Presentaron en el Congreso nuevo plan antiinmigrante
2851A.jpg
John McCain acababa de recibir el apoyo oficial del presidente George W. Bush el miércoles 5, cuando un grupo de ocho colegas republicanos en el Senado presentó un paquete de medidas migratorias más duras y enfocadas en la seguridad nacional.
"Esta ilegalidad es inaceptable. Y hay que hacer algo este año", declaró el senador republicano de Alabama, Jeff Sessions, quien encabeza el grupo que intentará hacer prosperar más de 12 proyectos.
Éstos incluyen desde penas carcelarias máximas de dos años para quienes crucen la frontera ilegalmente, hasta aclarar y facilitar la participación de policías locales en la aplicación de las leyes migratorias; negar fondos federales a las llamadas ciudades santuario, hacer más difícil que los indocumentados puedan abrir cuentas bancarias, y obtener tarjetas de crédito exigir que se comuniquen en inglés con las entidades federales, y reducir en 10% los aportes federales para proyectos de autopistas en estados donde se otorguen licencias de conducir a indocumentados.
La mayoría de estos proyectos de ley tienen pocas probabilidades de ser discutidas en el Congreso, controlado por los demócratas, pero sería una forma de presionar a los candidatos presidenciales para que tomen un posición más dura ante la inmigración ilegal. También refleja un cambio hacia un lenguaje y medidas legislativas más duras por parte de ambos partidos desde que el Congreso no logró aprobar la reforma de inmigración en el 2007.
McCain, el senador de Arizona que fue coautor de un proyecto de reforma migratoria amplia en el 2007 junto al demócrata Ted Kennedy y que no progresó en el Senado, le costó a McCain problemas con la base conservadora republicana.
Desde entonces, el candidato McCain ha cambiado el tono de su mensaje y aunque insiste en que no puede haber deportaciones masivas y que los indocumentados también son hijos de Dios —por lo que es necesario demostrar compasión—, ahora enfatiza que se debe garantizar la seguridad de la frontera antes de considerar planes de legalización.
Sessions dijo que no estaban tratando de llevar ningún mensaje político o de presión a McCain al presentar su paquete de medidas. "¿Qué tiene de malo que la gente declare sus posturas en año electoral?", cuestionó Sessions.
El líder de la mayoría en el Senado, Harry Reid, demócrata por Nevada, dijo que la propuesta republicana 'se queda muy corta de lo que hace falta'. Los demócratas quieren combinar las medidas policiales con un programa de trabajadores huéspedes y con una forma de solucionar el problema de los 12 millones de inmigrantes ilegales en el país. Pero los demócratas también han empezado a tomar una posición más dura en materia de inmigración. Un estudio confidencial ordenado por el liderazgo demócrata a principios de año los exhorta a usar un lenguaje más duro.
Los demócratas se han concentrado en dar oportunidades a los indocumentados, pero el estudio, redactado por dos grupos de análisis, los exhortó a pronunciarse según lo que más convenga al país y 'exigir' la legalización de los indocumentados.
El republicano John McCain junto con los candidatos demócratas Hillary Clinton y Barack Obama, han respaldado la idea de dar algún tipo de estatus legal a los indocumentados, algo que los conservadores consideran una amnistía.
Edición de esta semana
LA EDUCACIÓN SUPERIOR ES LA CLAVE DEL ÉXITO PARA LOS LATINOS Y PUEDEN RECIBIR ASISTENCIA PARA COMPLETARLA
Sandra Carmona-García, es una Especialista en Educación del Programa TRIO - EOC del Departamento de Educación de los EE.UU., subvencionado por el gobierno federal, diseñado para apoyar a las personas de Arkansas Central interesadas en continuar sus estudios en una universidad o college o en otra institución vocacional / técnica después de graduarse de la secundaría.    / ver más /
Este año el lunes 19 de febrero, se conmemora el Día de los Presidentes, honrándose especialmente a los presidentes George Washington y Abraham Lincoln.    / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El problema con la política es la política. Nos hemos acostumbrado tanto a los partidos políticos concentrándose en algunos asuntos “clave” para cada una de sus ideologías que muchos votantes ya no notan que Washington está ignorando los verdaderos designios del gobierno: los mandatos constitucionales para asegurar la tranquilidad doméstica y promover el bienestar general. Estos designios están siendo infringidos por la prisa de Washington en buscar soluciones económicas que enriquezcan aún más a los políticos codiciosos, a los súper ricos y a los intereses corporativos.   / ver más /