés más altas que otro tipo de préstamo, pero podrás resolver el problema con rapidez.
• ‘Gánate’ a quienes te venden productos o servicios. Pídeles que te den un precio mínimo y facilidades de pago. Programa siempre sus pagos primero cuando tengas fondos disponibles. Si te atrasaras por alguna razón, avísales.
• Trágate el orgullo a la hora de pedir dinero prestado o descuentos. Recuerda siempre que, cuando se empieza un negocio, un buen consejo no tiene precio
Edición de esta semana
CENTRO COMUNITARIO SEIS PUENTES
El pasado sábado 11 el Centro Comunitario y de Educación Seis Puentes (#4202 Camp Robinson Rd., North Little Rock) celebró con gran éxito e imponente asistencia de papás y alumnos, su feria de regreso a clases 2018 repartiendo mochilas y útiles escolares y tarjetas de regalo de WalMart a los presentes. / ver más /
El consulado de El Salvador en Dallas ((469) 274-2708 o 1-888-301-1130), a cargo de la cónsul Verónica Patricia Pichinte Cubillos, sostuvo un consulado móvil en el Centro Comunitario del Southwest en Little Rock (#6401 Baseline Road) los pasados días 10 y 11, entregando nuevos pasaportes así como registros de nacimiento, matrimonio y defunción; autorización para menores; registros y sobrevivencias; antecedentes penales y policiales. / ver más /
Los campistas latinos tienden a usar los servicios de acceso al internet para mantenerse conectados con sus empleos y cualquier persona que los necesita.    / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Un joven recién casado estaba sentado junto a su padre. Mientras el joven hablaba sobre la vida adulta, el matrimonio, las responsabilidades y las obligaciones, el padre le lanzó una mirada clara y seria y le dijo: “Nunca olvides a tus amigos, se volverán más importantes a medida que envejezcas. Independientemente de lo mucho que ames a tu familia, siempre necesitarás amigos. Recuerda juntarte con ellos ocasionalmente (si es posible), pero de alguna manera logra, mantenerte en contacto con ellos”.   / ver más /